Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Brecht

Brecht escribió poesía toda su vida, aunque suele estar asociado con obras de teatro como “Madre coraje y sus hijos”, “El círculo de tiza caucasiano” y “La resistible ascensión de Arturo Ui”, y con la idea de lo que él denominaba “El teatro del No aristotélico”. Una importante nueva colección (más de 1200 páginas) de sus poemas recorrerá un largo camino para restablecer el equilibrio.

 

Bertolt Brecht. Foto: Pinterest

Sean Sheehan

 

Brecht escribió poesía en una variedad de formas y reflexionó sobre la naturaleza de la poesía tal y como él teorizó sobre el drama. En su nueva publicación, los traductores David Constantine y Tom Kuhn hacen justicia al poder de sus escritos y al espíritu de su mente.

Ningún término o adjetivo puede describir la poesía de Brecht más de lo que podrían hacerlo las canciones de Dylan. Ellos abarcan una amplia variedad de temas y sentimientos y aunque en ningún caso son sentimentales, encontrará pathos, miedo, nostalgia, protestas, indignación y compasión en los poemas.

Para alguien a quien le gustaban las gabardinas de cuero, hay mucho para sorprenderse sobre Brecht en este libro.

Uno de sus poemas, escrito a principios de la década de 1930, se refiere a una mujer, una trabajadora sexual desde los diecisiete años de edad, que vuelve la vista atrás en su vida y sabe lo que esto le ha costado:

Sólo agradezco a Dios que todo pase deprisa

Todo el amor, la preocupación y el miedo.

¿Dónde están las lágrimas de ayer?

¿Dónde las nieves de antaño?

En 1949, Brecht se mudó a Berlín y escribió las Elegías de Buckow que incluye poemas cortos como “Humo”:

La casita entre árboles junto al lago

Del tejado un hilo de humo.

Si faltase

Qué desolación

Casa, árboles y lago.

Brecht leyó a Marx en la década de 1920 – “el único espectador de mi obra con el que me he topado alguna vez” afirma y su conciencia política lo hizo consciente del peligro que Hitler representaba. En “Bad time for poetry” expresa cómo la alegría que siente al ver los florecientes manzanos se enfrenta con “el horror en los discursos del pintor”. “Pero sólo este último me impulsa a escribir”.

Él abandonó la Alemania Nazi en 1933, exiliándose a sí mismo y a su esposa judía en varias partes de Europa hasta que quedaran algunos lugares seguros, obteniendo una visa para entrar en EE.UU. en 1941.

Después de la guerra, pero todavía en América, fue llamado para rendir cuentas por el Comité de la Cámara de Representantes sobre Actividades Antiamericanas. Él lo hizo así, pero inmediatamente después se fue para Alemania Oriental, un estado comunista con el que pensó que podría alinearse.

Con el tiempo, llegó a conocer el lado oscuro del estalinismo y escribió “La Solución” después de que un levantamiento en Alemania del Este fuera aplastado en 1953.

Tras la sublevación del 17 de Junio

La Secretaria de la Unión de Escritores

Hizo repartir folletos en el Stalinallee

Indicando que el pueblo

Había perdido la confianza del gobierno

Foto: Pinterest

Y podía ganarla de nuevo solamente

Con esfuerzos redoblados. ¿No sería más simple

En ese caso para el gobierno

Disolver el pueblo

Y elegir otro?

“The collected poems of Bertolt Brecht”, traducido y editado por Tom Kuhn y David Constantine, es publicado por Liveright Publishing.

(Traducción de Lidia Pintos Medina)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*