Globo, Latinoamérica, Reino Unido

“Al fondo a la izquierda”

Un documental de Marco Enríquez-Ominami (tres veces candidato a la presidencia de Chile) y del cineasta  Rodrigo Vázquez. Son 52 minutos de un recorrido de carácter geopolítico que cuestiona el pasado reciente para entender mejor el futuro.  La cinta fue proyectada en Londres y París.

 

Marcos Ortiz

 

Tras años de hegemonía indiscutible, la izquierda latinoamericana enfrenta reveses sin precedentes. Del Caribe a la Tierra del Fuego, por todas partes se suceden las derrotas. Por todas partes el adversario gana terreno…

Son tiempos duros para la izquierda en América Latina. La extrema derecha regresa a Brasil. La edad de oro de la izquierda se aleja a pasos agigantados. En Argentina los conservadores están a cargo. Chile vuelve a manos de la derecha. Venezuela vive horas inciertas.

Tras una ola de éxitos sin precedentes a inicios del Siglo XXI, del Caribe a la Tierra del Fuego las fuerzas progresistas sufren hoy derrotas rotundas.

¿Cómo preparar futuras victorias sin comprender las dificultades que abruman al continente?

Marco Enríquez-Ominami cuanta cómo comenzando el Siglo XXI, América Latina fue protagonista de un extraordinario ciclo de crecimiento económico y de desarrollo social.

Esta transformación masiva cambió de manera radical el paisaje y dio lugar a la instauración de una cultura democrática perdurable, a la existencia de Estados de derecho, a la construcción de una independencia económica, a una redistribución de las riquezas que hizo retroceder de manera considerable la pobreza, y la aparición de nuevos líderes políticos.

Sin embargo, después de algunos años, esta era gloriosa dio paso a un periodo de gran inestabilidad.

Foto: Pixabay

A partir de 2016, las políticas de estos dirigentes han sido cuestionadas por los mismos ciudadanos que los pusieron alguna vez en el poder. Llegó el momento del fin para las políticas de izquierda en América Latina.

La aparición de una “nueva derecha” en Argentina y Brasil, las dificultades económicas por las que atraviesa Venezuela, y de manera más simbólica la muerte de Fidel Castro, son las señales que marcan el inicio de una nueva etapa en un continente acostumbrado a los golpes de Estado y a las revueltas populares.

Dividido y fragmentado, el continente se aleja cada día más del sueño de Simón Bolívar, quien en el Siglo XIX aspiraba a la construcción de un continente unido, de California hasta Tierra del Fuego. Y si el viraje a la izquierda de los años 2000 ha llenado de esperanza a los sectores más desposeídos, es justo constatar su decepción actual.

Estas experiencias –iniciativas de partidos y de movimientos progresistas– generaron a lo largo de toda la región ganancias sociales indesmentibles y una auténtica autonomía por parte de estos gobiernos respecto de los Estados Unidos.

Conflictos internos, sin embargo, afectaron a estos regímenes nacidos en las urnas, reconfigurando el mapa político del continente: derivas autoritarias, corrupción, renacimiento del capitalismo, dependencia extrema de los precios de materias primas, etc.

Foto Prensa “Al fondo a la izquierda”

La crisis política por la que atraviesan varios de estos países que hasta hace poco navegaban viento en popa, nos demuestra que las políticas que ayer funcionaban hoy no son válidas para los nuevos desafíos.

¿Cómo imaginar, entonces, nuevas ideas capaces de reavivar la esperanza y construir un socialismo del Siglo XXI?

¿Cómo disminuir la miseria y la desigualdad ancladas de manera tan profunda en esta región estratégica donde se encuentra el pulmón del Amazonas y 60% de las reservas de petróleo del planeta?

Mientras que de ambos lados del Atlántico la derecha nacionalista y conservadora saca partido de esta crisis para cambiar las reglas del juego, el proteccionismo parece estar más a la moda que nunca.

Con Trump en la Casa Blanca, el Brexit en Gran Bretaña y un proyecto europeo que lucha contra el desempleo y la crisis migratoria, la izquierda parece carecer de respuestas y se ve arrinconada producto de su ineficiencia. Resulta difícil, por lo tanto, en estas condiciones, avizorar un futuro promisorio.

Por ello, a través del documental “Al fondo a la izquierda” , sus autores buscan dar cuenta de las diferentes fuerzas que gobiernan el continente latinoamericano.

Foto Prensa “Al fondo a la izquierda”

Habiendo sido candidato a la Presidencia de su país, Chile, Enríquez-Ominami se pregunta “por este balance difícil y controversial yendo al encuentro de estos dirigentes políticos hoy criticados. Un recorrido de carácter geopolítico que cuestiona el pasado reciente para entender mejor el futuro.”

Sobre Al fondo a la izquierda”

Marco Enríquez-Ominami es un político y cineasta chileno. Candidato en tres ocasiones a la Presidencia de su país, es parte de la nueva camada de políticos latinoamericanos partidarios de un socialismo renovado. Hijo de un revolucionario cercano al presidente Salvador Allende, asesinado durante la dictadura de Pinochet, Marco Eníquez-Ominami es criado en el exilio en Francia y regresa a Chile algunos años antes del retorno a la democracia.

Fundador de la productora Rivas y Rivas, Marco Enríquez-Ominami ha dirigido numerosas cintas de ficción para cine y televisión y debutó en el género documental en 2003. Filmografía: Al fondo a la izquierda”, “Rapa Ariki Matatoa, isla de guerreros”,  “Chile: los héroes están fatigados”, “La vida es una lotería” y ”Bienvenida Casandra”.

Foto: Pixabay

Rodrigo Vázquez nació en Argentina y se mudó al Reino Unido en 1995 para incorporarse a la sección documental del National Film & TV School. Su primer cortometraje, sobre los niños argentinos desaparecidos se estrenó en el Festival Latinoamericano de Cine de La Habana en 1998 y recibió numerosos premios, entre ellos el galardón “Picture this”, de la BBC.

Rodrigo trabajó posteriormente para BBC World y Channel 4. Para la Unreported World Series filma en zonas de conflicto de Centroamérica y el Medio oriente. Estas películas han sido nominadas a los premios de la Royal Television Society y le han significado ganar el prestigioso premio Rory Peck.

Su trabajo cinematográfico incluye “The killing of Kashmir”, “Cóndor: el eje del mal”, presentado en el Festival de Cannes en 2003, y el largometraje “Palestina: imágenes robadas”,  entre otros.

En 2005 Rodrigo crea la compañía Bethnal Films para la producción de filmes independientes. Son más reciente documental aborda la desmovilización de los guerrilleros de las FARC.

Más información: Al fondo, a la izquierda / Lanneedetouslesdangers / ARTE / @alfondoizq

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*