Diálogos Críticos, En Foco, Opinión

Perú en la encrucijada: en curso golpe de estado fujimorista contra PPK

El dilema que afrontamos los peruanos en la coyuntura actual es democracia o dictadura. O sea, el peligro de que el fujimorismo – un movimiento que nunca fue afecto a la democracia – se apodere de todos los poderes del Estado y con ello se institucionalice la impunidad de los actos de corrupción cometidos por el Fujimorismo y sus aliados, el APRA, con Alan García a la cabeza.

 

Keiko Fujimori. Foto Wikimedia Commons

Claudio Chipana

 

Para que ello ocurra está claro que el plan A pro-fujimorista es vacar a PPK como paso primero. Por lo tanto la “vacancia presidencial” es una consigna fujimorista para dejar acéfalo el gobierno y copar con facilidad los otros poderes del Estado incluyendo al Consejo Nacional de la Magistratura y al Tribunal constitucional. El peligro que representa el fujimorismo reside en el hecho de su conducta autoritaria en el Congreso aprovechando su mayoría. Un autoritarismo evidenciado desde la década de los 90 con el autogolpe perpetrado por Alberto Fujimori.

También se evidencia en el total irrespeto de la fiscalía que días atrás quiso allanar dos locales fujimoristas por una sospecha de doble contabilidad, pero 9 congresistas fujimoristas intimidaron y obstruyeron la labor del fiscal.

Todo esto de la “Vacancia de PPK ” es en realidad un distractivo, una cortina de humo para impedir una investigación a fondo de Keiko Fujimori por un presunto delito de lavado de activos en el caso Odebrecht. Marcelo Odebrecht había anotado en su agenda ” aumentar Keiko para 500″, o sea 500 mil dólares para la campaña electoral de Keiko Fujimori.

Autoritarismo en el Congreso, desprecio del principio de la Independencia de poderes, además de los fuertes indicios de delitos de lavado de dinero. Todo ello explica la razón por la que el fujimorismo intenta derribar a la Fiscalía y al Tribunal constitucional, apoderarse de estos órganos para manejarlos a su antojo. Así lo denunció Verónika Mendoza, lideresa de Nuevo Perú.

La ” vacancia” del presidente no es más que un ropaje de la verdadera intención de dar un golpe al estilo Brasil contra Dilma o en Honduras contra Zelaya. El objetivo último del fujimorismo lograr la impunidad de todos sus delitos y lograr la amnistía del reo Alberto Fujimori.

El golpismo institucional recorre América latina. El Fujimorismo y su aliado el APRA son enemigos de la democracia, de la transparencia, y la independencia de los poderes del Estado. Son los principales propulsores del modelo neoliberal que alimenta la corrupción en el país.

Pedro Pablo Kuczinsky, presidente del Perú, viene siendo investigado por el caso de corrupcion Lava Jato .

Nadie puede oponerse a que sea investigado y que se aplique el debido proceso. Pero otra cosa diferente es el uso autoritario de la mayoría congresal de parte del fujimorismo y del APRA y ahora sorprendentemente con el apoyo del Frente Amplio del cura Arana para dizque “vacar” a Pedro Pablo Kuczinsky utilizando el método del “caballazo”.

No es cuestión de que se “vayan todos”, sino es cuestión de frenar a los golpistas. Tampoco es cosa de solo pedir la vacancia presidencial, pues la investigación al presidente de la república exige la aplicación del debido proceso respetando la independencia de las instituciones.

Defender la institucionalidad democrática no es defender a PPK. En verdad él es quien debería hacer más méritos de defensa de la democracia.

Si PPK es hallado culpable luego de un debido proceso tendría que irse. Luego habría elecciones generales.

Pero el pueblo ya está en las calles denunciando el golpe de Estado fujimorista. Está en las calles para denunciar la corrupción que campea en prácticamente todas las instituciones de la República. Está en las calles para impedir que Keiko Fujimori quede impune de los delitos de los que se le acusa.

La consigna que corresponde a los sectores populares, progresistas, y de izquierda no es , entonces, ni la defensa cerrada de PPK, pues tiene que probar su inocencia, pero de modo principal, es la movilización popular contra el intento golpe de Estado institucional del fujimorismo. Asimismo, la exigencia de una nueva constitución.

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*