Cultura, En escena, Los nuestros, Multicultura

Marionetas danzando sobre el agua

Este arte acuático, ligado a la tradición milenaria de la cosecha de arroz, constituye una manifestación especial de la cultura vietnamita que refleja el estilo de vida sencillo y laborioso de los habitantes del país asiático.

 

marioneras puppets wikipediaDuong Bui

 

A partir de la colocación de figuras de madera móviles para espantar a las fieras y a los desastres, surgieron las primeras actuaciones de los títeres acuáticos en el siglo XI.

Ese arte popular llamado “el alma de los campos arroceros” por los franceses, se difundió en zonas rurales para celebrar los buenos resultados de las cosechas.

Gracias a la creatividad de los titiriteros, esas manifestaciones evolucionaron desde una actividad recreativa de las pequeñas comunidades a una representación singular de la cultura folclórica nacional.

Tradicionalmente, las escenas transcurren en estanques o lagunas, en cuyas orillas permanece un teatrillo, hecho de bambú o madera dentro del agua por ser el elemento primordial y vital para la existencia de la vida.

El escenario representa campos arroceros, casas comunales para reuniones, festividades populares y templos dedicados a dioses y antepasados.

Tras el telón, los titiriteros con el agua hasta la cintura ponen en movimiento a las marionetas mediante juegos de cuerdas, perchas o varillas.

El secreto de la manipulación titiritera implica una técnica especial transmitida de generación en generación entre las familias de los artistas vietnamitas.

La destreza convierte a las rígidas marionetas en diversos personajes que representan la vida cotidiana rural, antiguos relatos, leyendas, proverbios escenificados, piezas satíricas y dramas clásicos.

Pese a lo limitado del escenario, los artistas consiguen que los espectadores entren en un mundo mágico y coloreado por amazonas que cabalgan sobre peces, dragones que expulsan fuego y agua, batallas a caballo y danzas de hadas.

Uno de los elementos llamativos de las presentaciones incluye a la música en vivo interpretada con instrumentos tradicionales vietnamitas y las canciones con versos y tonadas populares. Las obras suelen empezar con el bufón Teu, un conocido personaje de los cuentos folclóricos vietnamitas.

El tambor, la flauta, el monocordio, la cítara de seis cuerdas y el sonido de los petardos, muy utilizados en la música tradicional del país asiático, figuran también entre las atracciones del espectáculo. El ritmo de la música en combinación con los movimientos gráciles de las marionetas resulta singular en este tipo de teatro.

A las obras se agregan efectos visuales y la melodía de la música de fondo, con un mínimo de diálogo.

Las marionetas acuáticas pasaron a ser una atracción internacional y con ellas se difunde la identidad cultural vietnamita basada en los vínculos hacia la tierra maternal, la naturaleza, el trabajo y la felicidad. (PL) (Fotos: Wikipedia y Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*