Multicultura, Perfiles

Un carnicero colombiano en Brixton

Dejó su natal Cali a temprana edad junto a su hermano pequeño y su madre. Tras 16 años en España hoy ya lleva 3 viviendo en Londres rodeado de latinos que lo hacen sentir como en casa. Esta es la historia de Luis Sánchez.

 

LuisSanchez1_MarcosOrtizMarcos Ortiz F.

 

 El cuchillo recién afilado atraviesa la carne como si se tratara de mantequilla. De fondo, los parlantes conectados a una emisora colombiana arrojan cumbia, salsa y vallenato. En los pasillos de Brixton Village, al sur de Londres, Luis Sánchez se luce tras el mostrador cortando y envolviendo pierna, costilla, patas y chorizo colombiano de vaca y cerdo que él mismo prepara.

A sus 23 años, mientras le saca los últimos milímetros de grasa a un trozo de vacuno, baja la música para contar la historia de cómo llegó hasta aquí.

“Nací en Cali en el barrio de San Judas y me mudé a España con 4 años, ya que mis padres buscaban un mejor futuro. Viajé solo con mi hermano de 2 años y mi mamá. Ella viajó como mucha gente, ilegal, y se quedó en Madrid”, señala.

La madre de Luis madrugaba todos los días y llegaba de regreso muy tarde. “En esa época la gente se aprovechaba mucho de la situación. Por no tener papeles empezó haciendo aseo. Mi hermano y yo prácticamente nos criamos solos”, recuerda.

colombia-camino-pixabayPero la suerte de su madre cambiaría. “Ella cuidaba a los padres de unos españoles que vivían una vida cómoda, los cuidó mucho tiempo. Ellos le cogieron afecto fueron quienes la ayudaron a conseguir los papeles de la residencia”, explica.

Luis realizó todos sus estudios en España, pero terminado el instituto no encontró nada que hacer. Instalado en Galapagar, un pueblo de la sierra a 36 kilómetros de Madrid, decidió probar suerte en Inglaterra, donde ya vivía su padre.

Corría 2014 y las primeras experiencias no fueron las mejores. En el barrio de Brixton Luis comenzó lavando platos en un restaurant italiano. Problemas con su jefa lo hicieron renunciar. “Busqué otro trabajo y empecé a trabajar en limpieza de oficinas. Trabajaba durante la madrugada en el centro de Londres. Me levantaba a las 3 de la mañana, entraba a las 5 y salía a las 7, limpiando oficinas”.

“Aquí hay muchos latinos que consiguen puestos de manager y como que se suben mucho. Están todo el tiempo mirándolo a uno con lupa. Cualquier cosita vienen y te alzan la voz, se creen mejor que tú. A mí por desgracia me tocó uno así”.

colombia-mujer-pixabayEl siguiente paso fue lavando platos en un restaurant colombiano hasta que avisaron que estaban buscando a alguien fulltime para una pescadería.

“Trabajé atendiendo al público y limpiando durante 8 meses. Me gustó, fue una buena experiencia y aprendí mucho inglés, porque todos eran albaneses”.

Esta vez, el inconveniente fue otro. “Hacía mucho frío. Se mantiene muy frío adentro y yo trabajé toda la época de invierno”.

Sus genes colombianos no aguantaron esta condición, por lo que comenzó a trabajar en la carnicería en la que su padre llevaba 15 años

“Ya llevo 2 años, me siento muy como en mi casa. Los clientes son de todo un poco. Antes los latinos estaban todos aquí, pero ahora están mas dispersos. Además hay más negocios latinos. Mucho latino compra aquí, sobre todo ecuatorianos, pero también viene la gente Brixton, muchos jamaicanos”.

LuisSanchez2_MarcosOrtizLuis termina con la carne y por primera vez se saca sus guantes celestes. “Yo de Colombia no me acuerdo nada así que no creo que vuelva. A España a veces he pensado en volver, pero me echa para atrás el hecho de que está muy lenta la situación”.

Luis mira a su alrededor y parece satisfecho. “Llevo 3 años en Inglaterra y por esta zona hay muchos colombianos. Me junto con ellos y hasta se me ha pegado el acento”, dice con una sonrisa mientras vuelve a subir el volumen de la radio.

(Fotos: Marcos Ortiz y Pixabay )

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*