Economía, Globo, Mundo

Brexit, patriotismo y el “modelo Singapur”

¿Qué control se necesita recuperar y cómo pueden los muchos beneficiarse de los pocos? El poder de la riqueza alimenta la desigualdad. El Brexit protegerá aquellos con dinero en paraísos fiscales y evasores de impuestos y los servicios sociales sufrirán más. Pero los políticos de izquierda carecen de valor para hablar. 

 

Foto: PxHere

Graham Douglas

 

Para la mayoría de la gente, patriotismo significa preocuparse y hacer lo que pueda ser mejor para la gente de su país, mientras que soberanía significa mantener, o recuperar, el control sobre las instituciones que existen para ese propósito.

En el contexto del Brexit, la primera pregunta a realizar es: ¿quién se beneficia de la supuesta recuperación del control que sus defensores nunca dejan de pedir?

El término Singapore-on-Thames fue mucho más hablado por Theresa May en 2017, como una forma de decir que Gran Bretaña puede convertirse en un jugador global exitoso surgiendo de las cenizas del Brexit. El voto por el Brexit ha sido a menudo mencionado como una protesta de los del norte frente a ser ignorados por el gobierno que está muy ocupado con los intereses de Londres.

A pesar de que hubieron fuertes sentimientos pro-Brexit en áreas del norte, los números actuales -un referéndum no reconoce electores- fueron en la afluente zona sur, afuera de Londres, especialmente en dueños de casa y personas con buenas jubilaciones: Zoe Williams los describe como aquellos con riqueza, y este es un término que identifica uno de los grandes problemas detrás del Brexit.

Foto: Pixabay

La riqueza -que ya es gravada en algunos países de la UE- es lo que se tiene, no lo que se gana, por lo que aquellos que tienen una gran cantidad de riqueza están prácticamente exentos del difícil mercado laboral y los contratos de cero horas.

Pero el contraste afecta a la industria también. Una compañía manufacturera preferirá, obviamente, países con bajas tasas de impuestos corporativos, tal como Gran Bretaña, donde la tasa fue reducida en 2010 a 28% y está planeado que caiga 17% para 2021, e Irlanda, donde es solamente del 12.5%.

El Reino Unido se ha beneficiado atrayendo empresas como Fiat para que se asienten aquí, pero el Institute for Fiscal Studies (Instituto para Estudios Fiscales) estima que la pérdida de tasas es cercana a los £20 billones anuales.

Pero mientras la manufactura capitalista emplea gente y paga tasas sobre sus ingresos, los servicios financieros en paraísos fiscales raramente procesan su riqueza, emplean pocas personas, y pagan tasas muy bajas sobre las enormes ganancias que tienen. La tendencia hacia una sociedad sin trabajo impulsará una crisis global.

Josh Hamilton señala que a pesar de que recapturar la soberanía o el control es una idea poderosa, existe otra falta de control que ha recibido menos atención en los principales medios de comunicación -la evasión de impuestos y la telaraña británica en paraísos fiscales. En 2015, la UE anunció planes para combatir la “evasión de impuestos en escala industrial por parte de las multinacionales más grandes del mundo”.

Hay una clara ruptura política sobre este problema entre los miembros del Parlamento Europeo porque los Conservadores, DUP y UKIP votaron en contra de los planes de la UE en 2015, mientras que el Partido Trabajador, LibDem, Plaid Cymru y Greens votaron a favor. Y desde entonces se ha descubierto que Cameron escribió al Presidente del Consejo Europeo en 2013, argumentando en contra de la publicación de los nombres de los propietarios finales de los fideicomisos extraterritoriales.

Más tarde se acordó que tendrían que informar su propiedad a las autoridades fiscales del Reino Unido, pero no a un registro público. Esto fue a pesar del deseo declarado de Cameron de tomar medidas enérgicas contra la evasión de impuestos por parte de las empresas. Entonces, ¿por qué la diferencia?

Foto: Pixabay

¿Competencia fiscal?

La imagen se está acumulando – ¿qué podría explicar la prisa de la pandilla Brexit para sacarnos de la UE cuando siempre pensamos que los conservadores eran el partido de los negocios? Para responder a esto, debemos tener en cuenta la historia del Reino Unido y los enormes cambios en los servicios financieros que se han producido desde la desregulación del mercado de valores de Londres en 1986, especialmente en relación con los paraísos fiscales extraterritoriales.

Todo esto está expuesto en su corrompida gloria en el libro de Nicholas Shaxson “La isla del tesoro” (2012), del cual voy a citar algunos ejemplos.

