Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Cábala, Israel y la auto-iluminación

Ariel Kahn ha escrito una novela: “Raising sparks”, inmersa en la Cábala, una escuela de pensamiento esotérico y cargada de misticismo dentro del judaísmo. Es también un nuevo relato de madurez, ambientado en el actual Israel.

 

Sean Sheehan

 

Malka es una ingenua de 16 años, criada en una encantadora y ultra ortodoxa familia en Jerusalén (que sea o no Jerusalén oriental, no queda claro).

La draconiana división de género a la que ha sido sometida es sensiblemente representada por el autor y parece bastante verosímil que alguien pudiera alcanzar la edad de Malka sin cuestionarlo.

Esto cambia cuando conoce a Mose, un emigrante con madre procedente de Rusia, el cual es un estudiante dotado de las enseñanzas de religión impartidas por su padre.

No hay escenas desenfrenadas de atracción sexual, -aunque ellos se gustan sin duda- y el tumulto que experimenta Malka ocurre dentro de su cabeza. Se alimenta de su interés común por la Cábala y la lleva a la decisión transcendental de abandonar su hogar.

Lo que sigue es su odisea de convertirse en sí misma, primero en Safed, centro histórico del misticismo Judío, y luego en la secular Tel Aviv.

La alusión a la ocupación israelí de tierras árabes tiene lugar en casi un tercio dentro de la historia cuando Moshe encuentra un huerto de naranjos secreto, rodeado por un bosque, el cual se da cuenta, debió pertenecer a un agricultor árabe.

En Tel Aviv, Malka llega a conocer a algunos árabes por primera vez en su vida y Moshe, -quien intenta seguirle la pista durante la mayor parte de la historia-, se da cuenta de que la capital se encuentra tan segregada como Jerusalén, una división “incluso más poderosa por ser invisible, tácita”.

Malka hace amistad con un gay árabe-israelí, Mamoud, quien pinta el casco de su motocicleta con los colores de la bandera palestina. La policía lo detiene “pero no hay nada que puedan hacer. Todavía es legal llevarlo aquí, solo casi”.

Lo fundamental del relato de la novela y su atractivo es la atención puesta en la Cábala, una mezcla de ilustración humanista con una mística y estados elevados de conciencia provocados por una profunda contemplación.

Si se quiere saber más acerca de la Cábala, sus orígenes en la Edad Media en Europa occidental, sus aspectos teóricos y meditativos, así como su dimensión mágica, “The essence of Kabbalah” (La esencia de la Cábala) de Brian Lancaster, invita a ello.

Es un relato serio y muy lejos de la idea, asociada con la promoción de la Cábala por parte de Madonna, de que es una forma de autoayuda para los occidentales desnutridos espiritualmente. Las celebridades y las personas  influyentes han embrutecido el misticismo judío, pero Lancaster lo trata con el máximo respeto, aunque sin acritud. Él no considera las semejanzas entre la intensa religiosidad de la Cábala y el sufismo en el Islam.

La Cábala como una moda de la nueva era y cómo esta se presta a la explotación,
se aborda en “Raising sparks” cuando Malka visita Safed y descubre por las malas que no existe un camino fácil hacia la auto-iluminación.

“Raising sparks”, de Ariel Kahn, es publicada por Bluemoose. “The essence of Kabbalah”, de Brian L. Lancaster, es publicada por Arcturus.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*