Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Construyendo una novela negra

Las novelas de crímenes poseen una arquitectura, su forma define en parte el género, y si tales libros fueran puentes, los ingenieros estructurales evaluarían sus sistemas de soporte y disposición.

 

Sean Sheehan

 

Al ser estructuras con fuerzas mínimas apoyadas sobre ellas, se vería rápidamente, no necesitan columnas pesadas, cimientos profundos o múltiples armaduras. Las novelas policiales que no interactúan con el lector exhiben su propia y frágil arquitectura narrativa.

Mick Herron se ha convertido en un autor de gran éxito de un nuevo tipo de ficción de espías, pero su último trabajo de ficción, “This is what happened” (Esto es lo que sucedió) , abre nuevos caminos.

Esto se mantiene oculto al lector en la medida que el primer capítulo se pone en marcha con una agradable y sincopada pieza de acción que se parece a su territorio familiar: Maggie Barnes, de 26 años, ha sido reclutada por un agente M15 para quedarse una noche en la sala de correos donde ella trabaja, situada en un edifico de oficinas de 27 pisos. Su misión es instalar clandestinamente un elemento de spyware en una red informática utilizando una memoria USB que se le ha confiado.

Hasta ahora, todo bien, y la sorpresa que sigue es lo suficientemente seductora. Pero luego lentamente se reduce a un trabajo de lectura. La caracterización de la novela se revela débil y poco convincente, la trama avanza y el desenlace es demasiado predecible como para alcanzar el clímax.

Foto: Pixabay

Una reseña en The Guardian lo elogia como un thriller psicológico “a tres bandas, convincente y claustrofóbico, contado con una frugalidad admirable”, pero el lector se formará su propia opinión después de leerlo.

La A35 es una carretera troncal que conecta Devon con Hamphire, pero el autor de “This is what happened”, comienza la construcción de su novela negra con un incidente en una carretera de ese nombre en un remanso de Francia.

Graeme Macrae Burnet, al igual que Mick Herron, está en buena forma: el año pasado estuvo en la lista preseleccionada para el premio Booker por su novela “His bloody project”  (Su proyecto sangriento) y su nueva novela negra también abre nuevos caminos. Al igual que su trabajo anterior, “An accident on the A35” tiene un contexto histórico y un rcurso que propone al autor como alguien que acaba de encontrar documentos relacionados con un crimen y que procede a traducir.

Como parte de la arquitectura del libro, se trata de un recurso literario para establecer el escenario de la era Maigret y el inspector Gorski de estilo Maigret en cuyo camino se produce el fatal accidente automovilístico.

Cuando el inspector Gorski investiga lo que en la superficie es un simple accidente automovilístico, descubre hechos y establece conexiones que lo intrigan tanto como al lector.

El otro personaje principal es el hijo adolescente del conductor fallecido, quien también descubre secretos que han sido ocultados por los ciudadanos burgueses de su ciudad.

La novela de Burnet no es un libro apasionante, sino una obra hábilmente escrita y prolijamente ejecutada, es una lectura discretamente satisfactoria. Si fuera unos puentes, sería una construcción elegante y estéticamente agradable y un placer el recorrer.

“This is what happened” por Mick Herron es publicado por John Murray. “An accident on the A35” de Graeme Macrae Burnet es publicado por Saraband.

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marín)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*