Diálogos Críticos, En Foco, Opinión

La importancia del pensamiento crítico

Las implicaciones del pensamiento crítico son pues vastas, piénsese en la educación, el trabajo y otras esferas de la vida y en lo beneficioso que puede ser para una coexistencia civilizada de la especie humana.
 

festival de ideas, luz pensar pixabay Claudio Chipana*

 

El pensamiento crítico puede ser rastreado hasta los mismos orígenes de la filosofía. Pero el pensar no es privativo únicamente de los filósofos.

El pensar es un atributo común a todo el género humano, por tanto es tan antiguo como el hombre.

El filósofo moderno Descartes había dicho que el pensar o “buen sentido” es la cosa mejor repartida del mundo.

Es precisamente con el advenimiento de la modernidad que la razón se erige en la suprema expresión de la actividad humana, dando así origen a la llamada era de la razón.

Al mismo tiempo esta era también daba origen a la hubris del hombre moderno, de la actual civilización occidental en particular, pleno de optimismo en su afán de la conquista y dominio de su entorno.

mujer pensamiendo tranquilidad reflexion pixabayEn el conocimiento se ha de distinguir el sujeto que conoce y el objeto del conocimiento.

La relación entre ambos ha dado lugar a distintas teorías dependiendo del énfasis en uno u otro, como el empirismo y el racionalismo, y también el materialismo y el idealismo.

El aspecto critico del conocimiento tiene que ver sobre todo con el carácter activo del sujeto en el  acto de conocer, al punto que, yendo más allá de un simple reflejo del objeto, el sujeto que conoce es capaz de transformar el objeto,  ya sea éste natural o social.

Un sujeto pasivo no sería capaz de transformar el mundo. Para el pensamiento crítico, la verdad, máxima aspiración del conocimiento, no viene por la vía de la autoridad, tampoco por cierta revelación o por la imposición.

El hombre moderno se liberó de la tutela de la iglesia, de la misma forma que el hombre contemporáneo busca liberarse de los filtros ideológicos, esto es, de los “aparatos ideológicos” que incluyen a los medios de comunicación, y a las verdades “cosificadas” por las instituciones.

a-tren-camino-sol-tarde-reflex-pixabayLo central de la importancia del pensamiento crítico, especialmente en su formulación y enseñanza reciente, está en la promoción de una mente creativa y abierta, que superando la inmediatez del entorno del sujeto, es capaz de ir contra la corriente, y cuestionar el mundo circundante.

El pensamiento crítico conduce a descifrar los mensajes recibidos que muchas veces son asumidos como verdades incuestionables.

El conocimiento parte de la experiencia pero para avanzar necesita del desarrollo de las habilidades mentales que abarca procesos los cognoscitivos elementales aplicables al quehacer cotidiano hasta los de carácter científico y filosófico.

El pensamiento crítico, sin embargo no es para unos cuantos privilegiados, el conocimiento en cualquiera de sus formas no puede beneficiar solo a pequeños círculos.

El conocimiento no tiene límites en sus orígenes, viene de la humanidad, por consiguiente va hacia la humanidad. Para el pensamiento crítico el conocimiento tampoco se queda en ser un mero instrumento de la reproducción de las relaciones sociales existentes, pues se cuestiona sobre el beneficio o perjuicio que reporta a las personas.

idea maquina reflexion pixabaySi el conocimiento es universal en su origen por tanto, su beneficio deberá ser igualmente universal.

El pensamiento crítico no se queda en un mero entrenamiento en ciertas habilidades mentales, se orienta a la transformación del objeto y del propio sujeto.

Las implicancias del pensamiento crítico son pues vastas, piénsese en la educación, el trabajo y otras esferas de la vida y en lo beneficioso que puede ser para una coexistencia civilizada de la especie humana.

(Fotos: Pixabay)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*