Cinema, Cultura, Globo, Mundo

Roberto Minervini: ¿Qué harás cuando el mundo esté en llamas?

Incitado por los asesinatos de gente negra a manos de la policía en 2016, decide hacer una película sobre la población afroamericana. Se adentrar lentamente en su vida en Nueva Orleans y se acerca formalmente a los Panteras Negras y construye una imagen. Como cineasta, se denomina a sí mismo un ‘ciudadano políticamente implicado’.


Graham Douglas


El anterior largometraje de Roberto Minervini, “Lousiana-The other side” (2015) fue mostrado en la sección Un Certain Regard del Festival de Cine de Cannes aquel año y fue nominado para un premio. Como documental muy crudo, ha sido elogiado por el respeto que muestra a  sus personajes, en un mundo que se encuentra muy lejos de la corriente principal.

En la primera parte, se sigue la vida de una pareja, ambos consumidores de heroína, mientras uno de ellos está en libertad condicional para cuidar de su madre anciana, y entonces esto cambia a un estudio de las milicias antigubernamentales en el mismo estado: personas que no carecen de dinero y que tienen trabajos ‘corrientes’.

En su nuevo largometraje, “What you gonna do when the world’s on fire?”, propiciado por la avalancha de asesinatos policiales de hombres de raza negra desarmados en EE.UU. en 2016, él pasa meses conociendo a una comunidad afroamericana en Nueva Orleans, un mundo lejos del área turística del Barrio Francés, pero donde ahora se siente la presión de la gentrificación.

Después de alcanzar un punto crítico de convicción, él se compromete a rodar una película mostrando a una de las personas con la que ha empleado muchas horas conversando. Judy lleva un bar donde también canta una vez por semana, y también es la Reina de los Indios de Mardi Gras: una potente personalidad comprometida de lleno con su comunidad marginada. El desfile es afroamericano, pero son los Indios quienes a menudo dan cobijo a los esclavos que escapan, por los cuales son respetados.

El título de la película es una pregunta, pero, ¿a quién? Existen numerosas respuestas, vea la película y recuerde el libro de James Baldwin, ‘The fire next time’.

Minervini es italiano de nacimiento pero ha vivido en EE.UU. el tiempo suficiente para preocuparse por lo que ocurrirá allí con los niños y con su comunidad. Él vive en Houston, Texas, muy diferente de Lousiana.
Hablé con él después de ver su nueva película en el Festival Visions du Reel en Nyon, Suiza.

Roberto Minervini

Su anterior largometraje tiene lugar también en esta parte de EE.UU. ¿Existe alguna conexión?

Todas mis películas anteriores están conectadas a través de familias o zonas, esta es la primera que no lo está. Pero sirve como equivalente a la anterior, ya que entonces estaba trabajando con una milicia antigubernamental, y por el surgimiento de movimientos reaccionarios durante la administración de Obama. Fue una nueva oleada de extrema derecha la que sacudió EE.UU. como un tsunami, y fue anterior a Trump. Por lo tanto, me di cuenta entonces de que era momento de indagar en algo que no había hecho anteriormente, que era la América afroamericana en el tiempo de Trump.

Houston es culturalmente muy diferente a Louisiana.

Sí, Texas es bastante rica y Louisiana siempre se encuentra entre los primeros 5 estados más pobres, y Mississippi, donde también he trabajado está entre los 2 primeros. Además, Louisiana es 60% de color, y Jackson 80%, por lo tanto la comunidad afroamericana está mucho más presente en los estados pobres.

Es impactante la flagrante impunidad de la policía por aquellos crímenes, ¿es por ello que realizó la película?

Para las personas que han estado observando lo que ocurre en EE.UU., no lo es. Sin embargo, en 2016 hubo dos semanas caldeadas en el Sur. El 5 de julio Alton Sterling fue asesinado por la policía, el 7 Philando Castille fue asesinado y nueve días más tarde por primera vez alguien tomó represalias. Un joven de color en Dallas asesinó a dos policías, y afirmó que estaba orgulloso. De este modo, emerge el miedo al hombre de color, a la población afroamericana. Y pienso que eso allanó el camino para que Trump fuera elegido, aunque no se hable mucho de esto.

¿Se considera usted un cineasta político?

Soy un ciudadano políticamente implicado, siempre lo he sido tanto como italiano como estadounidense. Y tanto ideológicamente,  como también porque me preocupo por cómo mi comunidad funciona y por la política local. Y esto afecta a mi rodaje.

