En Foco, Europa, Globo, Opinión

Cataluña y el golpe a la democracia

El primero de octubre la región vivió uno de los peores momentos en la historia reciente del país. El derecho a ejercer el voto y a manifestarse fue truncado, provocando una ruptura social que parece imposible solucionar.

 

Cataluña Wikimedia Commons 4Juanjo Andrés Cuervo

 

Soy un español que no vivió la época de la dictadura y siempre he sido partidario de una España unida, de la democracia real.

Desde hace más de tres años vivo en Londres y observo, con una mezcla de tristeza y rabia, diversas situaciones que amenazan con derrocar un legado de libertad que nos acompañó desde la muerte de Franco. También siento algo de frustración, pues aquí he sido testigo de muchas protestas contra el gobierno del Reino Unido,  en las que se ha respetado el derecho a manifestarse de manera pacífica. No hace demasiado tiempo, España comenzó a surgir de una oscuridad que la había asolado desde el comienzo de la Guerra Civil, y que dejó miles de muertos y una sociedad destrozada.

Durante casi 40 años, la dictadura destrozó las posibilidades con las que muchos soñaban, y parte de la población emigró para salvarse de un destino que se antojaba caótico.

Por ello, la caída del gobernador Franco en 1975 supuso el final de la pesadilla, y una palabra comenzó a extenderse de manera unánime por el país: democracia.

Cataluña Wikimedia CommonsUna de las regiones que más agradeció el comienzo de esta transición fue Cataluña, que recibió su propio parlamento con amplia autonomía, aquella que perdió tras la dictadura en Barcelona en 1939.

Pero tras los recientes acontecimientos, parece que la brecha entre la región y el gobierno español se ha abierto de manera definitiva.

Allí y durante la celebración del referéndum sobre la independencia, miembros de la policía nacional atacaron a los manifestantes, usando pistolas de goma y golpeando con porras. Estas imágenes se hicieron virales en el continente.

Gobernadores de países como Escocia y Bélgica, y en el reino Unido, el parlamentario Jeremy Corbyn, condenaron la violencia ejercida por los miembros de seguridad estatales.

El 1 de octubre

Al ser una fecha señalada como el día en el que los catalanes depositarían el voto para elegir su destino, inevitablemente gran parte la sociedad española estaba expectante sobre lo que sucedería durante la celebración del referéndum.

Todo se vivió en medio de una situación tensa, donde los independentistas afirmaban sufrir los abusos del gobierno español. Muchos aún recuerdan el régimen franquista, donde la prohibición del catalán hizo mella en la región. Y aseguran haber entregado más al gobierno español de lo recibido.

Cataluña Wikimedia Commons 2Teniendo en cuenta los argumentos de quienes desean independizarse de España, lo cierto es que Cataluña, y especialmente Barcelona, es una de las regiones más industrializadas y ricas del país.

Por otra parte, quienes están en contra de la separación de Cataluña y España explican que la Constitución de 1978 declara ilegal la obtención de independencia por parte de cualquier región del país.

Historia de una crisis

Actualmente, 7,5 millones de personas habitan la región catalana, zona que, desde el siglo XIX, ha visto un auge respecto al sentimiento de identidad de sus pobladores.

En aquellos tiempos, el catalán revivió como el lenguaje de la literatura, y la comunidad empezó a realizar campañas para obtener autonomía política, e incluso se hablaba de separatismo.

Cataluña Wikimedia Commons 3Recientemente y tras la crisis global de 2007, la situación en España empeoró y las pugnas volvieron a comenzar.

Tres años después, la corte constitucional española estableció límites contra la propuesta catalana de independizarse. Ante ello, muchos catalanes protestaron y culparon al gobierno de Zapatero por la expansión de la crisis.

En 2014 se realizó una elección informal respecto a la independencia de España, donde el 80% votó por el “sí”. Por ello se planeó un referéndum para octubre de 2017.

Un referéndum que se vivió con dolor, temor y rabia y que, según las autoridades, dejó cerca de 900 manifestantes heridos en el transcurso de la jornada, y una nación que vuelve a sentirse destrozada.

(Fotos: Wikimedia Commons)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*