Cultura, Los nuestros, Multicultura, Música

Diego Carneiro de Oliveira: Equilibrio y amor con cada frase musical

Disciplina, perfeccionismo y el compromiso de ayudar a jóvenes en situación de pobreza o exclusión social de Ecuador, Venezuela, Cuba y Colombia, son rasgos de este violonchelista brasileño, fundador de Amazonart y quien estuvo recientemente de gira por Europa.

 

Diego Carneiro – Foto Fundacion Teatro Nacional Sucre

Juan Galbete

 

Pasar unas horas con Diego Carneiro de Oliveira es como presenciar uno de sus conciertos. En el momento más irrelevante del día uno puede verlo intenso y concentrado como cuando dirige a sus músicos o ejecuta su chelo.

Siempre intenta ser perfeccionista en todo lo que hace y realizar cada paso con rapidez y precisión, con mesura y ritmo. Una pincelada sobre su currículo muestra un talento precoz y una energía envidiable. Solista en 2006 en el concierto de la BBC Proms en el Royal Albert Hall, Diego ha afinado su talento natural en las escuelas más prestigiosas de música de medio mundo. Además, ha participado y creado documentales sobre música.

En 2009 inició el proyecto Amazonart, una organización sin ánimo de lucro que lleva a cabo proyectos musicales y sociales en las regiones andinas y del Amazonas y en los que participan músicos de todo el mundo. En 2016 creó la Orquesta Joven de Ecuador, un proyecto musical para ayudar a jóvenes que viven en situación de pobreza o exclusión social de Ecuador, Venezuela, Cuba y Colombia.

Diego habló con The Prisma sobre de su música, sus estudios y sus proyectos futuros.

Foto Teatro Nacional Sucre

Recientemente, un periodista ecuatoriano lo describió como ´el Dudamel brasileño´, ¿cómo lo hace sentir un halago así?

​Me inspira a seguir con el propósito de crear música de calidad y motivar a la nueva generación de músicos. Aparte de un gran elogio es una responsabilidad enorme, porque Duda es un artista que ya ha entrado en la historia como uno de los más destacados músicos. Creo que esta comparación también está relacionada con la calidad del trabajo que me propongo conseguir. Por otro lado, sabemos que no es fácil promover la música y una comparación así nos ayuda a crecer, aunque siempre con mucho trabajo.

El violonchelista británico Steven Isserlis estuvo presente en su último concierto en Londres ¿Cómo se sintió ante su presencia?

​Fue una mezcla de mucha presión e inspiración. Además, Steven se sentó justo en la primera silla. Él es padrino de Amazonart, y en ese sentido su presencia nos ayuda a valorar nuestro trabajo y a seguir hacia delante. ¡Fue una gran sorpresa!

Usted parece muy perfeccionista y metódico y está involucrado en dos grandes proyectos, además de los viajes y la organización de conciertos. ¿Resulta difícil seguir este ritmo de trabajo?

​¡Es casi imposible! En nuestra profesión, más aún como concertista, tenemos que buscar el ideal de perfección y cualquier detalle es poco. Siempre busco en cada nota un detalle para mejorar la composición. Intento mantener un equilibrio entre todas las actividades, pero resulta siempre complejo porque no tenemos fondos para contratar personas que puedan administrar los proyectos. Espero que un día tengamos un gran equipo y que pueda dedicarme solamente a la música.

Foto Concierto en el Festival de Música de Paraty, Brasil

El repertorio de su último concierto en Londres incluye una pieza de Bach, una propia y cinco de compositores latinoamericanos. ¿Están sus influencias musicales marcadas más por la tradición latinoamericana o la europea?

Nací en la región amazónica de Brasil, mi padre es gaucho, y estudié música clásica en Europa, así que pude escuchar y absorber muchas tradiciones distintas. Pero en el fondo, mi educación es clásica. Todo lo que he desarrollado se lo debo a la tradición de la música clásica, pero, al mismo tiempo, todo el corazón que le pongo se lo debo a la fuerte energía brasileña.

¿Necesita más tiempo para crear su música, estudiar y componer?

​Sí. Desde este mes de diciembre me dedicaré intensivamente al chelo y quiero grabar un CD con composiciones inéditas para el próximo año. También realizaré conciertos como solista con orquestas en Europa.

Estudió hipnosis clínica. ¿Cómo está relacionada esta disciplina con la música?

​La hipnosis es un estado alterado de la mente y la música te lleva a ese estado. Tenía 25 años cuando estudié hipnosis clínica y lo que buscaba era comprender el inconsciente, el ser humano, porque allí también reside la música, así como sus procesos de inspiración, de aprendizaje y enseñanza.

Foto Fundacion Teatro Nacional Sucre

También participa en el programa Live Music Now, creado por el ya fallecido violinista y director de orquesta, Sir Yehudi Menuhin.