Las islas son a veces mencionadas, especialmente las Islas Caimán, y mucho más cerca de casa: Jersey, donde John Christensen tenía experiencia interna. Podemos enumerar cuatro ventajas que ofrece una isla: la primera es que está aislada de un país continental que generalmente tiene un gran interés en sus relaciones, lo que les permite decir “nada que ver con nosotros” y mantener su imagen de respetabilidad. La historia colonial de Gran Bretaña ha jugado un papel importante en la creación de estas relaciones, siendo las Islas Vírgenes Británicas, Hong Kong y Gibraltar más ejemplos.

En segundo lugar, las islas a menudo tienen pocos recursos naturales y están muy dispuestas a buscar formas de atraer negocios que requieran poca infraestructura.

A raíz de su lejanía y poblaciones pequeñas, sus gobiernos locales a menudo son dirigidos por un pequeño grupito sin un alto nivel de educación o consciencia financiera. En consecuencia, están dispuestos a proporcionar leyes disponibles para satisfacer los deseos de los intereses financieros, y dado que todos conocen a todos, es casi imposible que un denunciante pueda actuar antes de ser identificado y deportado.

Photo: Pixabay

Shaxson ofrece la imagen de la Ciudad de Londres sentada en el centro de una “telaraña” de redes nebulosas, lista para recibir el dinero que se invierte a través de estos paraísos fiscales.

Las sumas involucradas son tan grandes que tiene sentido hablar de países compitiendo sobre la base de las tasas que cobran, en lugar del valor de lo que producen: una carrera a fondo.

Hay que decir que gran parte de este movimiento de dinero en efectivo es perfectamente legal: por eso la UE quiere restringirlo, y por qué el secreto es un tema tan importante.

Y el secreto también ha sido una característica de las campañas del Brexit: el secreto sobre quién pagó los anuncios en las redes sociales en ambos lados, pero especialmente a los que abandonaron, quienes fueron criticados por la Charity Commission (Comisión de Caridad) que investiga el sesgo político del Institute of Economic Affairs (Instituto de Asuntos Económicos). Esta historia continúa y muestra que la ley necesita actualizarse para la era de Internet.

Muchos de los brexiters tienen inversiones en el extranjero y Arron Banks donó £ 7,5 millones a la campaña Leave.EU de Nigel Farage, pero no ha dejado claro de dónde provino este dinero. Algunos de estos personajes fueron mencionados en las filtraciones que se conocieron como los Papeles del Paraíso.

Photo: Pixabay

Jacob Rees-Mogg también tiene inversiones en el extranjero en una compleja red de compañías, incluido su propio Somerset Capital Management LLP. Veremos el significado de LLP (SRL), o Sociedades de Responsabilidad Limitada, en otro artículo.

Y en cuanto a Singapore-on-Thames , Martin Wolf señaló que las tasas de inversión son mucho más altas en Singapur que en el Reino Unido, por lo que el éxito económico se consolida y las infraestructuras de educación y transporte son de muy alta calidad. Singapur también participa activamente en la asociación regional de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático), mientras que nuestros brexiters están ocupados tratando de sacar al Reino Unido de la única agrupación regional que nos ha brindado el mejor conjunto de condiciones económicas que pudimos tener, además de la estabilidad para mantener nuestro atractivo hacia compañías globales.

Y si el Reino Unido se retira de los planes de la UE para fortalecer sus controles contra la deslocalización, no hay “ninguna información sobre el poder que tendrían sobre otros miembros de la UE”. Podemos imaginar que incluso si finalmente no nos vamos, el Partido Brexit continuará funcionando como un caballo de Troya dentro del Parlamento Europeo, con la esperanza de sabotear todos los intentos de poner este problema bajo control.

Entonces, cuando pensamos en el patriotismo y en recuperar el control, es también preguntarse: “¿quién controla qué recursos, y cómo pueden beneficiar a los muchos y no a los pocos?”. Tomé prestado el eslogan del partido Laborista, pero no hemos escuchado mucho de ellos sobre estos temas que son tan importantes para la elección del Brexit.

Corbyn y la mayoría de los políticos del RU dieron un sólido apoyo a los periódicos cuando una compañía demandó a quienes habian denunciado los Papeles del Paraíso, para conocer sus fuentes. Pero no dijo que el RU tiene muchas más posibilidades de recuperar el control de las finanzas de los paraísos fiscales siendo parte de la UE, que por sí solo.

NOTA: Este artículo es el primero de una serie sobre los paraísos fiscales. Importantes conversaciones sobre este tema pueden encontrarse en www.taxjustice.net.

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*