Globo, Reino Unido

Ameena Blake: “Islam es la libertad y empoderamiento de las mujeres”

Cada año, miles de británicos se convierten a esta religión en el Reino Unido, una cifra que superó los 100.000 en 2010 y donde las mujeres representan el mayor porcentaje. Sin embargo, los ataques hacia esta comunidad aumentan. ¿Cuál es el problema?

 

Ameena Blake

Virginia Moreno Molina

 

Cultura y religión son dos conceptos que se confunden hasta tal punto que se funden y crean una estigmatización y represión que toma el control en la opinión hacia una comunidad.

En el pasado fueron las personas de color, los judíos… en los últimos años están siendo los musulmanes.

“He notado que la gente me sonríe menos y es menos amigable, hay un cambio de atmósfera en general”, explica Ameena Blake.

Todo ello lleva a que “cuando un musulmán es atacado, la gente siente que el Islam es atacado, y subconscientemente, lo aceptan”, remarca tajantemente Blake, británica de nacimiento que se convirtió al Islam hace 25 años. Pero su caso no es aislado. De hecho, y según el informe “A minority within a minority: a report  on converts to islam in the United Kingdom”, realizado por la Universidad de Swansea en representación de la organización Faith Matters, en 2010 había más de 100.000 británicos convertidos al Islam, de los cuales el 62% eran mujeres.

Siendo mujer musulmana que lleva hijab, ¿cómo se siente cuando sale a las calles?

Hace cinco años, pasearía felizmente por el centro de Londres, en el metro y haría mis cosas como de costumbre.

Pero la última vez, llevé a mis hijos de viaje a Londres y, por primera vez, me sentí muy incómoda sabiendo que muchas mujeres que llevan hijab habían sido atacadas. Miraba a la gente alrededor, preguntándome si harían o dirían algo. No es un lugar agradable ni saludable para nadie.

Ha habido un aumento en los ataques contra los musulmanes, especialmente contra las mujeres. ¿Por qué aparecen ellas como la figura “débil”?

En los últimos años ha habido un incremento en la utilización de las mujeres musulmanas como chivos expiatorios, para ser una representación negativa del Islam. Con el niqab, la gente se pregunta qué tienen escondido ahí debajo o si tienen bombas. Si llevas un hijab o niqab, eres una extremista.

Pero otra razón es porque los abusones siempre tienen como objetivo a gente que parece más débil, como las personas mayores, los jóvenes y las mujeres, pero nunca atacarían a un musulmán grande con barba.

En ocasiones, durante estos ataques, la gente no se enfrenta al agresor…

Podemos ver las razones detrás de esto. Antes del 11/9, había racismo, solía recibir comentarios ridículos, pero mi religión nunca fue un problema.

Pero después del 11/9, empezó la retórica en los medios, la llamada “guerra contra el terrorismo”. La gente extranjera era la que estaba en el foco de atención, eran el Islam y los musulmanes los que estaban bajo ese foco. Y ha habido un cambio lento, pero muy marcado, en el desarrollo de la retórica con hechos negativos, y casi deshumanizantes, sobre los musulmanes.

En todo el mundo, los musulmanes que no están de acuerdo con ISIS, son reprimidos y asesinados por ellos.

Pero tienes artículos en revistas y periódicos, los cuales están discriminando, a través del uso de la lingüística, a un grupo de personas. Así que ahora, cuando la gente ve a un musulmán siendo atacado, no ven a una persona, ven que el Islam está siendo atacado. Y para ellos, subconscientemente, es aceptable. Porque hemos sido condicionados a sentir que eso es aceptable hoy en día.

Ha habido ataques con ácido en los últimos meses. ¿Cómo es posible que este tipo de acoso sea frecuente?

El ácido es una manera rápida y fácil de arruinar la vida de alguien. Pero, otra vez, es el tema de la deshumanización el que está dando casi una licencia para hacer lo que se quiera en primer lugar.

