Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Conmemorando la diversidad de género

El catálogo de “Kiss my genders”, una exposición en la Hayward Gallery de Londres, hace justicia fabulosa a la variedad de artistas cuyo trabajo se exhibirá allí hasta el 8 de septiembre.

 

Amrou Al-Kadhi. Glamrou Glamrou, 2017

Sean Sheehan

 

Los artistas estudian la personalidad fuera de los límites tradicionales del género, conmemorando estados de subjetividad no binarios que invierten en categorías tradicionales con variedad y movilidad.

El catálogo, que evita la introducción por parte del curador, opta acertadamente a favor del intercambio de opiniones entre algunos de los artistas.

Evocando el espíritu desafiante y juguetón que llevó a The Pogues a llamar a uno de sus álbumes Pogue Mahone- por la expresión irlandesa póg mo thóin (bésame el culo)-los conservadores se calientan con el título de la exposición.

Esto brinda un sentido sano de malicia a lo que se presenta con demasiada frecuencia con una seriedad estudiada:

“Está la cuestión de asimilar relatos homosexuales en términos que pueden ser entendidos en un contexto social e institucional establecido, y ahí es donde muchas cosas salen mal. No deberíamos buscar aceptación, o ser aceptados dentro de un subtrabajo institucional. Deberíamos buscar el ser homenajeados y dejar espacio”.

Estas son las palabras de Victoria Sim, nacida en Canadá, pero con residencia en Londres, cuya instalación multimedia utiliza texto, sincronización de voz, arrastre, música e interpretación para exponer de manera provocadora la energía transformadora inherente a la naturaleza del deseo.

Catherine Opie. Mike and Sky (1993)

Otra artista, Catherine Opie, plantea preguntas utilizando una forma de retratos bastante tradicional para mostrar “una sociedad tergiversada de una manera afectuosa y digna”.

Opie parece estar preguntando ¿por qué asumimos que las personas gays no quieren posar para una fotografía de estudio como lo hace cualquier otra pareja de enamorados?

Kent Monkman, mezcla sus creencias y su identidad homosexual, y también da un vuelco a la estética tradicional.

La forma en cuestión es la pintura histórica europea; y su versión presenta a la señorita Chief Eagle Testickle llevando tacones de aguja. En su pintura sobre la caza del ciervo, basada en un grabado flamenco del siglo XVI, la señorita Chief avanza sobre un grupo de ciervos disfrazada debajo de unas pieles. El catálogo señala cómo la pintura utiliza “estrategias de enmascaramiento e interpretación para alterar las ideas establecidas de género”.

La exposición Kiss My Genders es uno de los espectáculos más emocionantes de Londres este verano y las tres imágenes mostradas aquí son una pequeña parte de la explosión carnavalesca de arte homosexual.

El catálogo agrega otra capa más al incluir un conjunto de ensayos reflexivos. En uno de ellos, Amrou Al Kadhi reflexiona sobre la experiencia de ruptura cuando comenzó a vestirse de mujer  a los 19 años. Nacido en Londres en 1990, pero criado en Medio Oriente, el deseo de llevar ropa y maquillaje de mujer fue alentador y doloroso.

Kent Monkman

Ahora, él estudia la ruptura de las identidades culturales en colaboración con la fotógrafa Holly Falconer- “usando la triple exposición en la película para transmitir la experiencia esquizofrénica de estar vestido de mujer como una persona de herencia musulmana”.

Otro colaborador, Manuel Segade, nos recuerda que, debido a que “la historia es somática”, una postura corporal puede suponer un gesto radical. En otras palabras: kiss my genders.

“Kiss my genders” es una publicación de Hayward Gallery Publishing.

(Traducción de Lidia Pintos Medina) – (Imágenes suministradas por Hayward Gallery

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*