Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Mama Amazónica

“Mama Amazónica” es una colección de poemas de Pascale Petit con un extraño escenario dual que se desarrolla entre un pabellón psiquiátrico, donde la madre del narrador es un paciente, y la selva amazónica peruana.


Sean Sheehan

 

Para poder escribir los poemas, Pascale Petit hizo dos viajes a la Amazonía peruana, un hecho que subyace a la asombrosa luminosidad de las imágenes que pueblan los poemas.

La madre del narrador se representa en la selva tropical como Victoria amazónica, el lirio de agua de hojas gigantes, cuyas flores miden hasta 40 cm de diámetro y que cambian de color de blanco a rosa en el transcurso de 48 horas. Los escarabajos voladores nocturnos se entierran “en el crisol de su mente”, una metáfora inquietante para el momento en que la madre fue violada.

La madre se convierte en un jaguar -“Sus garras son lunas crecientes / afiladas para aclarar”-, pero no puede luchar más contra los calmantes y las inyecciones de los médicos, como tampoco puede hacerlo el hombre que la drogó antes de violar su cuerpo y mente.

Imágenes llenas de ejemplos de la fauna amazónica. Los ojos de la hija de la madre son “azules como mariposas transformadas/ borrachos en fruta fermentada” y ella misma se pasea sobre el pantanal de los corredores [del hospital].

En “Mi nacimiento amazónico”, la madre da a luz a un niño que es el resultado de su violación. Las imágenes son sorprendentemente vívidas:

Los pies se despliegan como epífitas,

Uno tímido, uno valiente

Uno con una rana entre sus dedos, uno con una cucaracha,

pero ¡oh cómo brilla la armadura de la cucaracha con rubíes y granates!

Estas líneas evocan la ambivalencia que habita las circunstancias detrás del nacimiento. El dolor de la madre es “como un higo estrangulador en lo alto de una rama” que envía raíces por su pecho y “teje una jaula / alrededor de cada esperanza”.

Hay experiencias tan difíciles de verbalizar que sin un marco de distancia no se pueden poner adecuadamente en palabras.

James Joyce tuvo que abandonar Irlanda e instalarse en Trieste antes de escribir sobre su país. Su compatriota Samuel Beckett encontró que era necesario escribir en otro idioma por completo. A Pascale Petit le ha resultado útil viajar a la Amazonia de Perú para encontrar el idioma que necesitaba.

El resultado es una colección de poemas sobre ser herido y perdido, en peligro por las emociones que amenazan con engullir y destruir la psique de uno. Pero también son poemas sobre el descubrimiento y aprender a amar, sobre lo que es bello y desgarrador.
Tres líneas en el poema final de la colección, “El Jaguar”, encierran elementos irreconciliables: cuando jóvenes, experimentamos la vida como algo completamente nuevo; con el tiempo, podemos concluir que no es algo que deseamos repetir:

Me agaché en mi bote…

Nadie había estado aquí antes,

Yo no vendría de nuevo.

El portal de internet de la editorial del libro, Bloodaxe, tiene una lectura de Pascale Petit de uno de sus poemas, “My Wolverine”. En un programa de radio de la BBC, el lector también puede escuchar a Pascale Petit hablar sobre el poder metafórico del bosque y leer otro de sus densos poemas.
“Mama Amazónica” de Pascale Petit, es una publicación de Bloodaxe Books

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marín) – Fotos: Pixabay

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*