Globo, Migrantes, Multicultura, Mundo

José Daniel: la historia de un sueño chino

A pesar del choque cultural inicial y de las inmensas diferencias geográficas y temporales, se adaptó rápidamente al entorno y tuvo éxito en su carrera en esta nación extranjera.

 

Yi ZOU

 

José es un inmigrante venezolano que ha pasado más de cuatro años en China. Al principio, solo quería hacer un cambio en su vida. Sin embargo, se enamoró del país rápidamente y decidió quedarse allí tanto tiempo como fuera posible.

“Me siento muy agradecido porque este país me ha ayudado a descubrirme a mí mismo, como hablar otros idiomas. Antes de venir a China, solo hablaba español. Aprendí inglés en mi país cuatro meses antes y no tenía ninguna noción de chino, como el pinyin o algo relacionado con la lengua. Si me hubieran preguntado hace cinco años dónde me veía a mí mismo en el futuro, no habría dicho China”, le contó a The Prisma.

El gobierno chino está siendo extremadamente generoso al atraer a más gente para que aprenda mandarín. “El gobierno financia a aquellos que quieren estudiar chino, Lo sé porque un amigo mío recibió una beca y está estudiando chino”.

Y agrega: “El gobierno cubrió la matrícula, el alojamiento, y le dio alrededor de 1.000 RMB para gastos básicos. Eso fue hace cuatro años, no sé si ha cambiado”.

Aunque José necesita renovar su visado cada año, no parece desanimado en absoluto por esta norma. “No es por ser latinoamericano, es una dificultad que tienen todos”, añadió.

En los últimos años, China se está volviendo extremadamente selectiva a la hora de conceder visados de trabajo. Como licenciado universitario, él personalmente no tiene ningún problema para prolongar su estancia. Pero esto no es aplicable a algunos de sus amigos.

José continúa: “Ellos son músicos y tienen un tipo especial de visado de trabajo. Hace tres años, solo necesitabas grabar un vídeo de ti mismo tocando un instrumento y tener un agente en China. Ahora, si tocas la percusión, por ejemplo, necesitas tener un certificado. Es bastante duro, porque nadie quiere ir a la universidad para eso. Mis amigos no tenían problemas (para conseguir el visado) antes, pero ahora sí, y algunos no tienen otra solución que marcharse”.

Él siente que tuvo suerte al llegar a China antes, ya que hoy en día un título universitario no es suficiente. “Por ejemplo, ahora necesitas hablar chino y tener un máster, cada vez es más difícil. China, especialmente Shanghái, está introduciendo un sistema de visados para el que necesitas 100 puntos. Si hablas chino bien, obtienes una cierta cantidad de puntos, por ejemplo”. Cuando se le preguntó si tenía derecho a solicitar una residencia permanente, se rio: “Si eres como Einstein”.

Debido a su enorme población, las autoridades están intentando ser tan discriminatorias como sea posible a la hora de repartir permisos de residencia más largos. Por lo tanto, solo los candidatos más brillantes tienen esa oportunidad.

En términos de diferencias culturales, la parte más extraña para él es que, a veces, incluso los conocidos le preguntan acerca de su sueldo y su alquiler. Aunque al principió lo consideró un poco grosero, más tarde entendió que no había malas intenciones.

Él cree que la mayor dificultad aquí para un latino es la larga distancia, que lo disuade de volver a su ciudad natal.

“Es duro estar ausente durante la Navidad, el Año Nuevo, las fechas especiales de la gente, los cumpleaños, mientras los miembros de la familia crecen y los recién nacidos llegan al mundo. Sin contar el hecho de no poder estar presente cuando algunos familiares fallecen, y no poder decirles adiós. Esto es lo más triste”, el dice.

También se le hace difícil ver marchar a gente con la que ha pasado un tiempo y ver llegar a otros, como un ciclo. “Las cosas están cambiando constantemente en todas partes”. Sin embargo, cuando se le pregunta por cuánto tiempo planea perseguir su sueño chino, él simplemente responde: “Voy a quedarme aquí por mucho, mucho tiempo”.

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*