Globo, Okologie, Reino Unido, Vida de hoy

Por un Lancashire libre de fracking

Bob Dennett ha iniciado “Prohiban el fracking antes de que sea demasiado tarde”, una petición contra la compañía de perforación Cuadrilla, para proteger a la comunidad. Cerca de 120.000 personas ya han firmado la petición .

 

Marcella Via

 

El fracking es una técnica controvertida diseñada para recuperar el gas y el petróleo de la roca de esquisto.

El proceso implica la perforación hacia abajo en la tierra antes de dirigir una mezcla de agua a alta presión en la roca para liberar el gas en el interior. Puede tener lugar verticalmente o, más comúnmente, mediante perforación horizontal, lo que permite la creación de nuevas vías para liberar gas o abrir canales de gas existentes.

La controversia que rodea al fracking (fractura hidráulica) radica en el hecho de que, si bien permite a las empresas de perforación acceder a recursos de petróleo y gas de difícil acceso, también genera inquietudes ambientales.

Foto: Wikimedia Commons

Los ecologistas explican que los químicos potencialmente cancerígenos involucrados en la práctica pueden escapar y contaminar el agua subterránea en el sitio de fracking.

Además, también existe la preocupación de que el proceso de fracking pueda provocar temblores de tierra. En 2011, Cuadrilla suspendió las operaciones de prueba de fracturamiento hidráulico cerca de Blackpool, Lancashire, luego de que dos terremotos azotaran la zona.

Sin embargo, el día antes de que el Parlamento suspendiera sesiones para el receso de verano, el gobierno aprobó el fracking en Lancashire.

Por esta razón Bob Dennett ha iniciado “Ban fracking before it’s too late!” (Prohiban el fracking antes de que sea demasiado tarde) , una petición en change.org contra el fracking en el área. En su petición, dice que “el fracking representa un serio riesgo para nuestra salud y nuestro medio ambiente. Es por eso que pido que se prohíba”.

Foto: Wikimedia Commons

La petición ya ha sido firmada por cerca de 120 mil personas y su objetivo es llegar a 150.000 firmas. El organizador explica que el movimiento antifracking del Reino Unido está formado por personas comunes que hacen todo lo posible para proteger a sus comunidades, tierras y familias contra los daños causados ​​por las enormes industrias de combustibles fósiles.

Las personas del movimiento señalan que “donde se da el fracking en los Estados Unidos, Canadá y Australia, la gente se está enfermando como resultado de los productos químicos tóxicos a los que están expuestos, tanto por aire como por agua”.

Además, la contaminación causada por las operaciones puede matar cultivos y representar una amenaza para la vida silvestre.

A lo largo de los años, los grupos antifracking británicos locales y las ONG nacionales presionaron al consejo de Lancashire para que rechazara el plan de fracking de Cuadrilla en junio de 2015.

Foto: Wikimedia Commons

Sin embargo, en septiembre el gobierno permitió que la compañía comenzara operaciones nuevamente.

Como estas comenzarán muy pronto, los habitantes de Lancashire se están movilizando para evitar que así ocurra, protegiéndose a sí mismas y al medio ambiente. Esta es la razón por la cual todos piden una acción urgente.

Para más información sobre “Ban fracking before it’s too late!” y para firmar la petición, visite change.org

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marín)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*