En Foco, Globo, Latinoamérica, Opinión

Lawfare (II): inmoral, ilegal, corrupto pero sirve para destruir la Izquierda

La destitución de Dilma Rousseff en Brasil, el bloqueo económico contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela o la orden de captura contra el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa. Ejemplos desde un continente que no permite alternativa al existente sistema político.

 

Virginia Moreno Molina

 

El ‘lawfare’ es la única forma que la derecha ha encontrado de poder vencer a la izquierda, y el poder de los medios y las redes sociales es inmenso. “Es tal que permite esto sin que exista un debido proceso de investigación o de ciertas formas de reglamentación del uso de la información”.

Así lo explica el analista político Amauri Chamorro, quien estuvo en Londres invitado por el grupo “Juntos por la Revolucion Ciudadana IK”. Chamorro habló en exclusiva con The Prisma. La semana pasada habló sobre El ‘lawfare’ o cómo acabar con los gobiernos progresistas (I), y en esta segunda entrega lo hace sobre los casos más sonados en Latinoamérica, las estrategias utilizadas y cómo combatirlo.

El ‘lawfare’ crea una percepción de que los gobiernos de izquierda son corruptos…

Exacto. En Brasil, la presidenta Dilma Rousseff fue destituida, porque según el Congreso Nacional, había hablado de la necesidad de pagos de la deuda interna del gobierno brasilero al banco de Brasil en enero, en vez de hacerlo en diciembre para que las cuentas del gobierno se cerraran positivamente. Es una maniobra contable que todos los gobiernos realizan, pero el Congreso brasilero destituyó a Rousseff.

Después los auditores de ese mismo Congreso, emitieron un fallo indicando que las pruebas que supuestamente fueron utilizadas para destituir a la presidenta, no tenían validez. Rousseff no había cometido ningún crimen o falta administrativa que pudiera decantar en una destitución.

Ese mismo Congreso, durante ese proceso, no permitió que el presidente Michel Temer fuera investigado por una grabación donde él participaba en un soborno.

Amauri Chamorro. Foto Twitter

¿Cómo se enjuicia a un presidente?

Se necesita la autorización del Congreso Nacional, el cual no permitió la investigación en el caso de Michel Temer.

En el caso de Brasil, Ecuador, Colombia, Argentina, Chile… La justicia y los medios de comunicación toman partido, actuando de manera politizada y defendiendo los intereses de la derecha.

Por ejemplo, hace unos dos años y medio, Marco Enriquez-Ominami estaba con 45 puntos de intención de voto y Sebastián Piñera tenía 20.

¿Entonces por qué ganó Piñera?

El fiscal de Chile, que está casado con la ministra de justicia de Piñera, inició una investigación a Marco, que dura hasta la fecha de hoy y que ni siquiera ha sido presentada a un tribunal pidiendo su enjuiciamiento.

Durante dos años, filtró información descontextualizada, y actuó en conjunto con los medios de comunicación publicándola, para que Marco fuera condenado públicamente y su intención de voto fuera afectada. Obviamente Piñera ganó las elecciones.

En Brasil, el juez Sergio Moro filtró la delación premiada de un ex ministro de Lula faltando unos días para la elección presidencial. Supuestamente esta persona le acusa de que sabía sobre los casos de corrupción en Petrobras.

¿Qué es la delación premiada?

Es un instrumento que debería de ser utilizado así: yo te acuso, y te digo que sé que eres corrupto, pero si me ayudas a encontrar y a penalizar a más personas por este acto de corrupción y me entregas pruebas, en vez de pedir diez años de cárcel para ti, pediré un año y que lo pagues en tu casa. Es como un convenio entre el fiscal y el acusado que está colaborando con la justicia.

Pero lo que hace el juez Moro es filtrar las delaciones sin que hayan sido validadas por los mismos tribunales superiores, sin pruebas y a pocos días de las elecciones.

Rafael Correa también ha sido objeto de varias acusaciones.

Se le acusa de supuestamente haber coordinado el secuestro de un paramilitar prófugo de la justicia ecuatoriana que vive en Colombia al servicio de Álvaro Uribe. Esta persona salió en público a principio de este año diciendo que Rafael Correa había intentado secuestrarlo.

Pero hasta ahora, no se ha presentado ninguna prueba material en contra del expresidente Correa.

En las acusaciones se dijo que se había reunido y hablado con Correa tres o cuatro veces, pero ninguna vez lo pudo probar, o se equivocó diciendo un día en el cual ni siquiera el presidente estaba en su despacho en Quito. Pero los fiscales en este momento aprueban el juicio en contra del presidente Correa.

