Globo, Latinoamérica, Reino Unido

Venezuela: las verdades incómodas

¿Cómo logra la derecha perder las elecciones una y otra vez? ¿Es verdad todo lo que leemos sobre Maduro y su gobierno? ¿Quién está detrás de la ola de noticias negativas sobre este país? ¿Qué rol le cabe a la Unión Europea? Esto es lo que no siempre se dice sobre Venezuela.

 

Entrevista y fotos: Marcos Ortiz F.

 

Sindicado por Venezuela como gran responsable de sus problemas financieros, el concepto de guerra económica se repite una y otra vez en las calles de Caracas.

Pero hay otro que se escucha con menos intensidad y que afecta directamente la imagen que el mundo se forma de este país de 32 millones de habitantes.

En una extensa entrevista concedida a la BBC, el ministro de comunicaciones venezolano Jorge Rodríguez entregaba una cifra asombrosa.

Solo en España en 2017 se publicaron 3.880 noticias negativas sobre Venezuela. Las críticas venían acompañadas por una frase reveladora: “Guerra mediática, psicológica, casi que de linchamiento”.

Francisco Dominguez

No es sorprendente leer así en la prensa mundial alarmantes artículos que describen a esta nación caribeña como lo más cercano al infierno en la Tierra.

“No es que no quieran defenderse. Venezuela se defiende bien cuando tiene que hacerlo. Infelizmente no tiene un aparato ni suficientes recursos y cuadros para una revolución tan grande”.

Francisco Domínguez, académico y secretario general de Venezuela Solidarity Campaign, habló con The Prisma  y detalló algunos de los motivos de esta imagen.

“Ha habido una campaña de 20 años de demonización terrible, empezando por Chávez y terminando con Maduro. En este momento la narrativa de los medios de comunicación es completamente falsa y contradice lo que ellos dijeron. Ahora dicen que Chávez es un tipo que hizo cosas buenas, que trató de mejorar la situación del país y eso hay que reconocerlo, cuando nunca lo hicieron en el pasado. Nunca. Durante 14 años dijeron que Chávez era lo peor que pudo haber pasado”, dice.

“El 86% de lo que nosotros recibimos como noticia en el mundo proviene de seis compañías multinacionales mediáticas. A esto hay que agregar aparatos mediáticos nacionales como la BBC, la Australian Broadcasting Corporation, France 24. Ellos forman parte también porque repiten lo que se escribe. Reuters escribe un artículo central y esto se reproduce por millones de formas en todo el mundo de manera instantánea. Contra esto es poco lo que se puede hacer, excepto tratar de contar la verdad”.

Es así como las dos millones de viviendas sociales construidas y entregadas por el gobierno, la serie de medidas para combatir la crisis económica y liberación de un importante número de opositores asoman como agujas en un pajar de artículos nefastos.

Una derecha fracturada

¿Cómo comprender entonces que en un escenario tan favorable para sus intereses la derecha haya perdido 23 de las 25 elecciones llevadas a cabo desde la instauración de la Revolución Boliviariana?

“La razón fundamental por la cual la derecha está en el estado en el que está, después de haber estado en una situación tan favorable en 2015, es que escuchan y siguen los consejos de los estadounidenses. Si realmente a alguien hay que acusar de idiota en esto es a los estadounidenses”, señala Domínguez, coeditor del libro Right-wing politics in the New Latin America”.

“Infelizmente para la derecha venezolana, especialmente la MUD (Mesa de Unidad Democrática), son completamente esclavos de las órdenes de Washington. Hay suficiente evidencia para demostrarlo. En el momento en que tuvieron la posibilidad de utilizar una estrategia política en condiciones muy desfavorables para Maduro y muy favorables para ellos desde un punto de vista político, económico y social con el desconcierto tras la muerte de Chávez, lo que hicieron fue echarlo a perder todo”, agrega Domínguez.

El académico se refiere en duros términos a la oposición, una parte de la cual se abstuvo de participar de las elecciones del 20 de mayo: “Se dedicaron a tratar de derrocar al gobierno por todas las vías imaginables, utilizando la violencia, lo que los desacreditó constantemente incluso dentro de su propia base electoral. En la confrontación entre el gobierno chavista y el imperio estadounidense, la MUD fue triturada políticamente por la estupidez y la estrechez de los estadounidenses. Es una oposición que parece democrática pero que no lo es”.

Y concluye: “De todas las derechas del continente, la venezolana es la que está en las peores condiciones, pese a que Venezuela es el país más agredido de todos. Es una paradoja interesante que indica cómo son de incompetentes”.

Washington y la Unión Europea

Las tensas relaciones entre Caracas y Washington –gobierno al que Maduro acusa de orquestar la guerra económica y mediática en su contra– no han declinado tras las elecciones presidenciales.

“La agresión proviene fundamentalmente de Washington. Eso no quiere decir que otros no participen. Macri y Temer están encantados de participar, pero lo que da fuerza a la oposición venezolana es el apoyo imperial, mediático, político y financiero de Estados Unidos”, señala Domínguez, quien critica también el actuar de la Unión Europea.

“Pero no hay nada en el mundo que legitime la política exterior estadounidense de agresión contra cualquier área del mundo (incluyendo a Venezuela), que el apoyo lacayo que obtiene de la Unión Europea. Si la UE fuera a desarrollar su propia política exterior –que puede ser crítica del gobierno chavista, con eso no hay problemas– esa sola actitud aislaría a Estados Unidos de manera dramática. Estados Unidos continúa saliéndose con las suyas gracias al apoyo que obtiene de Europa”, agrega.

Un nuevo comienzo

Terminadas las elecciones, Nicolás Maduro se apuró en tomar una serie de medidas, afirmando en sus discursos que se trataba de un “nuevo comienzo”. Junto con la liberación de detenidos y la modificación de parte de su gabinete, le mandó un mensaje directo al gobierno de Donald Trump.

“Maduro hizo dos anuncios”, explica Domínguez. “El primero  – dice – fue declarar persona non grata a Todd Robinson y Brian Naranjo, que estaban organizando una huelga del transporte para realmente complicar la elección y tratar de dislocar la economía. Les dieron 48 horas para irse. Con el imperio Maduro tuvo una línea dura. Ahí no se mete nadie y va a haber cero concesiones”.

Nicolás Maduro

Al mismo tiempo el reelecto presidente insistió en su llamado al diálogo.

“Desde diciembre de 2013 para adelante, Maduro ha hecho aproximadamente 400 llamados al diálogo a la oposición venezolana. En el último llamado incluyó a la oposición que está en el exterior llamando a invasiones militares y que boicoteó la elección. Es decir, la política de Maduro es el diálogo. El diálogo lo único que permite es que se haga todo lo que se pueda hacer dentro de la constitución”, agrega el académico.

Y dice: “Es lo que más le conviene a Maduro y lo que menos le conviene a Estados Unidos. El llamado al diálogo permite debilitar a la derecha de una manera clara, aunque esa no sea la intención. Lo que le interesa a Maduro es la paz para poder realmente resolver los problemas del país y salir adelante”.

Foto: Pixabay
Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*