Multicultura, Perfiles

Pablo Ferrer: “Soy como un caracol. Mi casa está donde yo estoy”

Inglaterra le brinda la opción de vivir y de aprender inglés. Admite que ha tenido la suerte de no haber sido rechazado ni desplazado en ningún momento.

 

 casa ventana jardin mitico surreal pixabaySonia Gumiel

 

Se mudó a Inglaterra hace dos años y siete meses, es licenciado en Humanidades y especialista en economía archivista y documentación.  Ahora vive una nueva experiencia en Reading.

El detonante de venir a Londres fue la reducción de los salarios en España, aunque su mayor interés era, y es, el aprendizaje de la lengua inglesa. “Un  nivel aceptable de inglés no es posible alcanzarlo en España”. En 2012  tuvo un primer contacto con tierras inglesas en Watford, pero todavía no era el momento de inmigrar.

La opción de Reading se presentó cuando una amiga de su pueblo en Castellón, le ofreció alojamiento durante sus primeros días de estadía en esta pequeña ciudad inglesa.

Fue esta una forma de conocer un nuevo lugar. Pablo prefiere las ciudades más pequeñas, y como medio de transporte la bicicleta, sobre todo en las horas puntas.

mano pare stop multicultural diverso pixabaySu primer trabajo fue como jardinero en la residencia de ancianos donde trabaja su casera. Al principio le ofrecieron seis horas a la semana, pero  luego una agencia de trabajo le brindó la oportunidad de trabajar quince horas semanales.

Luego comenzó puesto como camarero…

Por ello, puede decirse que Ferrer ha ido descubriendo ocupaciones diferentes a las de archivo y agricultura, que eran las que hasta entonces él conocía.

Él es inmigrante y lo acepta. Y ha tenido la suerte de que en ningún momento se ha sentido ni rechazado ni desplazado. Si en alguna ocasión lo ha percibido, no lo atribuye al  concepto del Brexit, ni al contexto en el que los inmigrantes viven en el Reino Unido.

No. Ferrer lo atribuye más a la manera de ser del inglés, a la misma sociedad inglesa que intenta recuperar esos sectores industriales y primarios, que han ido perdiendo con la globalización.

Pretenden que con toda esta propuesta se reconstruya nuevamente el esplendor del Estado inglés pero esto no es real. Esta situación política la vive de forma mediática como una noticia importante que va a afectar a lo que es el entorno de la Unión Europea. Como el primer desmembramiento de una estructura.

beyoond modernism pixabayEn este momento Inglaterra le ofrece aquello que buscaba: aprender inglés y poder vivir. Estos objetivos están siendo cumplidos. No sabe si quiere seguir viviendo aquí.

Realmente se considera como ‘un caracol’: su casa está donde él está.  En estos momentos Reading es un lugar circunstancial y su deseo es seguir moviéndose.

“Puedo trabajar en España pero no podría aprender inglés”. En España ya sabe lo que hay. Moviéndose siempre descubre algo nuevo. El Brexit no le preocupa, si el gobierno inglés le pide salir del país, ellos sería la excusa perfecta para irse a otro lugar. De ser así, elegiría otro país de lengua Inglesa como Irlanda, o tal vez Malta, donde el tiempo es más agradable. Al fin y al cabo él es como un caracol, su casa está donde él está.

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*