Cinema, Cultura, Globo, Reino Unido

Roberto Minervini (2): Estar al servicio significa tomar acción

No quiero que mis películas se conviertan en herramientas de limpieza de conciencia. La revelación no es suficiente, las personas tienen que hablar por sí mismas. En EE.UU., los Demócratas marginan a sus propios seguidores: los hombres blancos de edad más avanzada son el obstáculo para el cambio en ambas partes.

Foto: Pixabay

 
Graham Douglas

 

En Visions du Reel, el cineasta italiano continúa hablando sobre la situación política en EE.UU. Él se siente agotado a causa del incesante bombardeo de nihilismo en las redes sociales, pero ve algunos signos de esperanza en los nuevos congresistas y en el movimiento por la ley sobre el control de armas. Al tener familia en los EE.UU, le preocupa transmitir un legado a los jóvenes a través de sus películas.

Y la clave para hacerlo es alcanzar mayor audiencia más allá de los festivales y especialmente, alrededor de EE.UU., que es el lugar más difícil para llegar a los cines normales.

Afirma que hablar en nombre de otros es condescendientes, y está organizando un debate no moderado con los Panteras Negras.

Además de esta cansado, él también siente una necesidad de reconsiderar su trabajo en general. Las películas son vistas por los espectadores, pero, ¿es lo bastante bueno cuando se necesita activismo político? Los vínculos emocionales que él guarda con las personas de sus películas parecen exigir acción, pero una vez que se estrena la película, esta tiene su una segunda vida propia. Roberto Minervini habla para The Prisma.

Photo by Michael Vadon – Donald Trump at Aston, PA September 13th – bit.ly2FNVLW2

¿Qué opina sobre la América de Trump ahora? ¿Planea realizar más películas?

El constante bombardeo de negatividad y nihilismo está absorbiendo la vida de las personas, siento que no tengo más energía para continuar. Es extremadamente difícil cuando estás siendo golpeado con mentiras todos los días, y lo están haciendo de manera muy eficaz a través de las redes sociales.

Fragmentos de información por parte de Trump, sin una sola característica positiva. Continuaré, pero ahora necesito recargar mis baterías.

Y viviendo en el sur, mi coche fue destrozado por tener una pegatina de No es mi Presidente. Esto me recuerda a la Italia de la década de los 70: los Años de Plomo (Anni di piombo). Las personas de color y anti-Trump tienen que guardar silencio para evitarlo.

Incluso cuando hay nuevas fuerzas emergiendo, por ejemplo, Alexandria Ocasio-Cortez, parece que los Demócratas se resisten a ellas.

Completamente, sus propios miembros elegidos los están marginando, a ella y a Ilhan Omar, según afirmó Obama recientemente. Parece como si el cáncer se extendiera dentro del partido. Y esta es una de las razones por las que Trump ganó, porque tenía una posición de centro-derecha muy clara y nunca cambió, mientras que Hillary cambiaba de posición. Esto ocurrió en muchos países: la Izquierda ha luchado por mantenerse buscando el término medio a expensas de sus propios partidarios.

Foto: Pixabay

Hubo prejuicios contra Clinton como mujer, pero ninguno de los que representaba el sistema podría haber golpeado a Trump. Y no estaban dispuestos a apoyar a Bernie Sanders.

¿Ve algún signo positivo de cambio en EE.UU?

Hay un cambio generacional, se vio con la reacción después de los tiroteos en el instituto de Florida: el movimiento por la ley sobre el control de armas entre los jóvenes, la elección de AOC y de jóvenes musulmanas y otras mujeres en el Congreso.

Los hombres blancos de edad más avanzada en el partido son el obstáculo para el cambio en ambos partidos. Y uno de mis roles como cineasta es estar al servicio, pasar el relevo a la generación joven, crear un legado para ellos, lo que significa ser político.

A pesar de afirmar el sentirse agotado, ¿cómo ve su desarrollo cinematográfico en el contexto político actual?

Continuaré como observador desde dentro, porque soy un informador. A veces me pregunto si debería usar un enfoque más ficticio: se ha abierto una ventana en este momento y mi trabajo está siendo visto en festivales y cines, pero no en EE.UU. Y esto es un problema, porque es ahí donde la dialéctica tiene que ocurrir. Por lo tanto, ¿qué lenguaje necesito utilizar para que eso ocurra, para ser escuchado? Es fácil callarme, y aún no sé cómo seguir adelante.

Photo: Pixabay

La mayoría de las películas de los festivales no llegan a un público más amplio.

Este no es mi objetivo, ¡es como predicar al coro! Pero quiero llegar a las personas que nunca pensarían en estos temas sin ser empujados a ello. Es complicado, pero mis películas están llegando a los cines normales en muchos países.

Estamos intentando preparar una mesa redonda con los Panteras Negras, pero sin moderadores, porque es hora de hablar para no ser condescendientes. La exposición no es suficiente, es como dar voz a la gente, pero no hablar en su nombre.

¿Se siente usted italiano, americano, o ambos?

Ambos, por supuesto, soy italiano, pero el inglés es mi segunda lengua. Me preocupo por América, mis hijos nacieron allí.

El italiano se acerca al latino, ¿Qué piensa acerca de la migración desde México y Centroamérica?

He vivido y estudiado en España durante muchos años, así que en realidad el inglés es mi tercera lengua. Aunque la cuestión del Muro es trágica, no es un problema, es un truco para su reelección, declarando un estado de emergencia de la nada. Él necesita construir un muro para cumplir con una promesa de campaña, así es como se ha llegado a convertir la política corrupta en América.

Foto: Pixabay

Obama trajo un sentido de decencia y  bipartidismo, pero la decencia ha desaparecido. Aunque por lo menos todo el mundo lo puede ver, y la historia es cíclica, por lo que las cosas cambiarán.

Separando familias y poniendo a los niños en jaulas: es como si a Estados Unidos ya no le importara su imagen.

Sin duda, no a Trump. Pero cuando presento mis películas me pregunto qué pensarán los europeos cuando vean esto y miren a su propia crisis migratoria. Aunque si ellos afirmaran que no es tan malo, esto sería una minimización y el inicio de un tsunami.

Si cuentas los 30.000 cuerpos en el fondo del Mediterráneo, Europa tendría una peor situación.

Exactamente, pero las comparaciones son condescendientes. Se habla en nombre de las personas. No sé por qué no veo a una persona de Siria diciendo: “Lo estamos haciendo mejor que una persona de México en América”, esto es absurdo y es por lo que el diálogo entre los hombres blancos puede llegar tan lejos, por lo que estamos haciendo pruebas diferentes, en los vecindarios de gente de color, de lo contrario el rango de acción es demasiado limitado.

Lo que me preocupa de mis películas es que no quiero que se conviertan en herramientas de limpieza de conciencia, porque crear conciencia significa actuar y prestar servicio.

A veces me preocupa que el medio cinematográfico sea intrínsecamente limitado porque el público es espectador. El cine inculca emociones y reacciones personales que no se traducen en la acción.

No sé si está sembrando las semillas del cambio. Mis películas provienen de cosas que he presenciado, todavía guardo una relación con las personas de estas películas, por lo que deberían ser factores desencadenantes para una participación activa: el cine debe ser político, pero también activista, el activismo es muy importante.

(Traducción de Lidia Pintos Medina)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*