Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

Tres novelas que vale la pena leer

A veces necesitamos  una novela con la que se pueda interactuar pero no a costa de vaciar el alma con otro recorderis distópico. Es una tarea difícil, pero estas tres novelas nos llevarán más allá de la mitad.

 

Sean Sheehan

 

Joe Country es la sexta edicion de la serie Slough House de Nick Herron y es la mejor hasta ahora. Comienza con un granero en llamas y una lechuza que se escapa con sus alas chamuscadas: “Por un momento, recortada contra el cielo negro, era un ángel moribundo, chamuscado por su propia divinidad, y luego era solo una cáscara de hollín, cayendo como un yunque sobre los árboles cercanos”.

Los lectores experimentados de la serie estarán familiarizados con Slough House, una base para miembros de inteligencia británica de tercera categoría que se han equivocado en el pasado y están allí para ser olvidados. Incluyen a Roddy Ho, la “bestia alfa”, cómicamente engañada por su destreza sexual, y sus colegas que no coinciden y que trabajan bajo el abominable pero simpático Jackson Lamb.

El humor subestimado en “Country Joe”  es una delicia, como en el diálogo simulado y serio cuando un asesino a sueldo le dice a Coe, uno de los miembros del equipo de Slough House, que sus ingresos son irregulares. Obtener una hipoteca debe ser difícil, dice Coe y le pregunta si ha pensado en comprar para alquilar. “Soy un mercenario. No soy un pirata”, responde indignado el asesino a sueldo. Él tiene un punto.

Los thrillers de espionaje de Nick Herron brillan con ingenio y estilo. Los agentes de Slough House son fracasados, pero los amamos. Los niveles más altos en la inteligencia británica son poderosos pero despreciablemente amorales. Esta es la vida tal como la conocemos.

Agarrando el corazón del lector, una lógica despiadada impulsa el algoritmo simple detrás de la trama de “The cChain”. Su hijo es secuestrado y la única forma segura de salvar su vida es pagar un rescate y, aquí está la clave, secuestrar al hijo de otra persona y colocar a sus padres en la misma cadena que obligó a otro padre a secuestrar a su hijo.

Llame a la policía o trate de negociar y su hijo morirá, lo que hace del secuestrador a alguien que tendrá a una víctima más complaciente. La cadena no se puede romper.

Los capítulos cortos del libro siguen a una velocidad vertiginosa y se vuelve uno adicto instantáneamente a querer saber qué sucede después.

Psicológicamente, los padres están en un tren fugitivo y el lector no tiene más remedio que empatizar y pasar la página siguiente.

Una novela de un escritor austríaco, “The Capital”, puede parecer una sátira agradable sobre la burocracia de la UE, pero en realidad es un homenaje a lo que el Reino Unido le dará la espalda si Brexit tiene éxito.

La trama, que incluye un asesinato sin resolver, gira en torno a los planes en Bruselas para celebrar el 50 aniversario de la fundación de la Comisión Europea.

Es una lectura divertida a un nivel puramente cómico: los brexiters podrían encontrar consuelo en las parodias de los políticos impulsados ​​por los profesionales en Bruselas, pero sus personajes multinacionales emergen como mucho más importantes para aquello que los une.

“Country Joe”, de Nick Herron, es publicado por John Murray

“The cChain”, de Adrian McKinty, es publicado por Orion

“The Capital”, de Robert Menase, es publicado por Maclehose Press

(Traducido por Mónica del Pilar Uribe Marín)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*