Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Iris Origo: la mujer que levantó los pies

Iris Origo (1902-1988) fue una escritora de origen británico que vivió en Italia en una finca en Toscana que compró con su esposo en la década de 1920.

 

Sean Sheehan

 

Su libro de “Images and shadows” cuenta la historia de su interesante vida y “A chill in the air” es un diario de guerra que mantuvo en los dos primeros años de la Segunda Guerra Mundial.

Origo escribió varias biografías y, en un ensayo sobre este tipo de escritos, aconseja al posible biógrafo ser humilde y no sacar conclusiones precipitadas sobre su tema. El material de la fuente debe leerse y en algún momento “puede destacarse una frase que revele la mano que la escribió”; tal momento llega “tan repentinamente como, en un recodo de un pasaje, uno se encuentra con su imagen en un espejo, una cara viva”.

Hay momentos en “Images and shadows”  y “A chill in the air” en que el lector vislumbra la ‘cara viva’ de Iris Origo pero esto no afloran en la página. Esta es una virtud de su escritura, no una crítica, porque no impone su personalidad al lector.

Su padre era un estadounidense rico que murió cuando Iris era una niña y su madre era hija de un rico aristócrata anglo-irlandés. También tenía vínculos entre Escocia y Francia en el contexto de su familia y se describía a sí misma como “una completa mestiza”.

Cuando su padre se estaba muriendo, le escribió a su esposa y aludió a las objeciones que su familia le había hecho a que se casara con una inglesa. Manifestó que quería que Iris creciera ‘libre de todo ese sentimiento nacional que hace a las personas tan infelices. Tráigala a algún lugar donde no pertenezca, de forma que no podrá tenerlo”.

Esto es lo que sucedió y, aunque su educación fue muy privilegiada, ello no le impidió cuidar a personas que estaban sufriendo dificultades. La finca en Toscana estaba situada en tierras pobres, “un paisaje lunar, pálido e inhumano”, pero con su marido esta se fue transformando lentamente de forma que mejoraron considerablemente las duras vidas de los inquilinos. Ellos proporcionaron escuelas y clínicas, irrigaron y recuperaron la tierra.

Las experiencias de una pérdida terrible a menudo no son fáciles de expresar y este fue el caso cuando, en 1933, su hijo de siete años, Gianni, murió de meningitis. Solo mucho más tarde en la vida Iris pudo hablar sobre eso.

Iris y su esposo vivieron bajo el gobierno de Mussolini, pero durante la Segunda Guerra Mundial alojaron partidarios y soldados aliados, arriesgando sus vidas. En su diario de guerra, Iris registra la agitación de aquellos tiempos y la forma en que la propaganda se convirtió en verdad.

Virginia Woolf describió a Iris como “trémula, nerviosa – muy – tartamudeando un poco… pero honesta; con ojos muy azules. Ella es limpia y levanta los pies. Lo que quiso decir sobre los pies de Origo no está claro, pero Woolf la quería y la respetaba. El lector de sus libros probablemente sentirá lo mismo.

“Images and shadows” y “A chill in the air”, de Iris Orogo, son publicadas por Pushkin Press.

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marín)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*