Derechos Humanos, Globo, Movimiento, Politika, Reino Unido

Una amistad tóxica

“No a la visita de Trump, no a la guerra” es el nombre de un encuentro que analizará la relación especial entre Reino Unido y Estados Unidos como parte de la gira de la coalición Stop the War.

 

Donald Trump by Donkey Hotey – flickr.com/photos/donkeyhotey/30378448826

Marcella Via

 

En la era neoliberal actual la gente se ha acostumbrado a ver la escena internacional como un campo de batalla, tratando de identificar las distintas coaliciones.

Sin embargo, es importante recordar que “las políticas de la amistad” todavía juegan un importante papel.

De hecho, el Reino Unido y Estados Unidos son países que han desarrollado una relación muy especial a lo largo de los años, en especial en términos de cooperación militar. Por ejemplo, desde que la Segunda Guerra Mundial terminó, ambas naciones se han estado apoyando mutuamente en numerosas intervenciones militares incluyendo las de Corea, Bosnia, Kosovo, Afganistán, Iraq y Libia. Además, el uso del término “relación especial” ha ayudado a eliminar el concepto de imperialismo, excluyendo inevitablemente a “terceros” del análisis.

Este concepto puede explicarse mejor al presentar el caso del pueblo chagosiano de Diego Garcia a finales de la década de los sesenta y principios de los setenta. En esta ocasión, el Reino Unido expulsó al pueblo de Diego Garcia, que era un territorio colonial, para permitir que Estados Unidos construyera una base militar.

La importancia de la presencia de una base militar en la isla más grande del archipiélago de Chagos claramente yace en su estratégica posición geográfica. Además, durante los noventa, la isla se convirtió en un centro de detención militar similar al de la bahía de Guantánamo para los prisioneros capturados en la guerra contra el terrorismo.

Theresa May – Caricature Wikimedia Commons

Sin embargo, lo que es importante aprender de esta historia es que, mientras que el territorio fue conocido internacionalmente por su papel militar, el pueblo chagosiano ha sido eliminado del discurso. Como consecuencia de ello, esta relación especial inevitablemente esconde casos de violaciones de los derechos humanos del otro subalterno.

El caso de Diego Garcia es solo un ejemplo de los efectos secundarios de una relación imperialista.

Con esto en mente, la coalición contra la guerra Stop the War organiza el evento No a la visita de Trump, no a la guerra” en el que se analizará en detalle la relación especial angloestadounidense en  tiempos de guerra. Al evento asistirán ponentes como el político Chris Williamson, Mark Serwotka (Secretario General del sindicato Public and Commercial Services Union, PCS) y Huda Elmi (de Jóvenes laboristas y activista de Momentum).

La reunión tendrá lugar el martes día 26 de junio, de 7 pm. a 8:45 pm. en New Unit, 277ª, Upper Street, London, N1 2TZ. Para más información, por favor, visite Facebook y Evenbrite.

(Traducido por Mariàngels Marcet)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*