Cultura, En escena, Los nuestros, Multicultura

Ana Ulsig habla sobre Brasil, la obra Liberty, Kath Duncan y más

Recientemente me senté con Ana Luiza Ulsig, que protagoniza la obra LGBTQ “Liberty” dirigida por Ray Woolford, en la cual interpretará al alcaide y a Sandy Duncan (el marido de Kath). Hablamos sobre una amplia variedad de temas, incluyendo la situación política en Brasil, la historia LGBTQ, Liberty, Kath Duncan, la historia y una gran variedad de temas.

 

Foto de  The People’s News TPN

Seb Chromiak

 

Ana es una actriz y escritora brasileña-danesa que vive en Londres, donde recientemente completó su programa de Máster en formación en arte dramático, en el Rose Bruford College.

Ana empezó a ir a clases de teatro a la edad de 11 años y tiene una Licenciatura en Actuación de la Universidad Federal del Estado de Río de Janeiro (UNIRIO). Afirma que acumuló una amplia experiencia en teatro, incluyendo improvisación, teatro callejero, musicales, comedia, telenovelas de la TV, anuncios y películas. Ana participó en el proyecto “Nós do Morro”, una iniciativa cultural/social en la favela de Vidigal, en Río, y siempre ha participado en proyectos centrados en las transformaciones sociales.

Esto incluye el trabajo desarrollado con la compañía de teatro callejero TÁ NA RUA, con presentaciones regulares en las calles, así como con el proyecto “Rock’n Lixo”, el cual codirigió y produjo y que fue premiado con una subvención de 100.000 BRL de la Municipalidad de Río para realizar giras en escenarios de áreas menos favorecidas de la ciudad. Este proyecto incluía un intérprete de lengua de signos para las personas con discapacidad auditiva, transporte gratuito para estudiantes de escuelas públicas y talleres de títeres reciclados, ya que estaba relacionado con el tema de la obra.

Actualmente, Ana está ensayando para la obra “Liberty”, de Ray Barron-Woolford, y trabajando en el proyecto de autor “The journey of a warlike mind”, sobre el nacimiento de la voz de una mujer. La obra está inspirada por la británica Mary Wollstonecraft, escritora, filósofa y defensora de los derechos de las mujeres, considerada la madre del feminismo moderno.

Teniendo en cuenta los eventos recientes en Brasil, ¿qué importancia tiene para usted participar en una producción política de este calibre?

Seb, para mí estar en esta producción en este momento no solo es importante, sino también esencial. Es un ejercicio de democracia y autoexpresión, realizado mediante la celebración y el recuerdo de una parte de nuestro legado que había permanecido enterrado hasta ahora. Sacar a relucir la historia de Katherine Duncan y darla a conocer al público es en sí una lucha contra el silenciamiento de las personas que luchan por la libertad y la igualdad de derechos de todos los seres humanos.

Mientras doy voz a esta historia como actriz y entrego mi cuerpo, mi voz, mi trabajo, siento que la historia está nutriéndome a mí a cambio, despertando mi propia voz y dándome fuerza para continuar luchando en estos tiempos oscuros. Siento que nosotros, como sociedad, creemos ingenuamente que hemos dejado atrás ciertos errores del pasado, en lo relativo a la justicia, a un mundo justo, a la humanidad. Pero, bajo mi punto de vista, lo cierto es que estamos repitiendo viejas estructuras sin preguntarnos si nos sirven de manera individual y colectiva.

Hoy en día en Brasil hay una inmensa parte de nuestra sociedad que solía estar reprimida y/o en la miseria y que finalmente se está pronunciando. Los indígenas, las personas de color, la gente miserable (en el sentido económico) y las mujeres.

Ana dice que las Mujeres en Brasil han visualizado finalmente nuestro valor y dónde merecemos estar. Lo que está pasando en Brasil (y en otros rincones del planeta a la vez que conversamos) es una reacción a estas masas que finalmente están despertando. Porque significa cambio, significa transformación, y algunas personas no quieren dejar realmente su zona de confort.

