Derechos Humanos, Globo, Latinoamérica, Politika

Tierra y libertad: luchas campesinas vs. mercados libres

Con su crítica a lo sacro de la propiedad privada, el MST y el EZLN crearon sociedades politizadas, alterativas a la corriente dominante. Ir siempre por delante les permite ver lo que les demandará la lucha.

 

pajaro ave libertad noche vuelo pixabay
Foto: Pixabay

Marcella Via

 

A mediados de los años 90, el movimiento de los trabajadores sin tierra y el movimiento Zapatista emergieron para desafiar las políticas neoliberales que amenazaban a las comunidades locales de campesinos y traer nueva esperanza para conseguir un cambio social radical.

Además, el carácter revolucionario de los dos movimientos dependía de su preocupación por la igualdad de género, la reinvención de la cultura indígena y la búsqueda continua de alternativas para radicalizar sus raíces.

“Land and Freedom” es el resultado de varios años de investigación en los que su autor, Leandro Vergara-Camus, llevó a cabo diversas rondas de trabajo de campo en comunidades afiliadas al MST (Movimento dos Trabalhadores Sem Terra) y al EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional).

Según Leandro, ambos movimientos consiguieron salvar a sus miembros de la marginación, convirtiéndolos en ciudadanos politizados conscientes y dispuestos a defender sus derechos.

Lucha accion cleaner fuerza 2 pixabay
Foto: Pixabay

Leandro Vergara-Camus es profesor de Estudios de desarrollo en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de Londres, SOAS (por sus siglas en inglés). Sus áreas de especialización incluyen teorías del desarrollo, economía política del desarrollo, sociología histórica del estado y formación de clases. Su investigación actual se centra en la internacionalización de la industria brasileña del etanol de la caña de azúcar.

Vergara-Camus habló con The Prisma.

“Land and freedom” es un estudio comparativo de dos movimientos campesinos en Latino América que han desafiado la globalización y las políticas neoliberales en esta región. ¿Por qué escogió el MST y el movimiento Zapatista para su libro?

A mediados de los años 90 hubo un periodo de crisis en la izquierda, y la mayoría de la izquierda en todas partes no tenía ningún tipo de experiencia positiva de la que hablar. Luego, en 1994, aparecieron los Zapatistas y trajeron esperanza desde el punto de vista de un cambio social radical posible y propusieron una estrategia diferente para este cambio social. El MST era la comparación más evidente, ya que durante estos mismos años llevó a cabo ocupaciones masivas de grandes propiedades, estuvo envuelto en marchas y en sentadas en los edificios del gobierno; fue uno de los actores principales involucrado en el Foro Social Mundial. Por lo tanto, el MST también era un movimiento que levantaba muchísimo interés.

Huber campesino colombia pixabay
Foto: Pixabay

¿Cuáles son las mayores diferencias que ha encontrado entre estos dos movimientos?

Bueno, la diferencia más evidente entre los dos movimientos es el carácter étnico, el carácter indígena de los Zapatistas. Los Zapatistas utilizaron y reinventaron la cultura indígena para su lucha. Así, por ejemplo, recuperaron el ejido como una forma igualitaria para organizar la comunidad, pero desafiaron la forma en la que el ejido funcionaba bajo el estado mexicano post-revolucionario. Por ejemplo, en una asamblea del ejido solo la gente que tiene títulos de propiedad tiene voz y se les permite votar. Esto significa que la gente que no posee ninguna propiedad no tiene voz dentro de la asamblea. Los Zapatistas lo han desafiado y han reformado el propio ejido porque reconocieron que era una forma de organización limitada.

La lucha por la autonomía continua en México a día de hoy. Esto les da a los Zapatistas una dimensión distinta, ya que su lucha también tiene que ver con el control de los recursos naturales, con el control sobre el tipo de desarrollo que quieren en su territorio. También tiene que ver con los derechos culturales, la capacidad de tener su propio sistema educativo, su propio sistema judicial. Así pues, esto les hace muy diferentes a la experiencia con el MST, ya que la principal lucha del MST no es necesariamente por el control de los recursos naturales; es por la tierra para la agricultura.

Huber campesino colombia 3 pixabay
Foto: Pixabay

Gran parte de su libro es sobre el trabajo de campo que realizó tanto en Brasil como en Chiapas. ¿Han evolucionado ambos movimientos a lo largo de su lucha?

