Economía, Globo, Reino Unido

República Dominicana: ¿Se avecinan tiempos de oscuridad?

El sector eléctrico dominicano, considerado por muchos como una asignatura pendiente, vuelve a estar en la palestra pública luego de que sus autoridades pronosticaran un octubre oscuro por la salida de varias unidades generadoras.

 

Edilberto F. Méndez

 

Los molestos y frecuentes apagones en este país no son noticia; muchas zonas y pueblos a lo largo y ancho del territorio sufren a diario sus efectos, por ello, cuando las autoridades anuncian que la situación empeorará, la población y los sectores productivos y de servicios tiemblan.

Septiembre de por sí ha sido un mes complejo con la salida de servicio de la central AES Andrés, ubicada en la provincia de Santo Domingo, la cual posee una capacidad de generación de 300 megavatios, unido a otras siete plantas de menor potencia que también dejaron de funcionar por una u otra razón. Según especialistas, las repercusiones negativas sufridas en septiembre obligarán a las distribuidoras a comprar energía por un monto superior a los 30 millones de dólares.

Sin embargom esto no sólo se reflejará a nivel del costo de dicha energía adquirida por contrato, también tendrá un efecto en la obtenida fuera de contrato, lo cual pudiera rondar los 16 millones de dólares.

Sin embargo, lo preocupante para muchos es lo que les espera…

Sin energía

La Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (Cdeee) augura grandes apagones para el décimo mes del año, una vez que la generadora Barahona Carbón y la Compañía Eléctrica San Pedro de Macorís entren en mantenimiento programado.

Cuando estas se unan a la salida de AES Andrés “habrá un serio desabastecimiento de energía debido a un déficit de 500 a 600 megavatios”, señalaron voceros de la Corporación.

Para muestra un botón: el pasado 11 de septiembre se registró una caída de generación tan fuerte que casi no fue necesario restringir por parte de las Empresas Distribuidoras Estatales (EDE) el suministro de electricidad y todo fue motivado por la salida del sistema del Parque Energético Los Mina CC Total, un ejemplo de las debilidades del sistema.

República Dominicana genera normalmente unos dos mil 500 megavatios y según datos de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE), la capacidad instalada de generación llega a los tres mil 687.

Potencialmente puede responder a la demanda, pero todo depende de las solicitudes efectuadas por las empresas distribuidoras de acuerdo a los contratos suscritos.

El presupuesto de la nación para comprar energía este año era de 425 millones de dólares. No obstante, el alza de precios petroleros y el déficit eléctrico obligarán a buscar 290 millones más y de esa forma la factura de la Cdeee se disparará hasta los 715 millones.

Recientemente el presidente de la organización política País Posible, Milton Morrison, dijo que a pesar de las múltiples promesas hechas durante los últimos 30 años por los gobiernos para resolver el problema eléctrico, el país aún está sumergido en una crisis energética, la cual afecta directamente a millones de dominicanos.

El también experto en estos temas consideró que situaciones como las actuales evidencian la necesidad de contar en el sistema con un parque de generación de reservas para responder a las necesidades de la población ante emergencias.

Morrison recomendó a todos los sectores involucrados, tanto públicos como privados, echar a un lado los intereses particulares y pensar en la gente, para superar de una vez por toda la crisis eléctrica.

El panorama sombrío le tocará al Ministerio de Energía y Minas (MEM), que a partir de este 25 de septiembre retomará la gestión de la política eléctrica del país.

El pacto eléctrico

No es posible referirse a la crisis en el sector energético dominicano sin abordar el tema del Pacto Eléctrico, no como solución al problema sino como una importante vía para unir esfuerzos por un bien común.

El conocido Pacto Eléctrico lleva cuatro años esperando el consenso entre los participantes, y hoy día está en el limbo luego de la negativa de firmarlo por falta de apoyo del Consejo Económico y Social a finales del pasado año.

No obstante, el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana, expresó que el Pacto se encontraba en manos del presidente, Danilo Medina, para determinar si se firma con o sin el apoyo de los partidos políticos.

La letra del documento contiene aspectos tan importantes como la posibilidad de que las EDE subcontraten a otras compañías para manejar sus áreas de cobranzas, uno de los problemas más serios del sector.

Asimismo, la diversificación de la matriz energética, las mejoras en las redes de distribución y la reducción de las pérdidas.

Sin dudas, concretar acciones en este sector estratégico es esencial si se desea tener meses claros y no oscuros como los que se avecinan en Dominicana. (PL)

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*