Globo, Reino Unido

Conspiración y poder

Independientemente de los muchos peligros que conlleva, el periodismo de investigación ha jugado siempre un papel fundamental en el desmantelamiento del lado oscuro de la política. Sin embargo, los gobiernos están imponiendo nuevas leyes que conducen a un totalitarismo electrónico. El “2018 Logan Symposium” tiene como objetivo resistir a esta práctica.

 

Marcella Via

 

La política se basa en una compleja red de dinámicas de poder. Mientras los políticos resultaban ser incapaces de administrar justicia, los periodistas pasaron a ser los que contaban a la gente las historias, les gustaran o no.

Gracias a su pasión y curiosidad, los periodistas de investigación se sumergen en asuntos de corrupción, lavado de dinero y organizaciones criminales, donde la distinción entre legalidad e ilegalidad se vuelve borrosa. Es por esto que el periodismo se ha convertido en una profesión muy peligrosa en muchos países del mundo.

Por ejemplo, la periodista azerí Khadija Ismayilova fue  capaz de desmantelar maquinarias de miles de millones de dólares de redes criminales involucrando al ex presidente egipcio Hosni Mubarak en el periodo posterior a la Primavera Árabe. La periodista informó que después del levantamiento, el equipo del presidente empezó a sacar partido de su riqueza y a esconderla tras una sociedad ficticia constituida en Panamá.

Sin embargo, la propiedad de la compañía cambió misteriosamente y se nombró a dos personas de Azerbaiyán en los documentos. En esta ocasión, Ismayilova no sólo fue capaz de encontrar los nombres de los dos azeríes, sino también de asociarlos con Sadam Husein, ayudante cercano de Mubarak, que estaba anteriormente detrás de la compañía ficticia. Con todo, la periodista azerí escribe que con la liberación de Mubarak de prisión:” la única respuesta a las investigaciones fue la detención y el acoso de los periodistas”.

De hecho, un problema al que se enfrentan los periodistas en todo el mundo es que no existe un sistema destinado a protegerlos. Según informó el Committee to Protect Journalists, en 2018 hubo 60 periodistas desaparecidos. Las estadísticas informan que, entre ellos, 14 periodistas desaparecieron en México, 9 en Irak, 7 en Rusia y 6 en Siria. Las estadísticas del 2017 dadas a conocer por RadioFreeEurope, mostraron que durante ese año un total de 65 profesionales de los medios fueron asesinados, 326 encarcelados y 54 fueron tomados como rehenes.

Según esta fuente, los países más mortíferos para los periodistas son Siria, con 12 muertos, México con 11, Afganistán con 9, Irak con 8 y las Filipinas con 4. Así mismo, los países donde más se tomaron a periodistas como rehenes en 2017 son Siria con 29 casos, Yemen con 12, Irak con 11 y Ucrania con 2.

Además, durante la última década, las filtraciones de datos han sido muy útiles para mejorar el entendimiento de importantes dinámicas políticas internacionales, tales como la guerra de Irak. Sin embargo, las autoridades británicas y estadounidenses están contraatacando estableciendo una oleada de leyes de vigilancia que no sólo amenaza la misma existencia del periodismo de investigación, sino que también conducen a un totalitarismo electrónico.

Esta es la razón por la cual el Centro de Periodismo Investigativo está lanzando “Conspirancy” (Conspiración), el tercer Logan Symposium internacional. El evento tiene como objetivo reunir a una comunidad global de periodistas de investigación, piratas informáticos, denunciantes, artistas y expertos comprometidos para discutir cuestiones sobre noticias falsas y periodismo de la pos verdad.

El evento tiene también como objetivo plantear preguntas reales sobre cómo la propaganda encuentra su camino a través de los medios de comunicación, mientras que los fondos para investigaciones reales son propios. Es dentro de este escenario donde las teorías sobre la conspiración se han extendido más que nunca. Al mismo tiempo, vale la pena preguntarse si el alegato de conspiración también se utiliza para silenciar argumentos legítimos.

Según los organizadores: “Conspiracy trata sobre la creciente maquinaria de vigilancia y censura y la que podría ser nuestra respuesta ante ella. Las nuevas leyes antiterroristas otorgan a los gobiernos poderes sin precedentes para espiar los datos electrónicos de sus ciudadanos.” Ellos se preguntan si las personas deberían creer en la transparencia radical y en las técnicas electrónicas sofisticadas con las que evadir la vigilancia o si por el contrario, deberían ser más cuidadosos con lo que se dice, corriendo el riesgo de la propaganda oficial y el subterfugio.

El evento propone tácticas innovadoras, herramientas y estrategias reinventar el periodismo de investigación construyendo una nueva red global de investigadores que enfrentan todos los lados de la conspiración. Este ofrecerá un programa de charlas, talleres, proyecciones de cine documental, exposiciones de obras de arte e instalaciones puestas en marcha.

“Conspirancy” tendrá lugar desde el 19 al 20 de octubre, en Goldsmith, Universidad de Londres, 37 Laurice Grove, Londres SE14 6NH. El viernes 19 de octubre, la inscripción tendrá lugar a partir de las 8 a.m. hasta las 9 a.m. y el evento durará desde las 9 a.m. hasta las 10.30 p.m. El sábado 20 de octubre, será posible inscribirse desde las 9 a.m. hasta las 9:30 a.m. y el evento tendrá lugar desde las 9:30 a.m. hasta las 5 p.m.
Para más información, por favor visite twitter cjlogan, @cijournalism o envíe un email a symposium@tcij.org.

(Traducción de Lidia Pintos Medina) – Fotos: Pixabay

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*