Cultura, En Foco, Opinión, Páginas

Luchando con Gerry Adams

Gerry Adams, 69, ha anunciado su retiro como presidente del Sinn Féin  –el único partido político insular de Irlanda – y este momento histórico en las relaciones modernas entre la República de Irlanda, Irlanda del Norte y Bretaña generalmente se ha encontrado con un silencio sepulcral por los que están al poder.

 

Sean Sheehan

 

A Gerry Adams no le importa. Se ha visto en casos mucho peores.

En 1977 fue liberado de la cárcel después de cumplir

una sentencia de cinco años por cometer el “crimen” de intentar escaparse del internamiento: encarcelamiento sin juicio ni cargos. En menos de un año fue arrestado de nuevo.

En 1883 fue elegido como Miembro del Parlamento por la zona oeste de Belfast y, de acuerdo con la política del Sinn Féin, se negó a sentarse en las Casas del Parlamento. El año siguiente fue disparado y seriamente herido y por un grupo paramilitar. La inteligencia británica se confabuló con tales grupos como parte de su guerra con el IRA.

La voz de Gerry Adams no podía ser retransmitida e incluso cuando simplemente hacía declaraciones como presidente del Sinn Féin sus palabras eran leídas por actores en televisión y en la radio.

Gerry Adams – Photo Wikimedia Commons

Adams trabajó duro para asegurar un acuerdo de paz entre Bretaña y el IRA y finalmente ello condujo al Acuerdo de viernes santo y al fin del conflicto armado por parte del IRA. Más que cualquier otro individuo, a excepción de Martin McGuinness, Adam era responsable de llevar la guerra a su fin.

Lo que no acabó fue la lucha por una Irlanda unida y por una igualdad económica y cultural de la Isla de Iralnda. “Never give up” (Nunca te rindas) es un título apropiado para una selección de escritos suyos a lo largo de los años de lucha que todavía continua a día de hoy.

La selección abarca lógicamente su vida política en Irlanda y, mientras algunos de los escritos tratan sobre asuntos realmente serios, su estilo a la hora de escribir es relajado y considerado. Hay “asuntos sin terminar” que gestionar y la clase dirigente irlandesa, dice, “lo sabe y lo teme”.

Él deja clara su postura: “Una Irlanda unida significa la unidad de las personas de esta isla, incluyendo aquellos que se consideran británicos”. Su lucha es por la igualdad y por una sociedad basada en los derechos.

Sinn Fein Advice Centre en Irlanda del Norte – Foto Wikimedia Commons

También encontramos ligeros toques en este libro que proporcionan al lector destellos de un tipo particular con sentido del humor. Le encantan los perros, le gusta la lluvia, habla gaélico (lo aprendió en la cárcel) y, aparentemente, va a la iglesia.

Atribuye su debilidad por  la lluvia a sus años al cargo en Belfast;  llevar capucha o una gorra le permitía tan necesitado escondite de las patrullas armadas británicas por la calle.

Resulta que Gerry Adams planta árboles. Recoge semillas y las planta hasta que ya están listas para regalar a sus amigos o darles como símbolo de amistad. Durante reuniones muy potentes en Washington y en Londres, encontró tiempo para pasear por los jardines y guardarse semillas de los árboles.

Las de la Casa blanca no crecieron, pero las de la calle Downing, dice, están “luchando”. Tal y como el propio hombre.

Never give up”, de Gerry Adams, publicado por Mercier Press.

(Traducido por Mariàngels Marcet)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*