Globo, Luchas, Reino Unido, Sindicatos, Trabajadores

Austeridad en el RU: el estado de bienestar no está muerto

Una importante conferencia nacional que hablará sobre el cambio y el fin de la austeridad, tendrá lugar en Londres, el 2 de junio.

 

Marcella Via

 

El Reino Unido ha sido objeto de medidas de austeridad, primero una vez acabada la Segunda Guerra Mundial y, segundo, después de la crisis financiera 2007-2008. En 2009, el Partido Conservador declaró que las medidas de austeridad reemplazarían la era de la irresponsabilidad, refiriéndose al gasto gubernamental de los años anteriores.

Después de esto, la coalición conservadora y liberal demócrata inició un programa de austeridad en 2010, con dos objetivos principales: eliminar el déficit presupuestario actual estructural para lograr un equilibrio actual “ajustado en función del ciclo” y disminuir la deuda nacional como porcentaje del PIB.

El programa de austeridad es una política fiscal, por la cual el gobierno usa impuestos y gastos para influir en la economía. En este caso, la austeridad se entiende como un programa de reducción del déficit caracterizado por reducciones persistentes en el gasto público y aumentos de impuestos, destinados a reducir el déficit presupuestario del gobierno y el papel del estado de bienestar, lo que deriva en un profundo deterioro de los derechos sociales.

La asistencia médica es una de las muchas víctimas de la austeridad. De hecho, los recortes continuos en el Servicio Nacional de Salud (NHS) han causado alrededor de 120,000 muertes adicionales desde 2010, según informa un artículo del British Medical Journal, publicado en noviembre de 2017.

Además, la esperanza de vida en Inglaterra se redujo casi a la mitad entre 2010 y 2017. La austeridad también ha afectado profundamente el mercado de la vivienda. Por ejemplo, una política local de subsidio de vivienda derivó en una multa por baja ocupación que se conoció como el “impuesto de habitación”.

Mientras que una habitación en Londres alcanzó el costo de un apartamento en España, el impuesto a la habitación afectó a aproximadamente 660,000 inquilinos de vivienda social en edad de trabajar, reduciendo los ingresos semanales entre £12 y £22. Además, esta medida redujo los gastos del Departamento de Trabajo y Pensiones en alrededor de £500 millones por año.

Por ello, People’s Assembly Against Austerity está organizando una conferencia nacional contra la austeridad llamada “Change is coming. How can we achieve an anti-austerity Government? (Se acerca el cambio. ¿Cómo podemos lograr un gobierno anti austeridad?) Las sesiones incluirán temas relacionados con el nacionalismo, la compensación de las corporaciones, la posibilidad de que los concejos locales  luchen contra la austeridad y un posible servicio nacional de educación, entre otros.

El evento tendrá lugar el sábado 2 de junio, a las 10:30 a.m., en la Iglesia St. Pancras, Londres, Euston.

Para obtener más información, visite el sitio web de People’s Assembly o visite el evento en Facebook. Las personas están invitadas a registrarse aquí.

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marín)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*