En Foco, Ojo de la Aguja, Opinión

‘Islamofobia’ …. Pero, ¿quién tiene la ‘fobia’?

‘Islamofobia’, ¿un pseudo término médico, diseñado para silenciar los argumentos de los oponentes, relegándoles al ostracismo social? Una ‘fobia’ es un miedo irracional. ¿Será que aquellos que usan el término, son los que realmente padecen la ‘fobia’,  la fobia de no ser capaces de manejar los argumentos de sus oponentes?

 

crisis pixabay.com

Nigel Pocock

 

Esto sorprenderá a los liberales occidentales, que sostienen que todas las “grandes” religiones eran dulces y agradables.

Y ello es sumamente romántico. Dependiendo de cómo funciona una religión – y sus creencias fundamentales -, ésta puede motivar  extrema violencia o un gran altruismo.

Las teologías conservadores (cristiana, judía o islámica) no permiten el desarrollo pro-social.

Para los conservadores, los pasajes bíblicos o coránicos que hacen hincapié en (por ejemplo) el patriarcado y la justicia retributiva, son fuertemente defendidos, mientras que toda evolución hacia los derechos de la mujer y la justicia restaurativa es minimizada en importancia o ignorada, e incluso parecer ser demoníaca, y definitivamente no es autorizada por la (actual) voluntad de Dios.

A los liberales les gusta decir que los cristianos y los musulmanes creen en el mismo Dios, algo con lo que cristianos y musulmanes comprometidos están rotundamente en desacuerdo, y no sin una muy buena razón.

ciclo surreal mujer pixabayLa doctrina cristiana de la Trinidad, que declara que Jesús es la plenitud de Dios ‘Padre’ (así como lo es el Espíritu Santo, del que también se dice es una persona), son nociones que son una abominación para un musulmán comprometido.

Además hay otros aspectos como la democracia (otro anatema para los musulmanes comprometidos, que creen en la teocracia) y la esclavitud (justificada en virtud de una teología estática).

¿Qué significa esto? Para quienes participan en la desprogramación psicológica de los musulmanes altamente comprometidos (y otros miembros de la secta) significa que dicho compromiso es más emocional que racional, y que toda discusión racional es imposible.

De hecho, una apelación a la razón afianza la oposición. Este es el camino que conduce a la decapitación como norma y de partidos de fútbol con esas cabezas.

La deshumanización se convierte en un hecho psicológico y social: estas víctimas no eran humanas.

god for atheist pixabay bibliPor ello los judíos fueron enviados a las cámaras de gas, o los esclavos África-Caribeños azotados hasta la muerte.

¿Qué respuestas están ahí? Durante cientos años (pese a los enormes picos en la Primera y Segunda Guerra Mundial y a los presentes y diversos conflictos islamistas) la democracia ha disminuido la violencia.

Esto se correlaciona con muchas otras variables, tales como derechos de la mujer, la educación, y más, como lo ha mostrado Steven Pinker. Tal democracia contrarresta la co-polarización de la sociedad que revistas islamistas como Dabiq buscan muy seriamente al confiar en el extremismo de Donald Trump para avivar el fuego para ellos.

Carol Dweck ha dicho, la educación necesita mostrar elocuentemente que el cerebro es muy maleable y no naturalmente inamovible y, por tanto, trabaja contra las creencias estáticas y sus culturas de apoyo.

Las “mentalidades en desarrollo”  son las que saborean positivamente un reto (no se ven amenazados por ellos, como ocurre con la mentalidad fija).

Musulman islamis pixabay (13)Por tanto la resolución de problemas y las soluciones creativas son posibles. Ello socava los sistemas de creencias autoritarias (pero no la autoridad genuina).

Un profesor radical de hace 2.000 años enseñó que “el pequeño será el más grande”, y que “el más grande debe ser el servidor de todos”.

Su inmediato seguidor adoptó un modelo en el que todas las diferencias de estatus de clase, raza y género serán suprimidas por un proceso en el consentimiento y la apelación, no por coerción.

Necesitamos una búsqueda de la verdad, no es un lecho liberal de Procustos, donde la verdad es una nariz de cera, moldeada según los decretos de políticas sociales.

Lo que debe evitarse es un proceso de co-radicalización: no necesitamos, ya sea ISIS o Donald Trump, aumentando los extremos de la retórica y el abuso.

traffic lights luces color pixabay

Los liberales deben enfrentar incómodas batallas intra-psíquicos que buscan una adjudicación de la verdad.

Para la verdad no es tan absoluta que el crecimiento sea imposible. Tampoco hay ninguna necesidad de meter alcohol en una botella de perfume, para conducir a la gente a un genocidio.

Por el contrario, lo que no necesitamos es un lenguaje irracional de  ‘fobia’ como un brazo de la política social o el abuso.

(Fotos: Pixabay) – (Traducido por: Mónica del Pilar Uribe Marín)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*