A lo largo de su existencia han pasado por diferentes etapas en referencia a sus estrategias respecto al estado y los partidos políticos, en particular en el caso de los Zapatistas. Los zapatistas emergieron durante un proceso de lucha por la democracia en México.

Así pues, a la vez que los Zapatistas proponían un proyecto radical de transformación social, estaba el PRD (Partido de la Revolución Democrática) que proponía una opción electoral más convencional que trataba de reformar el estado a través de medios electorales y ganando acceso al estado.

Los Zapatistas habían aceptado estas dos formas de transformación desde 1994 hasta 1197-1998.

Sin embargo, decidieron interrumpir cualquier tipo de negociación y cooperación en sus diálogos con el estado Mexicano. Alrededor del año 1998, también decidieron que el camino electoral no era realmente viable para la transformación social de México y pararon completamente cualquier tipo de colaboración con los partidos políticos al verlos básicamente como más o menos corruptos encabezando cambios muy limitados. No se habían movido de esta postura hasta hace muy poco tiempo, cuando decidieron presentar a una mujer indígena como representante del pueblo indígena a través del CNI (Congreso Nacional Indígena) para la Campaña Presidencial actual.

caballos mexico hombres latinoamerica pixabay
Foto: Pixabay

En términos de organización, los Zapatistas han sido capaces de consolidar su dominio en un territorio mucho mayor que su territorio original, que era, básicamente, un rincón en la selva Lacandona. Ahora, tienen más o menos presencia en la mitad del territorio de Chiapas, prácticamente en regiones dominadas por indígenas.

¿Y sobre el MST?

El MST también ha ido evolucionando; sus miembros han ido cambiando. En la primera oleada en los años 80, el MST era fundamentalmente un movimiento de trabajadores rurales de origen campesino. Sin embargo, en los años 90 mucha de la gente que se unió a ellos no tenía tanta relación con el mundo campesino.

Muchos de sus miembros habían sido trabajadores rurales durante un largo período de tiempo e incluso muchos habían vivido en favelas durante varios años. Así pues, los miembros del movimiento se volvieron mucho más urbanos en los años 90.

El MST es un movimiento que siempre está por delante, observando lo que la lucha les requerirá. Uno de los problemas que tuvieron durante las negociaciones con los oficiales del estado, por ejemplo, fue que no tenían conocimientos técnicos. Entonces, empezaron a formar a sus miembros. Crearon escuelas. La más importante es la “Escola Nacional Florestan Fernandes”, donde enseñan a sus líderes e incluso invitan a líderes de otros movimientos latinoamericanos. Han establecido acuerdos con universidades.

Dia de los muertos altar @ Zapatista in Chicago. Amy Guth – Flickr. bit.ly/2vzNtMA

La última vez que fui en 2009, estaban formando a sus líderes en derecho, política y geografía rural. Estas personas se convertirán en líderes con estudios universitarios y serán capaces de negociar cara a cara con los oficiales del gobierno.

De esta manera, el MST ha abierto un proceso de profesionalización de sus líderes. Lo que también era interesante del MST es que eran capaces de beneficiarse constantemente de las nuevas oleadas de líderes radicalizados que habían formado parte del proceso de ocupación de las tierras.

¿Cuáles son los éxitos de ambos movimientos?

Para mí, uno de los mayores éxitos es lo que consiguieron hacer con los miembros de los movimientos. Las personas que están constantemente marginadas por la sociedad tienden a pensar de sí mismos que no son lo suficientemente buenos o que tienen el autoestima muy bajo y creen que no tienen derechos. Estos movimientos cogen a estas personas y las transforman en ciudadanos críticos con la política y con el estado y saben que el estado tiene que responder a sus peticiones y a sus necesidades. Se han convertido en ciudadanos que se unirán a la movilización contra las políticas del estado. Han politizado a las personas y han creado comunidades politizadas. Han creado sujetos políticos.

Land and rev Mexico zapatista Wikimedia Commons
Foto: Wikimedia Commons

Esto se puede percibir con facilidad al ir a una comunidad o a un campamento del MST. Hablas con las personas y la manera en la que entienden la política, la manera en la que entienden la movilización es increíble. Y continúan utilizando esa fuerza colectiva, incluso después de conquistar la tierra. Son comunidades que muy a menudo son más cohesivas, se involucran en todo tipo de prácticas solidarias entre ellos. Han construido un estilo diferente de comunidad que es realmente alternativo al de la sociedad actual.

(Traducido por Mariàngels Marcet- Email: mariangels.trad@gmail.com)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*