Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Badas Jack Reacher cumple sus más profundos deseos

Lee Child ha vendido más de 100 millones de libros, los cuales han sido traducidos en más de 40 idiomas, y si está familiarizado con su trabajo, no será necesaria una introducción a sus novelas de Jack Reacher.

 

Sean Sheehan

 

Aparecen todos los años como un reloj, y así su último, “Past tense”, fue publicado a comienzos de este año. Los seguidores los habrán devorado ya y esperarán ansiosamente una nueva historia en 2019.
Jack Reacher fue policía militar durante más de 13 años y durante un periodo superior al mismo, ha estado viajando alrededor de EE.UU.

Él es el viajero ligero definitivo: sin cargos adicionales para él en las aerolíneas económicas tipo Ryanair ya que sólo lleva un cepillo de dientes plegable y una tarjeta bancaria a la que echar mano para su pago de pensiones.

De cualquier manera, viaja haciendo autostop en las carreteras. Viste lo que lleva puesto y se compra algo nuevo según sea necesario.

Hay dos líneas argumentales dentro de “Past tense”. En una, encontrándose a sí mismo en la ciudad que había sido el hogar de su padre y de su abuelo, Jack Reacher comienza a buscar el hogar de la familia, pero no es capaz de encontrar ningún registro de un Reacher que haya vivido alguna vez en la ciudad. Él se dispone a resolver el misterio.

La segunda trama implica a una joven pareja cuyo coche se estropea y, cuando ellos buscan ayuda en un motel situado en un lugar remoto, se encuentran a sí mismos siendo retenidos como prisioneros para algún propósito desconocido pero siniestro.

Lee Child

Se sabe que las dos tramas coincidirán finalmente en el tiempo y la prosa avanza hacia este fin tan intencionalmente como el ritmo de la caminata (siempre a cuatro millas por hora) del mismo personaje principal.

El lector confía en Jack Reacher y en secreto desea ser como él: es grande y fuerte, un buen hombre, pero no reacio a la violencia extrema cuando trata con los malos malvados. Totalmente autónomo, es dueño de sí mismo, pero tiene la costumbre de encontrarse en situaciones problemáticas, sin que sea su culpa, y se le pide que se libere antes de poder continuar su viaje.

El atractivo de Jack Reacher es, en parte, pero no solo de espíritu macho. Cuando la joven mujer que había sido retenida como prisionera en un motel encuentra la oportunidad de contraatacar, se dice que ella hace uso de profundas reservas de supervivencia:

Sentimientos primitivos. Mucho más fuertes de lo que ella esperaba. Algunos eran simples descargas de software. Viejos y polvorientos manuales de instrucciones, abandonados desde épocas salvajes en la prehistoria. Ella absorbió todos ellos, y ellos le dieron su gracia animal, y su fuerza, velocidad, astucia y ferocidad, más una especie de sereno abandono humano por encima de todo ello, que la hizo rendirse por completo al instinto.

Foto: Wikimedia Commons

Esto le permite golpear a su agresor hasta la muerte y el lector está con ella todo el camino. El sadismo no viene al caso.

Ella no desea herir a nadie, pero se defiende cuando es amenazada. Esta es la filosofía de Jack Reacher y el lector se identifica con ella hasta el final.

“Past tense”, de Lee Child es una publicación de Bantam.

(Traducción de Lidia Pintos Medina)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*