Cultura, En escena, Los nuestros, Multicultura

“Masha y el oso”, un éxito del humor ruso que rompe el Guinness

Moscú. Este fenómeno del animado trasciende las fronteras de Rusia, para triunfar con historias de nobles y divertidas ideas en un espacio de 45 mil millones de visitas en Youtube.

 

Antonio Rondón

 

La serie de cartones de más éxito en la historia artística de esta nación, cuajada en una sólida base de la escuela soviética de animación, ya tiene varios títulos para demostrarlo como el récord Guinness de audiencia en Youtube.

El capítulo “La avena de Masha” fue visto 3 mil 500 millones de veces en Youtube, por lo que recibió el récord Guuinness, aunque sus creadores estiman ya superan los cinco mil millones.

La serie rusa de los estudios privados Animaccord Group es una creación personal (autoral) de Oleg Kuzovkov, quien, según cuenta el productor Dmitry Loveyko, buscó en 2008 patrocinadores para llevar a la pantalla ocho capítulos preparados de “Masha y el oso”.

“Junto con un viejo amigo, Kuzovkov me buscó y me hizo desistir de una propuesta para dirigir un aeropuerto e ir con él para una nueva empresa de animación como administrador y encargado del mercado”, cuenta Leveyko.

Una visita a los estudios de Animaccord, situados en una zona aledaña a los estudios de televisión de la torre Ostankino y del resucitado Soyuzmultfilm, es suficiente para entender el empeño de su pequeño colectivo de llevar un producto de calidad al mercado.

Cuenta Loveyko que desde un primer momento Kuzovkov quiso plasmar sus historias en un formato 3D, para iniciar el proyecto con la máxima calidad posible de entonces, aunque en Rusia había escasos especialistas para emprender esa tarea.

Sin embargo, los inversionistas se arriesgaron a probar el éxito de “Masha y el oso”. En el primer año hicieron dos capítulos, en el segundo tres y la cifra se incrementó hasta llegar a hacer 20.

En estos momentos “Masha y el oso” cuenta con 78 capítulos, divididos en tres temporadas, con ediciones en al menos 36 idiomas y una difusión en más de un centenar de países. Pero en América Latina, el animado más famoso de la historia rusa tiene un amplio auditorio con al menos tres países con filiales de Animaccord: Brasil, Chile y México.

“En América Latina, uno de los continentes más exitosos en el desarrollo de nuestra marca, todo se inició 2014, cuando empezamos a firmar los primeros acuerdos para la televisión”, explica Vladimir Gorbulya a Prensa Latina.

Durante ese empeño, establecieron relaciones comerciales con la compañía Turner en América Latina, aunque en esa región también opera el Discovery Kids.

Turner desarrolla activamente el canal Boomerang, en donde Masha es el motor impulsor en el plano de distracción del auditorio”, afirma.

“En los mercados grandes como México y Brasil, también nos transmiten en los canales locales que son Televisa y SBT”, aclara Gorbulya al hablar del funcionamiento de Animaccord.

El alma de Masha y el oso

“La idea de crear una nueva pareja de payasos, en una presentación indirecta de padres (el oso) y niños (Masha) fue algo que cambió con el tiempo”, confiesa Loveyko, quien recordó que un principio Masha era una niña desobediente y con estrabismo.

Pero la reacción de la audiencia a la muestra de las primeras series llevó a cambiar esa imagen.

“En la creación del duo de la serie, se tuvo en cuenta que si los personajes fueran un adulto y un niño reales, sería algo muy ambiguo, porque es incorrecto que un menor se burle de un adulto o que un adulto haga lo mismo con un niño”, comenta Loveyko.

Para Gorbulya, la concepción de la serie se basa en la relación del niño y el padre, en donde el rol del padre lo hace el Oso, y el rol del niño lo hace Masha, con humor absolutamente legible, incluso sin traductor, para cualquier padre. La serie lleva los valores clásicos entendibles para cualquier padre, sin abusos, violencia, sexo o lenguaje incorrecto, es un planteamiento sano para hacer reír, confiesa.

Dice el director ejecutivo de Animaccord  que 2019 es el año de la conquista a fondo del mercado asiático, en especial, China y Japón, para la serie que en 2015 recibió el premio “Kidscreen Award” por mejor animación en el foro Creative Talent.

El canal en ruso en Youtube posee 20 millones de suscriptores, el segundo es el portugués, en donde el 80% se genera en Brasil, con seis millones, y el tercero es el español con 5,3 millones, el 80% de América Latina, afirma Gorbulya.

En estos momentos, se trabaja en capítulos de la cuarta temporada “Canciones de Masha” (Masha’s songs). (PL)

(Fotos: Prensa Latina)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*