En Foco, Globo, Opinión, Reino Unido

Las consecuencias sicológicas del Brexit

Los niveles de ansiedad, miedo e incertidumbre generados por el referéndum han afectado a diversos grupos en el Reino Unido. Desde el día después de la votación hasta ahora, el temor a un futuro desconocido afecta la cabeza de muchos. Grupos de ayuda y contención sicológica para latinos inmigrantes dan cuenta del fenómeno.

 

Miedo 3 pixabayMarcos Ortiz F.

 

Consecuencias sobre el empleo y la inflación, sobre las cifras de migración neta y sobre la imagen del país en el extranjero. Muchos factores se han analizado tras la decisión de los británicos de abandonar la Unión Europea.

Pero, claro, todo gran cambio afecta también el aspecto emocional de los individuos, y es lo que a todas luces sucede con el Brexit en las cabezas de millones de británicos y –particularmente– de los inmigrantes residentes en la isla.

En un país acostumbrado a las lluvias y los cielos grises se había posado una tormenta perfecta. De un día para el otro el Reino Unido se encontraba con un Primer Ministro renunciado, la libra a niveles no vistos dese 1985 y estados de incertidumbre que ni los favorables al Brexit lograban contener.

El desconcierto absoluto llevó a situaciones impensadas. Las autoridades debieron hacer llamados para dejar de solicitar pasaportes irlandeses con el fin de mantener el vínculo con la Unión Europea. Otros, para intentar aplacar la incertidumbre, buscaron cuanto antes un enemigo –el voto de los adultos mayores, los conservadores, el desconocimiento– para descargar sus emociones. Los especialistas no tardaron en hablar de una “crisis de salud mental”.

noche soeldad horror miedo pixabayUna semana después de la votación, el profesor Martin Milton, de Regents University London, señalaba que muchos se sentían “asustados, confundidos, contundidos y heridos”. Desde la Mental Health Foundation agregaban una mezcla de shock y rabia, esta última acompañada de “tristeza, frustración e incluso desesperanza”

Hubo quienes –como el Dr John McGowan, del Salomons Centre for Applied Pshychology– citaron las 5 etapas del duelo, teoría elaborada por la siquiatra suizo-estadounidense Elisabeth Kübler-Ross. Según McGowan, tras el referéndum muchos se encontraban entre la primera etapa de negación (“Me siento bien, esto no me puede estar pasando a mí”) y la segunda, de ira (“¿Por qué a mí? ¡No es justo!”). Aún faltaban entonces las tres restantes: negociación, depresión y aceptación.

La realidad latina

En las oficinas del Teléfono de la esperanza UK, al sur de Londres, los efectos del Brexit se han hecho sentir. “En un principio hubo un nivel de angustia, de ansiedad y desconcierto de las personas. No sé qué vamos a hacer, qué va a pasar, qué va a significar esto, no entiendo, no me lo creo. Yo he hecho este recorrido y he dado esta segunda oportunidad”, relata a The Prisma Nancy Liscano, presidenta y fundadora de esta organización nacida hace 11 años.

NancyLiscano2_MarcosOrtiz
Nancy Liscano. Foto de Marcos Ortiz

Con 38 voluntarios hispanoparlantes, de los cuales 14 atienden llamadas de la comunidad hispanoamericana residente en el Reino Unido, las repercusiones del referéndum están a la vista.

“Ellos están todavía tratando de salvar el objetivo de su primera migración a España cuando aparece esto –el Brexit– sin nada de información, ya que muchos ni siquiera hablan inglés. Se generó un ambiente de angustia muy elevado”, explica Liscano.

A juicio de la especialista, PhD en Sicología y personalidad de la Universidad de Barcelona, el Brexit ha generado una “desesperanza aprendida”, que impide ver una solución a este problema. “Algo tengo que hacer yo con mis propios medios. Yo no me puedo fiar ni del Gobierno ni de nada. Ahora lo que tengo que hacer es trabajar muy duro, lo que más pueda y quizás retornar al país de origen”, detalla.

Con un promedio de entre 20 y 25 llamados de crisis semanales –en su mayoría de colombianos, españoles y ecuatorianos–, la agrupación ha percibido que la idea de volver a España (país de la primera migración) o derechamente a América Latina ronda las cabezas de muchos residentes.

Miedo y nubes pixabay 2Nancy Liscano resume: “He notado que no es una angustia que desespera. Más bien es una angustia que paraliza, porque no saben qué van a hacer. Muchos piensan quedarse con el trabajito que tienen y tratan de conseguir más para ganar más porque después no saben lo que van a hacer”.

Ayuda vía telefónica, encuentros en persona, talleres grupales que abordan diferentes temáticas de la salud emocional y campañas de diverso tipo en coordinación con otras agrupaciones intentan que los altos niveles de ansiedad no deriven eventualmente en trastornos depresivos.

Y ahora ¿qué?

Acudir a una terapia, conversar con un especialista o realizar reuniones grupales ha resultado ser una alternativa frecuente entre quienes sufren la incertidumbre post-Brexit.

Es así como una serie de sicólogos han decidido compartir sus experiencias con pacientes  angustiados. Uno de ellos relata lo narrado en su consulta por un inmigrante francés: “Decidí emigrar al reino Unido a los 20 años para así poder tomar control de mi propio destino, y aquí estoy en la misma situación nuevamente. Tengo 10 años de edad, mi futuro me ha sido robado y no sé qué hacer”.

Miedo dolor 6Estas consecuencias sicológicas afectarán también otras áreas, como la económica.

Así lo cree, por ejemplo el experto en inmigración y profesor de economía de Kings College en Londres Jonathan Portes, quien señala que es necesario incluir el factor sicológico en el análisis de las consecuencias del referéndum: “Habrá un prolongado período de incertidumbre antes de que sepamos qué significa el Brexit tanto para los ciudadanos de la UE que ya están aquí como para los que lleguen. Si la gente no puede planificar con ninguna confianza es menos probable que vengan y menos probable que se queden”. Abierto a interpretaciones por parte de especialistas de los más diversos ámbitos, el aspecto sicológico del referéndum nos entrega una realidad indesmentible: el Brexit entró en las cabezas de millones de personas y se quedará ahí por un buen tiempo.

(Fotos: Marcos Ortiz y Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*