Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

El Holocausto y la excepción danesa

Casi dos décadas han transcurrido desde la publicación de “La industria del Holocausto” de Norman Finkelstein. La explotación del Holocausto continúa a buen ritmo y aparte del impacto del libro que costó a Finkelstein su permanencia en la Universidad DePaul de Chicago, poco ha cambiado.

 

Judy Glickman Lauder, Bohušovice train station near Theresienstadt concentration camp, Czechoslovakia; from Beyond the Shadows (Aperture, 2018)

Sean Sheehan

 

Es un alivio entonces ver el nuevo libro de fotos de Aperture  “Beyond the shadows: The Holocaust and the Danish exception” (Más allá de las sombras: El Holocausto y la excepción danesa), que no forma parte de la industria del Holocausto.

Dinamarca fue ocupada por los nazis desde abril de 1940 hasta el final de la guerra y el grado de colaboración entre los distintos gobiernos de coalición y los alemanes se encuentra abierto a debate.

La observación de Rosa Luxemburgo de que esta es ‘una forma distorsionada de la hipocresía burguesa que lleva a cada nación a reconocer la infamia sólo cuando esta aparece en el uniforme del otro’, sirve como recordatorio de que el Holocausto no habría podido ocurrir sin la participación activa de los ciudadanos y de los órganos de gobierno fuera de Alemania.

Los judíos fueron deportados por las Islas del Canal y al menos una fotografía muestra a un policía británico ayudando en la deportación de judíos. Esto sugiere que Gran Bretaña no habría sido ninguna excepción a lo ocurrido en otros países bajo la ocupación nazi.

Judy Glickman Lauder, Birkenau extermination camp, Poland; from Beyond the Shadows (Aperture, 2018)

Los ciudadanos en Dinamarca, sin embargo, probaron ser una honorable excepción cuando en 1943, los alemanes impusieron la Ley marcial y comenzaron a planear la deportación de la población judía del país a los campos de exterminio en Polonia.

Una red de ciudadanos surgió para dar refugio a los judíos y ayudarlos a escapar de Dinamarca. En pocas semanas, más de 7.000 judíos pudieron huir a Suecia y después de la guerra fueron bienvenidos y capaces de reanudar su vida normal y sus ocupaciones.

Esto podría parecer como una reseña de una de aquellas películas de Hollywood que distorsionan descaradamente las verdades históricas en interés de una historia emocionalmente satisfactoria que se calcula al máximo de ingresos acumulados. En este caso, no es así: esta es la pura verdad y las fotografías de Judy Glickman Lauder, tomadas en la década de 1980 y 1990, son un testimonio de tanto la excepción danesa como de la realidad que de lo que aguardaba a los judíos enviados a los campos desde otros países ocupados.

El primer conjunto de fotografías, de los lugares de los campos de concentración en Europa del Este, corresponden a la realidad del Holocausto: las vías ferroviarias, posesiones de las víctimas, las cámaras de gas, los barracones vacíos.

Judy Glickman Lauder, Jens Møller, Gilleleje, Denmark; from Beyond the Shadows (Aperture, 2018)

Las fotos en blanco y negra son granuladas, semi-borrosas, crudas y fantasmales, algunas imágenes infrarrojas. En la mayoría de ellas, cualquier luz natural disponible brilla débilmente a través de pequeñas ventanas o cielos nubosos. Más que documentos visuales, transmiten de forma conmovedora verdades espantosas.

Antes del segundo conjunto de fotografías, las páginas de texto cuentan la historia de lo que sucedió en Dinamarca. Las imágenes que siguen son retratos de algunos de los hombres y mujeres que arriesgaron sus vidas ayudando a los judíos a escapar. No son fantasmas.

El libro llega a su fin con recuerdos fotográficos del pasado: el lugar de las fosas comunes, cementerios de judíos, exhibiciones en los campos de exterminio hoy día, el campo de exterminio de Auschwitz.

“Beyond the shadows: The Holocaust and the Danish exception”, de Judy Glickman Lauder es una publicación de Aperture.

(Traducción de Lidia Pintos Medina) – Fotos de © Judy Glickman Lauder, sumiistrada por la editorial

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*