Es mi responsabilidad como artista provocar el cuestionamiento y la transformación a un nivel profundo e íntimo. Porque es en este lugar profundo e íntimo de nuestro interior donde todo comienza. Cambiar el micro para cambiar el macro. Me gusta decir que los artistas son los médicos del alma.

Ana Luiza Ulsig. Photo Facebook page

Hoy en día vemos una obra o una película sobre la época en la que Hitler gobernaba y decimos: “Vaya, era horrible lo que hacían en aquel entonces. Gracias a Dios lo hemos superado.” ¿Verdad? Estoy orgullosa de formar parte de esta producción, porque pregunta: ¿lo hemos hecho? ¿Lo hemos superado?

¿Qué fue lo que le inspiró de la historia de la activista comunista escocesa Kath Duncan en la obra?

Realmente, eso tiene que ver con cómo decidí presentarme a esta obra. Estaba en medio de una intensa fase de mi programa de máster (en el Rose Bruford College): me enfrentaba a varias fechas de entrega y no estaba buscando trabajo todavía. Pero estaba pendiente del panorama y cuando vi el anuncio sobre las audiciones para LIBERTY no me lo pensé dos veces. Simplemente sabía que tenía que presentarme, ¡y me dieron el papel!

Ana habla apasionadamente del personaje, mi mayor inspiración fue el hecho de que una persona tan importante en la historia hubiera sido “olvidada”, que se encontrara en “los archivos perdidos”, ¿entiende a qué me refiero? Además, siendo esta persona una mujer. Para mí fue extremadamente inspirador. Resuena con mi propia historia, con las historias de mi familia, con las historias de las mujeres de mi vida y de generaciones previas. Mujeres que fueron silenciadas, olvidadas, relegadas a los “archivos perdidos”.

Estamos hablando de siglos de abuso y represión. La historia de Kath  habla sobre las vidas de las niñas que se arrojaban al río en China y habla sobre mí. Es una historia que todavía traspasa el tiempo, ¡todavía! Así que quiero escucharla y aprender de ella. Kath me hace ser consciente del hecho de que todavía luchamos por la libre expresión.

Kath Duncan participó en la Batalla de Cable Street contra la Unión Británica de Fascistas de Mosley; con la elección de Bolsonaro y el surgimiento actual de partidos de extrema derecha en la sociedad, ¿qué importancia tiene para usted el movimiento antifascista? 

Me alegro de que lo mencione, ya que en esta obra hablamos sobre el legado, la historia y la importancia de aprender del pasado para comprender el presente y ser capaces de construir el futuro.

El surgimiento actual de partidos de extrema derecha demuestra que estamos todavía muy por detrás. Muestra la peor y más oscura parte de la sociedad brasileña. Es impactante que el 55% de los votos válidos fueran a favor de una figura fascista. 57,8 millones de votos es un increíble número de personas que piensan como él de un modo u otro.

Durante el proceso electoral, las personas empezaron a mostrar lo que realmente pensaban. Votar a Bolsonaro es básicamente una autorización para el racismo, el machismo, el odio contra la comunidad LGBT, etc. Las personas que piensan así ahora sienten que tienen legitimidad, ya no se esconden.

Jair Bolsonaro Brasil. Photo Wikimedia Commons

En los pasados meses he escuchado discursos de odio, de personas admitiendo que están de acuerdo cuando Bolsonaro dice que las mujeres deberíamos ganar menos porque tenemos bebés.

Que dice que una mujer no merecía ser violada porque no era lo suficientemente guapa. Es absurdo, y en cierto modo 57,8 millones de personas (solo en Brasil) están de acuerdo con la visión que tiene este hombre del mundo.

También demuestra la ignorancia de muchas personas, que le ven como un salvador (Ana se basa en las similitudes entre Bolsonaro y Hitler y dice que no son mera coincidencia…) y no indagan realmente acerca de él, del trabajo que ha hecho y lo que representa.

Muestra una falta de educación, de conocimiento, que es el resultado de siglos de represión de la sociedad, alimentando a la manada sin permitir a cada individuo pensar por él/ella mismo/a, tener opiniones y, en última instancia, la libertad de expresión por la que Kath luchó tan duro.