¿Cómo es posible que el ‘lawfare’ se lleve a cabo con total impunidad?

Porque es la única forma que la derecha ha encontrado de vencer a la izquierda. En las elecciones, de manera equilibrada, con las reglas del juego respetadas, la derecha no tiene oportunidad de ganar. El vicepresidente Glas fue condenado en el Ecuador por supuestamente haber participado en un esquema de corrupción de Odebrecht en las obras del país. Pero el único gobierno del mundo que expulsó a Odebrecht por no haber cumplido un contrato fue Ecuador.

La Revolución Ciudadana emitió orden y captura a los directores de Odebrecht porque ellos habían entregado una hidroeléctrica que no funcionaba.

A su vez, la única prueba en contra de Glas ha sido un pen drive que tiene una plantilla de Excel que no pudo ser contrastada. La pericia del juicio indica que esa información no puede ser validada porque no es posible comprobar su origen.

Pese a ello, la fiscalía presentó esa prueba, y Glas fue condenado a seis años de cárcel utilizando un código penal anterior al vigente en este momento.

Es ilegal, pero lo hacen porque según el código penal actual, ese crimen del que Glas es acusado, si alcanzase la máxima pena, sería condenado a cinco años de cárcel.

Eso quiere decir que, una persona condenada hasta cinco años de cárcel, por primera vez, tiene derecho a responder en libertad con una pena alternativa. Si esto se hubiese hecho así, Jorge Glas aún sería vicepresidente.

Lenín Moreno, en su persecución al presidente Rafael Correa, tuvo que condenar a Glas con un código anterior para que él no fuese vicepresidente de la república.

¿Lo que sucede con Maduro es un ‘lawfare’?

Por supuesto, no sólo Nicolás Maduro, si no toda Venezuela. Los Estados Unidos están utilizando mecanismos, junto con los medios de comunicación, para crear una matriz informativa que condena al país. Actualmente Venezuela sufre un bloqueo económico financiero por parte de los Estados Unidos.

¿Cómo funciona? El Banco Central Norteamericano emitió una resolución hace algunos años, indicando que cualquier institución financiera del mundo que tenga sede en los Estados Unidos, y que revise cualquier transacción económica financiera con el estado venezolano, será pasible de sufrir una incautación de sus bienes y capitales en los Estados Unidos.

Además, se le prohibirá operar en el país, inclusive será enjuiciado por un crimen de traición a los Estados Unidos. Es lo mismo que se aplica en contra de Cuba.

Venezuela es un gran exportador de petróleo, pero importa prácticamente todo lo que consume, incluida comida porque no fabrica absolutamente nada.

Es tan rico en petróleo y gana tanto dinero con ello que le es más barato importar los alimentos que fabricarlos en el país.

¿Qué significa ese bloqueo económico?

Que creas un desabastecimiento en el país. A partir de eso, las grandes empresas de comunicación denuncian la falta de alimentos por una supuesta mala gestión o por el colapso de la revolución bolivariana. Pero en realidad el problema es el acoso económico financiero a Venezuela generado por los Estados Unidos y Europa. Los medios de comunicación toman la foto de una percha en un supermercado vacío, pero no indican de que está así porque los Estados Unidos no permiten que Venezuela pueda importar alimentos.

Si un sistema jurídico legal se corrompe de tal manera, ¿cómo se puede combatir el ‘lawfare’?

Hay que cambiar, como el presidente Correa siempre ha dicho, el tema de la burocracia internacional de la ONU, FMI, OMS… que solo protegen los intereses de los poderes hegemónicos europeos y norteamericanos.

¿Por qué el Comité de Derechos Humanos está en Ginebra y no en Ruanda, en Zambia o Siria? Porque el control diplomático y las presiones se realizan a partir de los países del norte. Pero las grandes crisis humanitarias se dan en África y en Asia, la gran pobreza y desigualdad del mundo está en América Latina.

Hay solución, pero hay que pensar en el funcionamiento de la democracia mundial. El poder de los medios de comunicación y de las redes sociales permite desestabilizar y tumbar gobiernos sin que exista un debido proceso de investigación o formas de reglamentación del uso de la información.

El acceso a la información es un derecho humano, pero es manejado por cinco o seis grupos a nivel mundial que actúan en beneficio de sus poderes, y cuando quieren atacar a alguien o un gobierno, lo despedazan, por ello estas prácticas tienen que ser condenadas.

Próxima semana: ¿cómo surge el ‘lawfare’? ¿Están las FARC dentro del ‘lawfare’? ¿Qué papel pueden cumplir los ciudadanos ante este problema? Y más…

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*