Live Music Now tuvo gran impacto entre un público con desventajas psicofísicas. Desde hace más de 30 años es un proyecto que ayuda a diversos hospitales e instituciones donde la música no llegaba. Antes de empezar a tocar el violonchelo mi familia me llevaba a visitar asilos y hospitales. Esta práctica se intensificó cuando empecé a tocar porque percibí que el regalo de la música también es una cura que aún no se utiliza en los métodos de medicina tradicional. El consuelo y la energía que la música transmite al paciente funcionan como un catalizador de emociones.

Fundó Amazonart hace 8 años, proyecto en el cual participan músicos de todo el mundo. ¿En qué consiste?

​Amazonart es un programa de música que busca unir fronteras, culturas e iniciativas para apoyar a jóvenes músicos. El intercambio cultural, voluntariado, promoción de conciertos y talleres son procesos que Amazonart desarrolla para mantener viva la música clásica, inspirando a un público que nunca ha tenido la oportunidad de escuchar un instrumento. Llevamos la música a lugares donde hay conflictos violentos de distintos órdenes. ​Por ahora han sido más de 10 mil niños los que han disfrutado nuestros conciertos, cursos y charlas musicalizadas en más de diez países.

Foto Juan Lincango en Favela La Maré en Rio de Janeiro

La Orquesta Joven de Ecuador se inició el año pasado, ¿cuáles fueron sus motivaciones para iniciar este proyecto?

​La orquesta es ​fruto de un programa de Amazonart con jóvenes talentos de distintas nacionalidades (Colombia, Venezuela, Cuba, Ecuador) con escasa experiencia y pocas oportunidades. Ecuador es un país multicultural, muy diverso, y mi deseo fue impulsar la carrera de músicos jóvenes. En mis primeros conciertos en Ecuador los jóvenes talentos me buscaban para darles clases, muchos sin recursos, así que decidí que la mejor manera de enseñar era trabajando en equipo.

Amazonart generó una marca y nos motivó para crear un modelo parecido. Ahora intentamos innovar con la idea de formar a los nuevos músicos como concertistas. La orquesta empezó de una necesidad. Nuestro primer concierto fue después del terremoto de Ecuador en 2016. A poco de empezar ya habíamos dado más de 40 conciertos, charlas y talleres. Hicimos historia ofreciendo el primer concierto de una orquesta joven en la Amazonía ecuatoriana.

La orquesta es una iniciativa independiente y tiene una campaña de crowdfunding para este proyecto. ¿Es difícil encontrar financiación para sus proyectos?

Es muy difícil. Solo logramos financiación puntual y mucho es voluntariado. Después de la experiencia de Brasil, donde conseguimos alguna ayuda desde plataformas privadas y algo de instituciones públicas, nuestro desafío es más alto y queremos viajar a Europa el próximo año. Por eso hemos lanzado en Europa la campaña Help us to fly.

Foto Teatro Nacional Sucre – Ecuador

¿Cuál es su filosofía cuando enseña música a los jóvenes?

Les transmito que, como músicos, tenemos una responsabilidad, pero también la alegría de aprender y tocar música.

Les digo que somos servidores y no estrellas, que necesitamos trabajar para ayudar a mejorar el mundo. Disciplina y amor con cada frase musical

Todo indica que su relación con el periodista Mark Richards ha sido muy fructífera. ¿Tiene con algún proyecto en mente?

​Después de haber realizado con él un documental en 2002, “Music of the rain forest“, estamos pensando en crear otro, pero esta vez con Ecuador como escenario.

Después de Londres ha visitado otras ciudades de Europa ¿qué hizo en esta gira?

Visité varias ciudades suizas y alemanas, París y Barcelona. Ha sido una gira de conciertos diplomáticos organizados por Ecuador y Brasil para generar vínculos para realizar conciertos el próximo año en Europa. También promocioné mis proyectos con el objetivo de sensibilizar a instituciones y al público para que colaboren y apoyen a los jóvenes ecuatorianos con sus estudios de música.

Share it / Compartir:

2 Comments

  1. Laura Loaiza de Patiño

    Felicitaciones Diego, estupendo articulo para darse cuenta de toda tu encomiable labor en pro de la musica y sobre todo dedicando tu talento, sin fines de lucro, para formar a chicos jovenes y valiosos, sin recursos para recibir educacion musical. Dios te premiará tu generosa acción dando los frutos que mereces..
    Espero verte pronto por Ecuador regalandonos tus bellos conciertos.

  2. Jytte Kjellerup Nacht

    What a wonderful article, Diego.
    Absolutely deserved. You are are doing a grand job!
    When do we see you in Brazil again? Next time you must meet my friend, Pablo Tuffano, who works with hipnosis.
    Beijos

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*