En la obra interpreto al alcaide. Es el papel para el que hice la audición porque me gusta el desafío de ponerme en la piel de otras personas e iluminar la oscuridad que hay dentro de mí misma. Es la única manera de comprender dónde estamos y cómo pueden cambiar las cosas. Este alcaide representa para mí esta mentalidad que vive todavía entre nosotros: de mente cerrada, machista, de que las mujeres somos inferiores, que los pobres no merecen derechos civiles, que los homosexuales deberían ser asesinados.

Este es el tipo de cosas que he estado escuchando. Esta forma de pensar existe, aparentemente a gran escala. Estoy orgullosa de dar voz a esta visión del escenario, para que la veamos, la reconozcamos, la admitamos entre nosotros, la discutamos y la cambiemos. No podemos seguir pretendiendo que todo está bien: esta dictadura fascista, de extrema derecha, todavía vive discretamente entre nosotros, en nosotros, se trata de cómo nos vemos a nosotros mismos y entre nosotros.

Esta lucha hace que me haga preguntas de tipo: “¿Quién soy? ¿Qué pienso? ¿Me valoro a mí misma, como mujer? ¿Necesito cambiar mi propia visión sobre mí misma?”

Considerando cómo la historia de Kath Duncan y la lucha por los derechos civiles de la comunidad LGBT en los años 30 no son muy conocidas, ¿cuál es la importancia de estos eventos hoy en día?

Lo que más me impacta de la lucha de Kath es que no solo quería cambiar las cosas para un grupo en particular, o para las mujeres: luchaba para TODOS, para la humanidad. Y era una mujer con una increíble generosidad para extender sus acciones. Luchaba por el derecho de libre expresión, independientemente de quién eras (género, raza, situación económica…).

Foto: Pinterest

Se convirtió en un símbolo de libertad en el sentido más amplio. Creo que es nuestro deber valorar y respetar el trabajo que hizo en el pasado y continuarlo, incrementarlo, crecer y transformar.

¿Cuál es su opinión acerca de los acontecimientos políticos actuales en Brasil, como el encarcelamiento de Lula (el anterior presidente) y la elección de Bolsonaro?

En este momento encuentro muy difícil saber qué es verdad. Vivimos en una enorme y desordenada piscina de información, opiniones, noticias de las que desconocemos la fuente, y en Brasil el desenmascaramiento de una corrupción masiva que empezó con nuestra colonización.

Opino que es gracioso que muchos votaran a Bolsonaro porque “el PT (el partido laborista) destruyó la economía brasileña, era corrupto, etc., etc…”. Pero lo que hay que tener en cuenta es que esta estructura comenzó hace 500 años, no hace 13 años. Que durante el mandato de Lula y, posteriormente, Dilma, la corrupción tuvo finalmente la oportunidad de quebrantarse, se dio espacio para ello.

No estoy de acuerdo con todo lo que hicieron durante sus gobiernos, pero reconozco que dieron lugar para una parte masiva de la sociedad que se encontraba en la miseria y lugar para que la corrupción mostrara sus facetas.

Creo que el hecho de que Bolsonaro saliera elegido es un paso atrás, PERO también veo que hemos construido una base sólida que nos permite no caer de nuevo en viejos hábitos. Pienso que nos enfrentamos al peligro pero también que estamos preparados para luchar. Y esto es nuevo.

Esa es la razón por la que es tan importante contar y conmemorar historias como la de Kath Duncan. Ella es parte de esta base, parte del por qué hoy podemos decir que estamos preparados para luchar. Para continuar luchando. Por Kath, por usted, por mí, por nuestros ancestros y por nuestras futuras generaciones.

La página web de la obra es kathduncan.com y el enlace para comprar las entradas es  tickets.

Si está interesado en encontrar más información sobre la enormemente inspiradora Ana, puede consultar su página web aquí.

(Entrevista de The People’s News TPN)

(Traducido por Iris María Blanco Gabás – Email: irisbg7@gmail.com

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*