Veamos las diferentes maneras en las que los medios analizan los temas. Tras los ataques terroristas en el London Bridge, hubo una cobertura a todas horas en las televisiones, y fue calificado como “terrorismo Islámico”. Pero cuando sucedieron los ataques en la Muslim Welfare House en Finsbury Park, los medios apenas lo tocaron.

Y cuando lo mostraron, no hubo mención, especialmente al principio, de que fue un ataque terrorista, ni mencionaron la islamofobia. Solamente fue dicho cuando la comunidad creó un gran escándalo.

Entonces, ¿significa eso que un ataque fue menos horrible que el otro? Porque a los ojos de los medios, parece ser así. ¿Son más baratas las vidas de los musulmanes que las de los que no son musulmanes? Ese es el mensaje que estamos recibiendo.

No estás dándole la misma importancia a algo que fue igualmente un acto de terrorismo para una comunidad que para otra. Por tanto, aquí es donde entra la deshumanización. Los medios son culpables.

Es completamente una cuestión de doble rasero. Nunca mejorará hasta que los medios comiencen a cambiar la retórica y tomen la islamofobia como algo tan serio como la homofobia, el sexismo….

¿Reciben ellas suficiente apoyo del Gobierno?

Para ser justa con ella, Theresa May es nueva en su posición. Ha estado siguiendo su retórica, apoyando a las mujeres, permitiéndoles llevar lo que quieran.

El tiempo dirá, si ajusta su estrategia o crea una legislación propia para proteger a la gente, independientemente de la fe que profesen. Pero, en este momento, todo parece muy preocupante, y esto alimenta a la derecha, que quiere librarse de cualquiera que no sea inglés, blanco y de derechas.

¿Tienen las mismas oportunidades que el resto de mujeres?

No. Hay oportunidades para las mujeres musulmanas, principalmente en trabajos de baja calificación o mal pagados. Pero cuando miras el ámbito financiero, las oportunidades son escasas. No ves muchas mujeres musulmanas, a menos que empiecen su propio negocio.

Para ser justas, hay un techo de cristal para las mujeres en general. Pero para una mujer musulmana o de color, las cosas son más difíciles. Una de las grandes barreras es que, tan pronto como las compañías ven un nombre que parece remotamente musulmán, ni siquiera le conceden una entrevista.

¿Cómo romper con el estereotipo de la mujer musulmana como sumisa?

Hay una enorme diferencia entre la cultura y el Islam que mucha gente no se da cuenta. En algunas culturas, si se mira en las generaciones pasadas de mujeres, independientemente de su origen, se esperaba que fuesen sumisas al marido.

Solo con la era del feminismo ahora, todo está cambiando. Eso también está empezando a cambiar en la comunidad musulmana. Porque las mujeres musulmanas están aprendiendo más sobre el Islam y su fe, en lugar de simplemente aprender sobre la cultura. Esto las está empoderando para tener independencia.

Está cambiando a medida que la gente comienza a poner la cultura a un lado. Pero los cambios son siempre lentos y muy dolorosos a veces, para los involucrados, teniendo que dejar ir la cultura que ha sido prominente durante generaciones, independientemente de su origen.

La idea de que la mujer se convierta al Islam por su marido, ¿es un mito o una realidad?

Es un 70% mito y un 30% realidad. Hay algunas mujeres que se enamoran de un musulmán y se convierten en musulmanas para poder casarse, incluso cuando en el Islam no necesitas convertirte para ello.

Pero la mayoría de las mujeres, tienen una pareja musulmana y eso las lleva a mirar el Islam como fe y una alternativa de vida. El 62% de las convertidas son mujeres, ¿realmente creemos que las mujeres occidentales libres, inteligentes y educadas, elegirían ser reprimidas? Es un concepto ridículo.

¿Cuál es la mejor manera de combatir la ideología islamista?

Ve a una mezquita y conoce a tus vecinos musulmanes. No escuches lo que los medios de comunicación están emitiendo día tras día. Coge el Corán y léelo, investiga. Si no somos lo suficientemente inteligentes y nos creemos lo que los medios nos dicen sin comprobarlo, deberíamos de poner un signo de interrogación sobre nosotros.

(Fotos: Max Pixel & Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*