Cultura, En escena, En Foco, Opinión

Corfú, escenario real de los Durrell

La recién concluida cuarta temporada de la exitosa serie británica Los Durrell catapultó una vez más a la isla griega, cuyo centro histórico fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 2007.

 

Foto: Pixabay

Yanet Llanes Alemán

 

La representación televisa de la idílica vida isleña del escritor y naturalista Gerald Durrell hizo de Corfú un destino de vacaciones aún más popular e impactó en su mercado inmobiliario en los últimos años.

Agentes afirmaron al diario Financial Times que los precios de las villas aumentaron hasta un 20 por ciento y hablaron de una ‘primavera turística’ con nuevos récords de visitantes extranjeros- más de 33 millones frente a los 26 millones registrados en 2015 en el país.

La llamada industria sin humo, que aporta el ocho por ciento del Producto Interno Bruto de Grecia, es uno de los principales motores de la economía en la nación europea, que emerge de una crisis financiera, tras superar su tercer y último rescate internacional en agosto último.

Los compradores siguen los pasos de la familia Durrell: una viuda con cuatro hijos que empiezan de cero en un caserón abandonado a orillas del mar Jónico, gancho indiscutible del audiovisual, basado en la autobiográfica Trilogía de Corfú, del mencionado escritor británico. ‘El sabor de la vida de pueblo rodeado por los lugareños’ atrajo a Saskia Bosch y Mark Hendriksen, una pareja anglo-holandesa que restauró tres residencias en ruinas para convertirlas en casas de huéspedes, según refirieron al citado diario.

Otra pareja construyó una propiedad al estilo de las antiguas mansiones en Corfú, la segunda mayor de las islas jónicas.

En la serie, las observaciones del escritor Gerald Durrell como naturalista precoz conviven con las descripciones de la vida de su familia y el choque cultural que supuso huir de la Inglaterra de entreguerras (1935-1939) y refugiarse en el Mediterráneo.

Louisa (Keeley Hawes, también protagonista de la serie Bodyguard) tuvo que adormecer sus penas, armar las maletas y despedirse de su tierra para resistir la crisis económica en la que cayó tras la muerte de su marido.

Fhoto: Pixabay

Así se instaló en Corfú, junto a Gerry (el menor del clan, fanático de los animales, interpretado por Milo Parker), Larry (el mayor, escritor y soñador, a cargo de Josh O’Connor), Leslie (un rebelde carismático, compuesto por Callum Woodhouse) y Margo, la adolescente que tiende a caer seguido en las redes del amor (Daisy Waterstone).

Estrenado en 2016 en la cadena televisiva ITV, el drama-comedia consiguió gran repercusión en Reino Unido, con cuatro nominaciones a los premios Bafta y una audiencia por encima de 6,9 millones de seguidores.

La antigua Corfú

La isla está relacionada con la historia del país desde el principio de la mitología griega. Situada frente a las costas de Albania y Grecia, la ciudad vieja de Corfú ocupa una posición estratégica a la entrada del mar Adriático.

Foto: Pixabay

Posee vestigios arqueológicos que datan del siglo VIII antes de nuestra era.

También cuenta con tres fortificaciones diseñadas por ingenieros venecianos, que durante cuatro siglos sirvieron para defender los intereses del comercio marítimo de la República de Venecia contra el Imperio Otomano.

Los edificios de la ciudad son en su mayoría de estilo neoclásico. Algunos datan de la dominación veneciana y otros de épocas más tardías.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la integridad y autenticidad de la vieja Corfú hacen de ella un ejemplo excepcional de ciudad portuaria fortificada de valor universal. (PL)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*