En Foco, Globo, Latinoamérica, Opinión

Cruzada para preservar y fortalecer las lenguas ancestrales

De los siete mil idiomas que se hablan en el mundo, unos seis mil 700 se consideran indígenas, por lo cual su pérdida representa un empobrecimiento para la humanidad y las comunidades. Pero Bolivia a la vanguardia para salvarlas.

 

Brazilian Indians. Photo Wikimedia Commons

Rosmerys Bernal Piña

 

Según estimaciones de las Naciones Unidas, el 40% de los idiomas ancestrales podrían desaparecer para siempre en los próximos años de mantenerse las actuales tendencias.

Por ejemplo, en América Latina de las 420 lenguas indígenas vivas en la región, se corre el riesgo de perder el 26%, y en áreas como el Caribe la situación es irreversible, pues se encuentran prácticamente extintas, según expertos.

Además, 103 son lenguas transfronterizas y se utilizan en al menos dos países. Tal es el caso del quechua, presente en Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador y Perú. Especialistas señalan que la pérdida de una lengua indígena suele responder a la asimilación, reubicación forzada, migración económica, analfabetismo, pobreza, exclusión, discriminación y violaciones de derechos humanos de quienes las hablan.

De acuerdo con la Unesco, la protección de ese patrimonio puede contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y a fortalecer los derechos humanos y dignidad de las personas.

Bolivia promueve el conocimiento y valoración de las lenguas indígenas por su importancia para la cultura, las tradiciones e identidad, y como reflejo de la vivencia de los pueblos.

Photo: Wikipedia

El ministro boliviano de Relaciones Exteriores, Diego Pary, señaló recientemente que cada dos semanas perdemos una lengua ancestral, y cuando eso sucede desaparece un pueblo y una cultura. De ahí el interés de los organismos internacionales por la recuperación, mantenimiento y desarrollo de esas formas de comunicación.
Pary destacó que preservarlas, fortalecerlas y desarrollarlas es un desafío importante para nuestros países.

En Bolivia, tras la llegada de Evo Morales a la presidencia en 2006, el primer mandatario indígena en este país impulsó normas, proyectos y planes en beneficio de los pueblos originarios, y por ende de su idioma.

De acuerdo con cifras oficiales, esta es la nación de América Latina con mayor población indígena (62,2%), seguida por Guatemala, Perú y México.

El Estado boliviano reconoce 36 nacionalidades e igual número de lenguas indígenas originarias, para los cuales la Constitución Política del Estado Plurinacional establece igualdad de derechos y respeto a sus tradiciones, costumbres y autonomía.

Sin embargo, “el uso de lenguas indígenas y su conocimiento en Bolivia ha sido mermado desde la época de la Colonia, primero por la imposición del español como idioma oficial, y luego por las nuevas tecnologías, el cambio social y la globalización”, señala un artículo publicado en la página web de la Universidad Mayor de San Andrés, institución pública ubicada en La Paz.

Foto Wikipedia

El texto resalta que entre los idiomas originarios más hablados se encuentran el quechua, usado por el 28% de la población; el aymara, mediante el cual se comunican un 18% de los habitantes; y el guaraní, solamente utilizado por el uno% de los bolivianos.

De igual manera, el texto refleja como otros idiomas reconocidos en este país el araona, baure, bésiro, canichana, cavineño, cayubaba, chácobo, chimán, ese ejja, guarasuagwe, guarayu, itonama, leco, machajuyai-kallawaya, machineri, maropa, mojeño-trinitario, mojeño-ignaciano, moré, mosetén, movima, pacawara, puquina, sirionó, tacana, tapiete, toromona, uruchipaya, weenhayek, yaminawa, yuki, yuracaré y zamuco.

En noviembre de 2018, durante la XXVI Cumbre Iberoamericana celebrada en Guatemala, Morales agradeció el apoyo recibido por los países participantes en el evento, quienes reconocieron el rol de las Lenguas Indígenas en esta región.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos coincidieron en que los idiomas son parte integrante de su identidad y de su diversidad cultural, así como de su integración social, educación y desarrollo.

Este año Bolivia efectuará eventos de gran trascendencia para los pueblos indígenas y la comunidad internacional, según informó la viceministra de Relaciones Exteriores, Guadalupe Palomeque.

Por ejemplo, el 21 de febrero, Día Internacional de la Lengua Materna, el Comité Ejecutivo del Año Internacional organizará un diálogo interactivo académico para fortalecer la protección, promoción y preservación de todos los idiomas, enfatizando en las minorías lingüísticas y los que se encuentran en peligro de extinción.

En el ámbito internacional, se organizará el Encuentro Mundial de Pueblos sobre los idiomas indígenas y una Conferencia Internacional de alto nivel sobre los pueblos, las lenguas indígenas y su contribución a la agenda de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas para 2030.

Por su parte, la ministra de Culturas, Wilma Alanoca, resaltó el interés de Bolivia por promocionar las lenguas indígenas por medio de ferias internacionales del libro.

Alanoca adelantó que el primer paso se dará este mes de febrero, en la Feria de La Habana, Cuba, y después se pretende tener presencia en Argentina, Perú y en México.

La funcionaria explicó que desde ese Ministerio se fortalece el estudio de las lenguas a través de concursos nacionales, y con la producción de textos y audios.

En la recién concluida Feria Internacional del Turismo de Madrid, en España, Bolivia llevó un diccionario aymara-castellano para que se conozca un poco de las lenguas originarias del país sudamericano en otras partes del mundo.

Asimismo, el canciller Pary informó que se aspira a convertir la nación boliviana en sede del Instituto Iberoamericano de Lenguas.

Bolivia, de conjunto con otros países y organismos internacionales, avanza en iniciativas para reivindicar el estatus de las lenguas indígenas; así como revitalizar y relanzar su uso en todos los espacios sociales, educativos y comunicacionales para promover esa manifestación de cultura, vivencias e identidad. (PL)

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*