Derechos Humanos, Globo, Mundo, Politika, Reino Unido

Migrantes en Libia: tortura, violencia sexual y esclavitud

Tres cuartas partes fueron testigos de asesinato o tortura y casi todas las mujeres habían sido víctimas de agresiones sexuales. Violación, tortura y trabajo esclavo están entre las realidades cotidianas en Libia para las personas que huyen de la guerra, de la persecución y la pobreza, según un informe nuevo de Oxfam y sus organizaciones socias italianas MEDU y Borderline Sicilia, publicado hoy.

 

tortura dolor pixabayEl informe presenta testimonios desgarradores, recogidos por Oxfam y sus socios, de mujeres y hombres que llegaron a Sicilia, habiendo realizado la peligrosa travesía desde Libia. Algunos revelan como las bandas los aprisionaban en celdas subterráneas, antes de llamar a sus familiares para exigir un rescate por su liberación.

Un adolescente de Senegal relata cómo fue mantenido en una celda repleta de cadáveres, antes de que lograra escapar. Otros hablan de ser golpeados regularmente y pasar hambre durante meses enteros.

Oxfam y sus socios hacen un llamamiento a Italia y a otros países miembros europeos para dejar de buscar las políticas migratorias que previenen a las personas de alejarse de Libia y del abuso que están sufriendo.

El análisis de 158 testimonios de 31 mujeres y 127 hombres, recogido por Oxfam y MEDU en Sicilia, ofrece una imagen impactante de las condiciones que soportan en Libia: todas, excepto una mujer afirman haber sufrido violencia sexual; el 74% de los refugiados y otros inmigrantes comentan haber sido testigos del asesinato y/o tortura de un compañero de viaje; el 84% afirma haber sufrido un trato inhumano o degradante, violencia extrema o tortura en Libia; El 80% dice haberles sido negada la comida y el agua durante su estancia en Libia;  y el 70%,  haber sido atados.

Penny Lawrence, subdirector ejecutivo de Oxfam afirma: “Estos testimonios ofrecen un panorama sobrecogedor de personas desesperadas que han arriesgado sus vidas para escapar de la guerra, la persecución y la pobreza, para luego enfrentarse a una crueldad inimaginable en Libia”.

“El Reino Unido, junto con otros países europeos miembros, han apoyado activamente las iniciativas para limitar las llegadas a Europa, atrapando a refugiados y a otros inmigrantes en un infierno viviente”-añade Lawrence-.

Tort Libia pixabay“Subcontratar, -afirma-, la vigilancia de nuestras fronteras a Libia no es la solución; los países miembros de la UE, incluyendo a Reino Unido, deberían proporcionar rutas seguras para las personas que vienen a Europa, incluyendo el aumentar oportunidades para que las familias de refugiados se reúnan y proporcionar acceso a la equidad y transparencia en los procesos de solicitud de asilo”.

Debido a la carencia de rutas seguras y regulares en Europa para refugiados y otros inmigrantes, la ruta mediterránea central desde Libia a Italia se ha convertido en el mayor puerto de acceso para aquellos que tratan de llegar a Europa. Más de 180.000 personas llegaron a Italia a través de esta ruta en 2016. Más de 95.000 han llegado hasta ahora este año.

Los estados miembros europeos han venido aplicando políticas impidiendo a las personas salir de Libia y así no tener que hacer esto en las costas europeas. Estas acciones exponen a refugiados y otros inmigrantes a sufrimiento y muerte, y debe terminar.

Más información: www.oxfam.org.uk/media-centre

Fotos: Pixabay  – (Traducción de Lidia Pintos Medina)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*