En Foco, Ojo de la Aguja, Opinión

¿Ha impedido la cultura de ‘los derechos’ curarnos del abuso?

Parece un título provocativo y paradójico, y lo es. Lo que aquí se presenta es una revisión del artículo, “La patología del victimismo”, (2006,) de Ofer Zur.

 

pobreza-soledad-dolor-pixabayNigel Pocock

 

Zur argumenta que la tendencia a ignorar la psicología de las víctimas, surge del miedo de culpar a las mismas. Así, el papel de la víctima de repetidos abusos  está lejos de ser comprendido y por lo tanto tratado.

Lo que ocurre es que la víctima está etiquetada como tal, y ésta etiqueta impide que la persona alcance más poder, esperanza y responsabilidad en el futuro, lo que potencialmente rompería el etiquetado y perpetuo victimismo. También tendemos a vivir en una cultura occidental que culpa a aquellos que atribuyen culpabilidad y esquivan la suya propia. Por supuesto es cierto que un niño no puede ser responsable de los varios factores indicados que predisponen a esto, pero un adulto sí puede.

La sociedad por lo tanto, tiene la responsabilidad de ayudar. ¿Pero qué ocurre si la sociedad en la que la víctima está sumida, se relaciona con esas mismas actitudes de evitación de la culpa y narcisismo? ¿Puede una sociedad como esa ayudar a romper la etiqueta del victimismo, si sus propias etiquetas bloquean el camino?

Miedo dolor 6El etiquetado de las victimas es extremadamente resistente. Se ha demostrado que una cosa tan nimia con hacer una marca en una casilla de un cuestionario, hace que disminuya la relación entre personas mayores y personas de raza negra.

Este no es un mensaje popular en la cultura occidental, donde las compañías de tabaco pueden ser denunciadas por causar enfermedades a los fumadores, los cuales se niegan a aceptar parte de la culpa de su propia enfermedad.

La responsabilidad  es raramente 100% de la víctima o 100% del que comete el abuso. Eso es simplificar demasiado. De hecho, como Raj Persaud señala en sus notas conocidas como “Mantenerse Sano”, va en contra de la intuición que al enfrentarnos a la complejidad de la salud mental, no se encuentre una búsqueda de la simplicidad. Esto es por que enfrentarnos a la complejidad nos ayuda a desarrollar un inventario de habilidades para la resolución de problemas, mientras que lo contrario lleva a las personas quedarse paradas en términos de salud psicológica o incluso a retroceder.

Como Zur señala, hay una relación entre la víctima y la responsabilidad del que ha abusado, y hay situaciones en las que la víctima también puede ser el agresor. Por supuesto los actos de abuso realizados completamente al azar, quedan lejos de la responsabilidad de la víctima.

corazon dolor pain pixabayPero cuando la víctima se hace a sí misma vulnerable emborrachándose, entonces si tiene algo de responsabilidad. En otras situaciones, una victima puede ser más responsable, como por ejemplo, si alguien se une con conocimiento de causa a las Tropas de Asalto Nazis, y como su líder Ernst Rohm acaba siendo asesinado por Hitler.

Poniendo esto de manera más técnica, la responsabilidad es relativa al conocimiento del asunto.

A mayor conocimiento, mayor responsabilidad. Si la gente se niega a buscar la ayuda de agentes externos, entonces un terapeuta tiene que saber el por qué- al igual que la víctima.

Como Judith Lewis Herman, señala en su excelente libro, los supervivientes tienden a tener una perspectiva prosocial. ¿Desempeña el utilitarismo un papel disfuncional en la curación de  las víctimas a cause de la cultura de “¡Te lo mereces!”?

Es esa cultura de “yo primero” la que anima a las víctimas a no ver su parte, aunque pequeña, en su abuso, y es la receta para la continua disfunción, el enfado, la amargura y otras patologías tanto de personas como de sociedades que son víctimas.

Para curarse hace falta recorrer un camino dentro de la oscuridad y el dolor, antes de salir a la luz y que todo comience pueda comenzar.

(Foto: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*