Judy es el personaje que salta fuera de la pantalla en esta película, ¿cómo conoció a este grupo de personas

Al principio no tenía una idea clara, sólo quería hacer una película sobre América Negra. Por lo tanto, comencé a indagar más profundo en Treme, los distritos 7 y 9 de Nueva Orleans, lejos de las zonas turísticas. Conocí a Judy, frecuentando su bar los miércoles cuando ella actuaba, y ella me ayudó a conocer a otras personas. Y continuó aquel proceso de indagar a las personas y llegamos a conocernos muy bien, y así finalmente ocurrió y afirmé: “quiero trabajar con ustedes y sobre ustedes en este proyecto, en esta película que ha estado conmigo todos estos meses”.

Todos en la película, aparte de las Panteras Negras están relacionados con Judy, o pertenecen a la misma comunidad. El tío de los niños vivió encima del bar, por lo que ellos vendrían de visita. Y Judy, es una Reina de la tradición de los Indios del Mardi Gras, ella pertenece a esa tradición. Sí pues, todas las historias se entrelazan.

Sin embargo, ¿una parte fue filmada en Jackson, Mississippi?

Los Panteras vinieron de varios lugares de la parte Sur, Texas, Mississippi, norte de Louisiana. Los conocí oficialmente por correo electrónico y Cristal quien aparece en la película, notó que estaba excepcionalmente apasionado e informado sobre las cuestiones y teniendo una visión más amplia sin haber nacido en los EE.UU. Tuvimos una larga serie de discusiones porque llegan muchas solicitudes y ellos no quieren trabajar con personas con una actitud condescendiente.

Ellos fueron importantes en los años 70, pero ¿son una verdadera fuerza política hoy en día?

Fueron presionados por el gobierno, así que se separaron porque Bobby Seale quería entrar en política para convertirse en Alcalde de Oakland, California, por lo que dejó de asociarse con los Panteras Negras para cambiar su imagen. Entonces, pasaron a estar en la Lista de Vigilancia de Terroristas a nivel nacional y Hoover los denominó Enemigo Público Número 1, lo que limitó su capacidad para desplazarse.

Estuvieron inactivos durante mucho tiempo hasta que se convirtieron en el Nuevo Panteras Negras para la Autodefensa. Seale afirmó que los Panteras estaban muertos, ¡pero los miembros dijeron que el partido pertenece a ellos no a él!

Hoy en día, ellos tienen muy poca representación política, son un organismo de alcance comunitario local. Me sorprendió mucho su amor por la comunidad, ellos tienen la Cruz Negra, como la Cruz Roja. Ellos son muy activos cuando golpean las calamidades y están de ante mano abasteciéndose de alimentos y preparando barcos de rescate para el huracán.

Pero ellos protestan también contra la injusticia y lo hacen con un tono muy activista.

Pude notar también un sentido de resignación en la película, que las cosas sólo continúan mal y que hacemos lo que podemos.

Hay fuerzas poderosas alineadas contra ellos. No hay matiz de resignación entre ellos, están comprometidos y preparados para morir por la causa si fuera necesario, pero también son realistas. Ellos están siempre condenados al ostracismo, siempre bajo presión. Puede verse en la película que cuando ellos quieren acceder a un edificio público para presentar una demanda y volver a abrir el caso de Alton Sterling, son detenidos ilegalmente fuera de él. Ellos van desarmados y la policía golpea primero.

Qué ocurre con las siete personas detenidas?

Ellos son liberados al día siguiente, en espera de juicio. Lo que ocurre normalmente es que ellos son detenidos mientras puedan mantenerlos y a continuación se retiran los cargos. Se trata de una disuasión por hostigamiento: ellos están siendo detenidos y liberados constantemente.

Hay otra escena en la que se les llama a la puerta por la noche, y uno de ellos está sujetando un rifle, ¿es un área dónde se puede llevar un arma de fuego en público?

Depende de la ciudad y del estado, pero es una situación difícil para atestiguar, porque si la policía viniera, ellos probablemente abrirían fuego – incluso si se tratara de asesinato, ya que es legal llevar armas públicamente. Esto le ocurrió a Philando Castille, él les dijo que tenía un arma y estaba tratando de encontrarla cuando lo acribillaron hasta la muerte en el coche con su novia al lado- esto nunca le habría ocurrido a un joven blanco.

(Traducción de Lidia Pintos Medina)(Imágenes: Roberto Minervini)

 

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*