Globo, Latinoamérica, Reino Unido

Mujeres docentes en Cuba… logros y hondo compromiso

Ellas representan el 81,9% de los profesores, maestros y científicos de este país. Se caracterizan por su alta calificación y desempeño frente al aula y en cargos de gran responsabilidad.

 

Marta Denis Valle

 

Con una hermosa tradición y notables logros en décadas pasadas, merecedores de honrosas distinciones, las docentes cubanas se caracterizan por una profunda entrega a su trabajo.

Ellas ocupan el 60,5% de los graduados de la educación superior y el 67,2% de los técnicos y profesionales, y permanentemente se empeñan en la constante elevación de su formación integral.

La más reciente promoción llevó el pasado agosto a la doctora en Ciencias, Osana Molerio Pérez, al cargo de rectora de la Universidad Central Marta Abreu, de central provincia cubana de Villaclara.

Molerio Pérez fue decana de la Facultad de Psicología de dicha universidad  y es autora de una metodología para el diagnóstico y atención psicológica de pacientes con hipertensión arterial esencial y de otras investigaciones.

Por otro lado, según los últimos comicios legislativos, efectuados el 11 de marzo de 2018, de 605 miembros elegidos, 322 son mujeres (53,22% de los integrantes del Parlamento cubano).

Y hay destacadas educadoras como Alicia Roberta Alonso Becerra (doctora en Ciencias Técnicas), rectora de la Universidad Tecnológica de La Habana; Arelys Falcón Hernández (especialista de Segundo Grado en Medicina Intensiva y Emergencias), rectora de la Universidad de Ciencias Médicas de la provincia de Cienfuegos; y Sara Iris Rodríguez Ramírez, profesora de español-literatura en un politécnico y metodóloga de esas asignaturas en la Dirección municipal de Educación de Las Tunas. Y así muchas otras. Lo cierto es que la humilde escuelita cubana, huérfana de abundantes recursos económicos oficiales, nunca ha carecido careció del talento y dedicación de maestras siempre recordadas por sus alumnos en los 60 años de vida republicana bajo la tutela neocolonial de Washington.

Este es el caso de Dulce María Borrero (1883-1945) y María Luisa Dolz (1854-1928); la primera poetisa, bibliógrafa y notable pedagoga, y la segunda, maestra de primaria elemental y superior; y Doctora en Ciencias Naturales.

Foto: Prensa Latina

Cuando triunfó la Revolución, en 1959, un grupo importante de maestras y profesoras en ejercicio pusieron sus conocimientos al servicio de la nueva Cuba, así como los 10 mil maestros desempleados, en su mayoría del discriminado sexo femenino.

Asumieron con entusiasmo asesorar la Campaña Nacional de Alfabetización, realizada en 1961 por alrededor de 100 mil brigadistas, estudiantes casi niños, muchos de los cuales abrazaron el magisterio para siempre.

La Reforma Universitaria de 1962 contó con profesoras extraordinarias en las ramas humanísticas como Vicentina Antuña (1909-1993), Mirta Aguirre (1912-1980), Rosario Novoa (1905-2002), Hortensia Pichardo (1904-2001), Dulce María Escalona (1901-1976) y Estrella Rey (1921-2008), entre otras.

A Sarah Isalgué (1894-1989) y su esposo Salvador Massip eminentes geógrafos y educadores, se debe El Atlas Nacional de Cuba, obra que revolucionó los métodos de aprendizaje del conocimiento geográfico del país.

Leonela Inés Relys Díaz (1947-2015), una joven alfabetizara en 1961, creó el método cubano ‘Yo, sí puedo’, un programa para poner fin al analfabetismo, el cual se aplica en numerosos países.

De la cantera del año 1961 brotaron cientos de educadoras como María Teresa Ferrer Machado (1947), maestra de primaria, terapeuta en la Especialidad de Retraso Mental, Licenciada en Pedagogía-Psicología y Doctora en Ciencias Pedagógicas.

Para esa diputada de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional (2008-2013) y entonces Miembro del Consejo de Estado, una de las distinciones que más apreció es ‘Profesora tiza de oro’, otorgada por la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU). Fue vanguardia nacional durante nueve años. (PL)

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*