Diálogos Críticos, En Foco, Opinión

Multiculturalismo presente y futuro (II)

El multiculturalismo no puede avanzar si el Estado renuncia a implementar medidas para la inclusión de las comunidades migrantes en servicios como educación y vivienda, o si el Estado abandona su rol de propiciar la integración de las minorías con respeto de su identidad étnica.

 

Claudio Chipana

 

¿Cuáles son las razones o factores que están detrás de los ataques al multiculturalismo? A modo de hipótesis se pueden señalar: 1) La ofensiva contra el Estado de bienestar 2) El uso político de la inmigración como carta electoral 3) La asociación  del islamismo a temas de “seguridad” 4) La crisis capitalista y sus secuelas de recesión y desempleo  5) El racismo institucionalizado 6) Los mitos acerca del multiculturalismo.

Estas razones constituyen al mismo tiempo obstáculos para la aplicación del multiculturalismo.

Por ejemplo, el multiculturalismo no puede avanzar si el Estado renuncia a implementar medidas para la inclusión de las comunidades migrantes y el acceso a los servicios, o si el Estado abandona su rol de propiciar la integración de las minorías con respeto a su identidad étnica.

Ha habido una tendencia de justificar el rechazo del multiculturalismo asociándolo a amenazas  a la unidad nacional y a los valores británicos.

Sin embargo pretender ligar la lucha contra al extremismo terrorista al multiculturalismo – como Cameron en su discurso del 2011 -, es confundir dos planos que no guardan  relación de causa a efecto.

Las actividades de grupos islamistas radicales responden a motivaciones alejadas de las prácticas y necesidades de minorías étnicas en el Reino Unido. Los autores del ataque terrorista el 7/7 del 2005 en Londres eran jóvenes británicos bastante “integrados” en la sociedad británica.

No eran personas no “integradas” por su falta del idioma inglés o por haber sido influidos por el multiculturalismo. Los ataques terroristas se explican por causas exógenas, por la acción de grupos políticos fundamentalistas y la intervención occidental en el Medio Oriente.

El multiculturalismo tiene como tema central el rol y al lugar de las minorías inmigrantes en la sociedad y la cultura nacional por ello el rechazo del multiculturalismo se ha revestido de una retorica anti inmigrante.

Hace 45 años el MP tory Enoch Powell predijo el advenimiento de “rios de sangre” como el resultado de la inmigración. Ahora  la prensa tabloide ya especula con una invasión de búlgaros y rumanos para el 2014.

Pero, ni la inmigración ha producido “ríos de sangre” ni el multiculturalismo ha producido ghettos o comunidades que se niegan a integrarse.

Los disturbios del 2001 en el norte de Inglaterra, o los producidos en agosto del 2011 en Tottenham en Londres y otras ciudades tienen – como indican los reportes – como causas directas  el desempleo, la falta de oportunidades y la marginación especialmente de sectores juveniles.

El censo nacional del 2011 muestra un país cada vez más multicultural. Londres por primera vez tiene una población mayoritariamente compuesta de minorías étnicas.

Si alguna vez se promovió desde el gobierno el multiculturalismo como ocurrió bajo el gobierno laborista de Harold Wilson en los 60s, y luego desde el GLA con Ken Levingstone, ahora sin embargo se le declara fracasado.

Hablar del fracaso del “multiculturalismo de Estado” solo puede interpretarse como la expresión del discurso neoliberal de la minimización del Estado y a la renuncia a implementar políticas multiculturales desde el Estado. Si el Estado de bienestar se considera una carga innecesaria también lógicamente lo son las políticas multiculturales.

El discurso anti multicultural, de otro lado, tiene que ver con lo que Kymlicka denomina las “matrices narrativas” (“master narratives”) que distorsionan la naturaleza y la práctica del multiculturalismo.

Para Kymlicka hay algunos mitos acerca del multiculturalismo como por ejemplo su caricaturización como una mera “celebración de la diversidad” dejando de lado “graves problemas sociales como el desempleo y la marginación social”. (Will Kymlicka, “Multiculturalism: success, failure, and the future”, Queen University, Feb 2012).

¿Ha fracasado el multiculturalismo? ¿Qué futuro le depara al multiculturalismo en el Reino Unido?. (Continuará)

(Fotos: Pixabay)

 

 

 

 

 

 

 

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*