En Foco, Globo, Latinoamérica, Ludoteka, Opinión, Vida de hoy

Reciclaje en Cuba: manos a la obra

Anualmente  se producen alrededor de 100 millones de toneladas de plástico, de las  cuales unos ocho millones de toneladas acaban en los océanos. Qué hacer para dar un uso real y que ayude a la gente, es la pregunta.

 

Marnie Fiallo Gómez

 

El ingeniero cubano Joaquín Cuetara investigará sobre la utilización del plástico, en especial el polietileno drehus(PET), en la fabricación de hormigón ante la cantidad de ese material que no es reciclado o reusado.

Cuetara, dijo en declaraciones a Prensa Latina que cada año unos ocho millones de toneladas de plástico acaban en los océanos y se espera que para el año 2050 el peso de estos en los mares supere el de los peces. Los envases de PET son los menos sostenibles pues una vez dado el uso apropiado son desechados en vertederos u océanos, donde perdurarán entre 500 y mil años pues las bacterias desconocen el material y no lo digieren, señala.

Destaca las medidas tomadas por Cuba para reducir el impacto medioambiental como la Ley 1288 que obliga a las personas jurídicas que generan desechos del material en sus procesos productivos o de prestación de servicio entregarlos al reciclaje.

Sobre la adición de hasta un uno por ciento de PET en forma de escamas al hormigón el especialista comentó que se comprobó la resistencia a la comprensión y porosidad del mismo y no fue afectada su calidad.

Por lo cual esta versátil forma de reutilizar los residuos plásticos va ganando adeptos en el mundo, aseguró.

En la investigación Cuetara utilizó cemento Portland ordinario -correspondiente a la denominación P-350-, áridos de origen natural y fragmentos de PET de entre dos y cuatro centímetros cortados manualmente.

Para el ensayo se aplicaron las normas establecidas mediante testigos y probetas cilíndricas y resultó que no existen diferencias entre los hormigones con adición de PET y los convencionales. Cuetara anunció próximas pruebas con mayor cantidad de plástico incorporado al hormigón, investigaciones que significan una solución práctica para evitar el vertimiento en los océanos y mantener la salud de las aguas.

En el mundo…

Esta investigación tiene antecedentes en otros estudios internacionales como por ejemplo el de la universidad australiana James Cook, que propuso ahorrar la cantidad de acero utilizado, reducir las emisiones de dióxido de carbono y el uso de combustibles fósiles.

Las primeras pruebas del llamado ‘concreto verde’ australiano demostraron que era suficientemente duro para ser usado en piezas prefabricadas: tubos de drenaje y aplicaciones de poca carga como señalamientos de caminos peatonales.

Mientras tanto, en República Dominicana un grupo de estudiantes del Instituto Tecnológico de Santo Domingo demostraron la factibilidad del uso de residuos de plásticos ABS como agregado para la fabricación de bloques de hormigón. Y en Ghana utilizan bloques -60% de plástico y un 40 de arena- para construir carreteras, iniciativa que tecnológicamente posibilita aprovechar en mayores cantidades los residuos.

En una primera etapa de aplicación práctica de la idea, el Ministerio de Medio Ambiente de Ghana instaló ese tipo de adoquín en un distrito, y prevé apoyar a Nelplasten en la ampliación del proyecto en el cual la compañía emplea directa e indirectamente a más de 230 personas.

Conforme con criterios de activistas sociales, la implementación de esos planes deberá de inmediato revertirse en disposiciones para transformar el mal estado de las calles y erradicar las montañas de residuos plásticos no reciclados, las cuales también se vinculan con la salud pública, lo que es resolver varios problemas en conjunto.

Estrategia de desarrollo 2018-2030

Incrementar el valor agregado de los desechos reciclables con mayor clasificación, compactación y mejor procesamiento en el período 2018-2030 es una de las ideas gubernamentales que integra la estrategia de desarrollo del reciclaje en Cuba.

Destaca, además, la necesidad de continuar el trabajo en los sectores estratégicos que inciden directamente en el reciclaje como la construcción, turismo e industria alimentaria.

Introducir servicios de recogida de desechos reciclables puerta a puerta, fundamentalmente en las principales ciudades provinciales y promover este sistema entre los trabajadores por cuenta propia.

Igualmente sobresale la importancia de habilitar un número telefónico y correo electrónico mediante los cuales las personas puedan solicitar el servicio de recogida sin costo alguno. Se gran importancia serán las campañas de recolección asociadas a eventos de gran participación popular como conciertos, fiestas populares y actos. (PL)

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*