Derechos Humanos, Globo, Latinoamérica, Politika

Más allá de los narcos (5): Las autodefensas y la desaparición de la resistencia

La desaparición de los miembros del movimiento está permitiendo que se formalice bajo el nombre de “fuerzas rurales”. Las personas y su voluntad de resistir en Michoacán se están desvaneciendo por esta nueva fuerza policial

 

Narco Cocaina droga crimen pixabay muerte 2Marcella Via

 

El último caso de esta serie está relacionado con la desaparición forzada de 10 miembros del “Movimiento de Autodefensa” de Michoacán.

El movimiento se inició en Tierra Caliente, donde las comunidades rurales decidieron defenderse de la violencia presente en el territorio.

Dos causas principales del inicio del movimiento son el alto nivel de violencia perpetuada por el cartel de “Los Caballeros Templarios” y la ineficiencia de las autoridades estatales de ofrecer seguridad social.

En este escenario, el movimiento se expandió rápidamente en Michoacán, y eliminó la presencia del cartel en las áreas que controlaban.

Aunque el movimiento recibió inicialmente apoyo del gobierno federal, este mismo luego lo desafió, ya que detuvieron a miembros del movimiento y se ha aumentado la presión para se formalice el movimiento bajo el nombre de “policía rural”.

De hecho, la policía había debilitado el movimiento de distintas formas. Y mientras detuvieron a Mireles, líder del movimiento, bajo la acusación de posesión de drogas y armas ilegales, desaparecieron 10 miembros de la Autodefensa bajo lo que las autoridades locales definieron como “circunstancias misteriosas”.

Narco Cocaina droga crimen muerte pixabayLos miembros del movimiento salieron para efectuar una operación en Apatzingán. Viajaban en cuatro camiones que se identificaban con el logo de las “fuerzas rurales”.

Solo uno de los camiones volvió y los miembros de la policía rural no pudieron explicar a los familiares de los desaparecidos lo que había sucedido con ellos. Solo dijeron que los jóvenes habían sido víctimas de una emboscada.

El día siguiente, el lunes 24 de noviembre de 2014, dos de los desaparecidos, el comandante Gerardo Serafín y Nicholas Serafín, aparecieron degollados. Los familiares de las 10 víctimas, junto a otros miembros del movimiento social, señalaron conexiones entre los miembros de las fuerzas rurales que viajaban con los desaparecidos, las autoridades locales y el cártel.

La desaparición forzada de los miembros de “las autodefensas” es relevante ya que el movimiento representa una discrepancia en la narrativa de la guerra contra el narcotráfico.

Esto se debe a que el movimiento inicialmente tuvo éxito en la defensa de la población en las áreas que controlaban, lo que resaltó la ineficacia de las autoridades locales y del gobierno federal en su lucha contra los narcos.

crime miedo pixabayAsimismo, la desaparición de los miembros del movimiento puede ser vista como una represión de ello, para dejar espacio para la formalizada policía rural controlada por el estado.

En este contexto, es importante resaltar que los periódicos principales no informaron sobre este caso de desaparición forzada. En cambio, los medios de comunicación independientes como “Animal Político” y “La Vanguardia” documentaron esto y acentuaron las lagunas en la versión que ofrecieron las autoridades locales. También entrevistaron a familiares de los desaparecidos y describieron la presión que ejercen a los órganos del estado para conseguir justicia. El silencio de los medios de comunicación sobre la desaparición de los miembros del movimiento puede ilustrar la subordinación inherente de los periódicos principales a las élites políticas, puesto que el gobierno intentó acabar con el movimiento repetidas veces.

En cambio, la información en los medios de comunicación se ha canalizado hacia la detención de Mireles por posesión de armas y drogas ilícitas.

En los artículos escritos sobre el tema es posible encontrar un claro intento de criminalizar al líder, ya que no se cuestionan las imputaciones de la detención.

La falta de documentación de la desaparición de los miembros del movimiento, junto a la criminalización de su líder, se puede entender como un intento de socavar la relevancia de las autodefensas por parte de los medios.

muerte calavera libros mal pixabayEl eclipse de los casos de desaparición forzada de los miembros del movimiento, junto a la criminalización general de su estructura plantea un desafío para la sociedad civil de emerger y resistir. De hecho, los familiares ofrecieron un intento de crear conciencia sobre el caso, culpando directamente a la policía federal por la violación.

Sin embargo, los esfuerzos siguieron siendo insignificantes. Esto sucede principalmente porque solo los medios de comunicación independientes prestaron atención al caso. Por lo que se ha documentado, los familiares se movilizaron presionando a las autoridades locales y ocupando las calles. Sin embargo, no hay información relacionada con la progresión de sus esfuerzos.

Los medios de comunicación demostraron ser una herramienta poderosa para desacreditar la resistencia de las políticas narco mexicanas y los abusos relacionados con ellas.

Si los medios de comunicación continúan fallando al ofrecer información importante, los casos sistemáticos de represión política que están teniendo lugar en el país continuarán ignorándose y se eclipsará la movilización social para resistir esta práctica.

(Traducido por: Julio César Ruiz Jiménez)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*