Globo, Reino Unido

Adiós Claudio Chipana, una voz, un activista, un pensador…

Fue  uno de nuestros principales columnistas en The Prisma, y una de esas personas de las que uno se alegra de conocer: interesante, solidario, defensor del discernimiento, de la identidad latinoamericana y de su reconocimiento como un derecho, y defensor de la diversidad y de la necesidad de que los inmigrantes tengamos une espacio real en el Reino Unido.  Falleció el pasado sábado.

 

Claudio Chipana – Foto Eddie Lee

Mónica del Pilar Uribe Marín

 

Desde que me contó de su enfermedad a finales de 2016 empezó la agonía (la mía) de quien teme perder otro ser cercano, debido a un padecimiento  que juega con impredecibles cartas.

Y cuando digo cercano, es cierto: cercano porque fue el primer columnista que se unió a The Prisma casi desde los mismos inicios del periódico, primero con escritos esporádicos y luego con una columna semanal que lleva por título “Diálogos críticos”.  Cercano porque estuvimos en diversas  luchas adelantadas por los latinoamericanos.

También cercano por una amistad movida por la inquietud intelectual y que hizo que compartiéramos largas charlas, caminando, tomándonos un café o un emparedado cerca al lugar donde acabáramos de tener alguna reunión. Cercanos porque eran mucho los puntos en común a nivel político, filosófico y cultural.

Muchas veces me llamó para pedirme consejo sobre un proyecto, algún artículo o ideas políticas que pensaba dar a conocer o situaciones difíciles que se dieron en el ejercicio de su vida como activista. Porque para Claudio no bastaba solo con su opinión y posición, él siempre buscaba otra mirada para lograr un idea más ecuánime de las cosas.

Pero lo más importante: era feliz compartiendo conocimiento. Yo, muchísimas veces, lo busqué porque quería ahondar sobre temas de los cuales sabía que él tenía profundo saber, y en esto Claudio parecía inagotable y uno podía durar horas escuchándole, aprendiendo de él.

Claudio, egresado de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Lima (Perú) y luego de la Metropolitan University de Reino Unido -donde terminó un postgrado de Filosofía-, llevaba casi 3 décadas radicado en Inglaterra. Estaba casado con Jude, una inglesa que fue su compañera afectiva y quien representaba para él, como me lo dijo varias veces, ‘un bastión clave’ en diferentes aspectos de su vida. Jude, aquel ángel guardián que le acompañó todo el tiempo en su dura batalla contra el linfoma que consumió la vida de Claudio.

A Claudio lo conocí a comienzos de 2010, nos habíamos cruzado en varias reuniones de activistas sobre temas latinoamericanos, pero fue el 17 abril de ese año, en un encuentro sobre la identidad de esta comunidad inmigrante, donde lo empecé a conocer de cerca.

Ese día, al finalizar el evento y tras un debate que se veía necesario nos quedamos algunos y de allí surgió Larc (Latin American Recognition Campaign), la primera organización que hablaría y lucharía a fondo en el Reino Unido por el reconocimiento de los latinoamericanos que viven en este país.

Pero LARC no fue la primera ni la única organización en la que estuvo involucrado Claudio. Era parte de ‘Perú Apurimac Project’, fundador del ‘Café Filosófico – Encuentros en Londres’, co-fundador del Instituto del Pensamiento Latinoamericano, IPLA.  También formó parte de la campaña “Nadie es ilegal”. Y últimamente – entre otors-, de  un proyecto que antes de crearlo me habló con mucha pasión y del que me decía sería un ‘Think-Tank’ sobre los latinoamericanos y su identidad: se llamó Centre for Latin American Identity, CLIC, que empezó a funcionar con un pequeño grupo del cual Claudio hablaba siempre con afecto.

Sí, Claudio era inagotable. De ello dan cuenta sus muchísimas columnas sobre diferentes temas, publicadas en The Prisma y de las cuales tenía miles de fieles seguidores. En The Prisma nos hará mucha falta. Y yo extrañaré su amistad.

Siempre creyó en nosotros y fue solidario no solo como columnista, sino también como colega, además nos promovió, y cuando pensamos organizar el primer debate sobre  “Multiculturalismo en el Reino Unido: ¿Tiene algún futuro?”,  estuvo presente para discutir contenido y proponer. Y fue uno de los conferencistas, como lo fue de muchos otros temas, en diferentes escenarios, en diferentes ciudades, y en diferentes países, entre los cuales estaba Perú, país al que viajaba con alguna frecuencia, por diversos motivos, entre ellos una fundación que habían creado con su esposa.

Claudio llevó su enfermedad con fortaleza. Le comentó a sus amigos y conocidos, siempre estuvo abierto a recibir visitas  y llamadas. Siempre tenía una nueva esperanza sobre lo que haría para superarlo todo. Teníamos frecuentes charlas sobre ello y otros temas, jamás perdimos contacto…

Pero llegó el viernes 13 de julio y su voz obviamente agotada no pudo ocultar lo evidente. No estaba optimista, aunque no mostró flaqueza. Me prometió una columna y me aseguró que me mostraría sus últimos aforismos y los cuadros que estaba pintando, una actividad suya a la que se había dedicado con ahínco este año y que había desplazado el dar clases de español y el hacer apuntes filosóficos.

Podría decir más de Claudio, pero aparte de que en este momento escribir me causa dolor, sé que sus escritos, sus amigos, sus familiares y sus compañeros de trabajo, podrán hacerlo mejor y testimoniar lo que fue Claudio.

Nuestros pensamientos están con su familia y amigos.

El servicio conmemorativo para celebrar la vida de Claudio Chipana tendrá lugar el 23 de agosto a las 11 a. M. en el cementerio de Hither Green, Londres.

Será una ceremonia abierta seguida de una reunión familiar privada.

Amigos, conocidos y colegas están invitados a unirse a este servicio.

Prisma expresa nuevamente sus condolencias a Jude, su familia y sus amigos más cercanos.

Una celebración de la vida. La vida de Claudio fue poderosa y lo extrañaremos mucho.

 

Share it / Compartir:

4 Comments

  1. Mirta Osorio

    “No hay muerte hay mudanza y en el otro lado te espera gente maravillosa”. Un personaje que deja huella, que aporto a la comunidad. Abrazos de fortaleza para sus familiares y amigos.

  2. Mirta Osorio

    “No hay muerte hay mudanza y en el otro lado te espera gente maravillosa”. Un personaje que deja huella, que aporto a la comunidad. Abrazos de fortaleza para sus familiares y amigos.

  3. Jose Masonb

    My fiend, My teacher and a colleague. RIP
    IJ

  4. Jose Mason

    My friend, My teacher and colleague. RIP. Our deepest sympathy for Judr.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*