Derechos Humanos, Globo, Mundo, Politika, Reino Unido

La mujer bahreiní, siempre en segundo plano

Sentada dentro de una mezquita, Eisa Umm pide en cada oración que en algún momento sobrevenga la posibilidad de transmitir a su hijo la ciudadanía de Bahrein.

 

La mujer Bahraini - Photo Wikimedia CommonsElla vive preocupada, porque de continuar en la situación actual, le espera un futuro muy difícil. Como cualquier otra mujer bahreiní, Eisa carece     del apoyo legal para pasar su nacionalidad a los hijos, al igual que en otros países del golfo Pérsico y del mundo árabe.

Eisa Umm estuvo casada con un ciudadano de otro país, vivió con él en Arabia Saudita y tenían un hijo, pero enviudó y regresó a Bahrein para estar cerca de la familia.

“Estamos enfrentando dificultades y desafíos, porque a los efectos de la ley, mi hijo es un extranjero”, declaró ella al medio informativo Bahrein Gulf News.

Los ciudadanos bahreiníes gozan de beneficios, como entrega de casas, préstamos, asistencia social, educación gratuita y derecho al voto, pero al carecer de ellos, el hijo de Eisa se encuentra en una situación desventajosa.

La mujer Bahraini Wikimedia Commons 30Trabaja como chófer de autobús, pero rezamos porque no enferme o tenga necesidad de una prestación social”, explicó.

Eisa sabe que en esas condiciones, nunca su hijo tendrá lo suficiente para formar su propia familia, un deseo natural de cada madre.

Para Dorriya, otra mujer de Bahrein, la vida tampoco resultó fácil, pues su hijo de 50 años de edad nunca disfrutó de beneficio alguno por ley, pues su padre de otra nacionalidad, la abandonó sin oficializar los papeles del hijo.

Saba Al Asfoor, activista de la Unión de Mujeres en Bahrein, apuntó que el sufrimiento comienza en el momento en que una mujer de ese país del golfo Pérsico se casa con un extranjero.

“La Constitución estipula claramente que los hombres y las mujeres son iguales, pero aclara que un bahreiní casado con foránea puede transmitir su ciudadanía al hijo y las mujeres no”, acota Al Asfoor.

La mujer Bahraini Wikimedia CommonsUn consultor jurídico del Consejo Supremo para la Mujer de Bahrein, Mohammad al Masri, señaló que el Gobierno está a favor de cambiar esa legislación atrasada, pero es el Parlamento el que debe modificarla.

El consejo trabaja por elevar la condición de las féminas y capacitarlas en lo político, económico y social, aunque solo se prodiga dentro del espíritu y los límites de la Constitución y la ley.

“Corresponde a los jefes del parlamento y a las organizaciones no gubernamentales, convencer a los representantes y diputados de las cámaras alta y baja para apoyar la iniciativa de enmendar la Ley de ciudadanía”, subrayó Al Masri durante un reciente foro sobre la condición de la mujer en Bahrein.

Según el abogado Mohammad Rabi, las enmiendas a la Ley de ciudadanía llegaron al Parlamento, pero aún no se debatieron en su totalidad, solo adoptaron medidas en los sectores de salud, afirmó.

“La Ley de ciudadanía (en Bahrein) data de 1963 y hay necesidad de actualizarla y permitir que las mujeres transmitan la nacionalidad a sus hijos”, expresó el jurista.

La mujer Bahraini - Photo Wikimedia Commons 1Para 2009, las esposas extranjeras de nacionales de Bahrein y niños nacidos de madres y padres extranjeros tenían acceso a los servicios de salud y educación de todos los ciudadanos.

También estaban exentos de pagar impuestos correspondientes a los permisos de residencia.

Según Al Masri, más tres mil 500 niños nacidos de madres de Bahrein y padres extranjeros recibieron la nacionalidad de 2006 a 2014, gracias a un decreto del rey Hamad Bin Eisa Al Khalifa.

Pero el Consejo Supremo para la Mujer considera que la batalla por la igualdad de sexos radica en el Parlamento.

En abril pasado, un comité de la cámara baja rechazó una propuesta para permitir a las mujeres casadas con extranjeros transmitir su nacionalidad a sus hijos.

La mujer Bahraini - Photo Wikimedia Commons 4Contra enmiendas a la ley, se pronunciaron los Ministerios de Relaciones Exteriores y de Defensa, así como el Comité de Seguridad Nacional, cuyos representaron enfatizaron en que el tema de la concesión de la ciudadanía debe ser estrictamente controlada.

En otros países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), como Kuwait, los Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Arabia Saudita se sigue el mismo planteamiento legislativo bahreiní. El sector femenino sigue en un segundo plano en esos países. (PL)

(Fotos: Wikimedia Commons / Labeled for reuse)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*