Migrantes, Multicultura

Inmigrante de 3ra generación: “Somos estigmatizados en RU”

Creciendo como una inmigrante de tercera generación en el Reino Unido, con orígenes caribeños y africanos, he tomado conciencia de las divisiones raciales de Gran Bretaña. Pesea ser etiquetada como “británica”, a veces me siento fuera de lugar en el país en el que nací.

 

ciudad mujer bwlo pixabayMichelle Gooden-Jones

 

Los padres de mi madre emigraron al Reino Unido desde Jamaica, mientras que los padres de mi padre eran de Nigeria, teniendo su padre cierta ascendencia de Santa Lucía.

Habiendo sido criada principalmente por mi madre, nacida en Inglaterra de padres jamaicanos, me han sido conferidos algunos aspectos de la cultura jamaicana, tales como la música, la comida, las tradiciones y la lengua. Pasé mi infancia y adolescencia en el Londres multicultural, antes de trasladarme a una zona de Essex en su mayoría de británicos blancos.

El conocimiento de mis orígenes diferentes me ha llevado a desarrollar un interés por las culturas, la política y la sociedad.

Crecer británica

Me crié en el norte de Londres – Tottenham, una zona donde la mayoría de mis vecinos eran inmigrantes de primera y segunda generación. La mayoría de la gente tenía orígenes de diferentes países, lo que hace que sea común preguntar a las personas sobre su procedencia.

Puesto que fui criada por mi madre, en contacto con muchos parientes de Jamaica, y más expuesta a su cultura, siempre que la gente preguntaba de dónde era, yo decía “de Jamaica”.

Siempre sentí que había divisiones entre razas en el norte de Londres. Turcos mezclados con otros turcos, checos pegados a otros checos, y así sucesivamente. La iglesia de mi madre estaba compuesta principalmente por caribeños, y una vez me encontré a mí misma siendo la única que no era de Sri Lanka en un culto tras haber sido invitada por un amigo.

Como inmigrante de tercera generación, sin ninguna conexión real con la tierra natal de mis abuelos, no sentí ninguna necesidad de continuar con este ciclo. Mi entorno me proporcionó el interés por otras culturas, pero pronto comencé a percatarme que era la única persona que no era de Turquía en las reuniones sociales de mi amigo, y que ellos eran los únicos no caribeños en las mías.

Trasladarme a Essex a la edad de 17 años fue impactante. de repente éramos los únicos británicos no blancos en mi calle, y unos de los pocos no blancos de la zona. A pesar de esto, nadie en Essex pregunta de dónde vengo. Tengo un acento muy británico, por lo que supongo que simplemente me ven como una británica de color.

A pesar de que no he experimentado ninguna muestra de racismo de forma directa, soy más consciente en Essex del hecho de ser negra. Sobresalgo más, y soy claramente “diferente”.

ciudad city Londres pixabayExperiencias con el racismo

A pesar de que Londres está aceptando a las comunidades inmigrantes, la gente se ha traído consigo los prejuicios de su tierra natal.

Muchos de mis iguales, inmigrantes de segunda y tercera generación, revelaron que serían “repudiados” por sus familias si tenían una relación con alguien de una raza diferente.

Mi madre trabajaba en Essex mientras vivíamos en Londres. Recuerdo haber visitado sus oficinas en 2006 y sentirme preocupada tras descubrir que el pub de al lado era un punto de encuentro habitual para los miembros del Partido Nacional Británico (BNP). El partido es bien conocido por ser abiertamente racista, y ha atacado a los inmigrantes etiquetándolos como “una amenaza para la identidad británica”.

He experimentado el mayor racismo en la universidad, donde personas de diferentes culturas que no están acostumbradas a mezclarse con otras, son reunidas para vivir en residencias.

Los estudiantes internacionales se hacen amigos de otros de sus países de origen, los británicos blancos se hacen amigos de otros ingleses de raza blanca, y como persona británica negra, la mayoría de mis amigos también son de color debido a los altos niveles de racismo encubierto en el campus.

Transsexuals 3 PixabayComo alguien que ha estudiado política internacional, sé que ha habido un aumento de las tensiones hacia las comunidades de inmigrantes debido al terrorismo y los temores explotados por políticos y medios de comunicación.

Una encuesta del YongGov realizada en 2015 mostró que el 71 por ciento de los ciudadanos británicos pensaban que la inmigración había tenido efectos negativos en Gran Bretaña.

El apoyo a las facciones políticas contra la inmigración también ha aumentado, con el Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), bien conocido por sus duras políticas de inmigración, movilizando el 12,5% de los votos en las Elecciones Generales de 2015, en comparación con el 3,1 % en 2010.

Los inmigrantes son estigmatizados y las personas están cada vez más en busca de aquellos que parecen “sospechosos”.

Los temores han afectado a todos los inmigrantes, pero la peor parte ha caído sobre la comunidad musulmana. Los crímenes de odio islamófobos en Londres han aumentado significativamente, con cifras de la Policía Metropolitana que muestran que de 557 en 2012 se ha pasado a 878 en noviembre de 2015.

ciclo mujer soledad tristeza noche pixabay¿Soy realmente británica?

A pesar de estar casi totalmente integrada en la sociedad británica, muchos inmigrantes de tercera generación tienen sentimientos complejos entre su identidad británica y la identidad de los países de origen de sus abuelos que aún continúa viva.

La situación de los inmigrantes de tercera generación en el Reino Unido es difícil. Las tensiones crecientes, junto con el aumento del nivel de prejuicio hacia las comunidades de inmigrantes, hace difícil que algunos se sientan aceptados.

En 2011, David Cameron sugirió que el multiculturalismo había “fracasado”, pero los inmigrantes de tercera generación como yo, que llaman hogar a Gran Bretaña, demuestran que no ha sido así.

(Traducido por Natalia Cacabelos – Email: n.cacabelos@yahoo.co.uk)Fotos: Pixabauy

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*