Globo, Jóvenes, Reino Unido, Vida de hoy

Un juego de violencia

La infancia puede ser un momento feliz de inocencia, pero no es el caso de todos los niños. ¿Por qué? Para responder a esta pregunta, Blue Sky Network ofrecerá una charla el 6 de julio sobre la cultura de las pandillas y su impacto en los niños.

 

Marcella Via

 

Desde Río hasta Londres, desde París hasta Tokio y desde Nápoles hasta Santiago, la cultura de las pandillas se ha convertido en un fenómeno más popular entre los niños y adolescentes que la música rap. La red criminal es como internet: amplia e inalámbrica.

La gente puede pensar que las pandillas y los narcos son comunes en los países de América del Sur. Por ejemplo, como lo señala The Guardian, los niños en las favelas de Río de Janeiro “gobiernan con armas de fuego” y hay pandilleros de hasta 10 años de edad. Esto puede ser impactante, pero es el estereotipo. Sin embargo, las pandillas no son solo una “cosa sudamericana”. ¿Se imaginan a un niño italiano sosteniendo un arma? ¿Se imaginan a un adolescente británico trabajando como mula de drogas? Quizás no, pero la realidad está ahí, en las calles de demasiadas ciudades.

En Nápoles, las pandillas de niños involucrados con la mafia local, la conocida Camorra, no son inusuales y toman el nombre de “paranza”, un plato típico de pescado frito.

Nápoles es una ciudad donde alrededor de 89 clanes, que involucran a 4.500 miembros, operan libremente, generando un ambiente de crimen, violencia e inestabilidad.

En esta ciudad, los niños se unen a las organizaciones criminales desde una edad temprana y, protegidos por la percepción de impunidad, comienzan con feroces actos de violencia para controlar las plazas pequeñas y vender drogas para su clan.

Además, el Reino Unido ha sido el hogar de pandillas de niños desde la época victoriana. Hoy en día, las organizaciones delictivas utilizan a los menores como “mulas de drogas”. Su trabajo incluye el almacenamiento y el suministro de drogas y el traslado de dinero efectivo y drogas entre la ciudad y el campo.

Por supuesto, para mantener a raya a sus miembros jóvenes, las organizaciones delictivas usan la violencia y la tortura, incluido el uso de martillos, agua hirviendo y cuchillos, según explica The Guardian. En este contexto, más de 70 adolescentes han perdido la vida en Londres.

Mientras que los niños vulnerables han sido cada vez más criminalizados, es necesario preguntarse por qué han dejado sus juguetes para pasar a las armas.

Debido a la importancia del tema, Nic Careem, junto a Blue Sky Network, ha organizado la charla “¿Está la cultura de las pandillas matando a nuestros hijos?” (Is gang culture killing our children?).

El evento contará con la participación de ex miembros de pandillas, oficiales de policía, líderes comunitarios, familiares de personas perdidas, políticos de alto nivel y activistas políticos, quienes discutirán sobre cómo detener la participación de los niños en la violencia de pandillas. La discusión será presidida por Duwayne Brooks, el mejor amigo del asesinado adolescente, Stephen Lawrence.

El evento tendrá lugar el martes 3 de julio, de 7 p.m. a 9.15 p. m., en Committee Room 10, House of Commons. Para más información, por favor visite aquí.

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marín) – Fotos: Pixabay

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*