Cartas, En Foco, Ojo de la Aguja

¿Los mejores ángeles de nuestra naturaleza?

¿Disminuye la violencia en el mundo? Esta es la pregunta dirigida a Steven Pinker (profesor de psicología, Universidad de Harvard), a lo que responde con un rotundo ‘¡Sí!’, en 800 memorables páginas.

 

Nigel Pocock

 

Durante cientos de años, la violencia ha ido disminuyendo, aunque hay enormes picos en el gráfico que muestra la baja causada por dos “guerras mundiales”, la rebelión Taiping y otras violencias.

Las tasas más altas de violencia están en regiones no estatales donde justicia por cuenta propia y el honor basado en la venganza, dictan cómo las personas se relacionan entre sí. ¿Cómo es esto?

En primer lugar, esta caída es relativa a la población mundial. En cuanto a la esclavitud, por ejemplo, hay más esclavos hoy que nunca. Pero en relación con el aumento de 8 veces de la población mundial desde 1.800, hay menos esclavos que nunca.

Por otra parte, estos son en su mayoría no casta o hereditaria, pero (sexuales) esclavos limitados en el tiempo, y una economía nacional no se colapsarían si este tráfico fueron abolidos (como en el Caribe en el pasado).

Del mismo modo, las muertes por homicidio y el campo de batalla están bajando todo el tiempo en todo el mundo, y hay características específicas de los países (en su mayoría de Europa occidental) que presentan este descenso de la violencia.

Por el contrario, otros países, concentrados principalmente en el Medio Oriente, con las culturas islámicas, Pinker argumenta, muestran lo contrario.

¿Es esta la islamofobia? Pinker piensa que no: ésta nace por cifras.

Una quinta parte de la población del mundo es musulmana, y una cuarta parte de los países del mundo tienen una mayoría musulmana, pero más de la mitad de los conflictos armados en 2008  involucraron los países musulmanes de los insurgentes.

Países musulmanes fueron los últimos en abolir la esclavitud, con Qatar en 1952, Arabia Saudita y Yemen en 1962, y Mauritania en 1980. tráfico moderno es hoy mayoritariamente islámico. De terroristas identificables (en 2008), dos tercios eran musulmanes suníes.

Sólo una cuarta parte de los países islámicos ‘electo’ sus gobiernos. Alrededor del 75% de los países musulmanes ejecutar criminales (33% en otros lugares).

¿Cuáles son entonces las características positivas de los países donde la violencia está cayendo? Estos son la democracia, un gobierno estable, el Estado de Derecho, los derechos de la mujer, el libre comercio, la educación universal, y muchos más, incluyendo los derechos de los animales.

Esto incluye la erosión de la distancia entre los grupos fuera de-grupos y, lo que es lo que causa tensiones, la violencia y las guerras.

Teniendo en cuenta el método de Pinker en los resultados de su investigación, ya en mi propio campo decidí aplicarlo a una comparación de las tasas de mortalidad de los esclavos enviados por Gran Bretaña y Francia durante un período de 100 años.

La hipótesis sugiere que los movimientos hacia una mayor democracia, preocupación humanitaria, un gobierno más abierto, la educación y la prensa, estarían a favor de Gran Bretaña. Tal resultó ser el caso.

La travesía del Atlántico no acortó, por lo que es poco probable que esto puede dar cuenta de la mejora de la mortalidad.

Se mueve hacia un gobierno estable y abierta, impulsadas por los disidentes (principalmente cuáqueros y evangélicos), es probable que haya sido un factor importante en el impulso de cambio prosocial en Inglaterra antes de Francia, y por lo tanto la receptividad a mejores tasas de tratamiento y la muerte de los esclavos. Podría decirse que fue el comienzo del movimiento de derechos humanos en Inglaterra.

En el período anterior, 222 delitos capitales de Inglaterra se redujeron a 4. La buena noticia es que, intuitivamente, la violencia en todo el mundo está cayendo. Pero esto no es razón para la complacencia.

Hay una necesidad de que la franquicia sea abierta a todos, sin distinción de clase, género, cultura social y  raza. Mientras esto sucede, la dinámica de la educación, la salud, la apertura y una sociedad pro-social, libre de violencia y de la tiranía surgirá.

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marin) Fotos: Pixabay

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*