Cultura, En Foco, Opinión, Reseña libros

La arquitectura anónima de los muros de piedra

Al principio había piedra, el material más antiguo de la tierra. La aparición de la cultura humana es inseparable del uso de la piedra para hacer implementos y esta etapa inaugural de nuestra historia probablemente proporciona un vínculo material con las especies pre humanas.

 

Puntid Bridge, Foroglio, Ticino. Photo by Michael Rast

Sean Sheehan

 

La construcción de un muro de piedra seca no requiere ningún implemento, por lo que tal vez esta habilidad represente el momento más temprano en la historia de la humanidad.

Sorprendentemente, el conjunto de habilidades necesarias para construir un muro de piedra seca, uno sin cemento o mortero, no ha cambiado desde que, hace más de 7.000 años, los humanos comenzaron a cultivar plantas, domesticar animales y construir viviendas permanentes. Utilizaron herramientas de piedra para la agricultura y se construyeron muros de piedra para contener los animales, crear campos y erigir lugares de refugio de los elementos.

Céide Fields en Irlanda es el sitio de todo un sistema de campo hecho de muros de piedra seca y preservado por la turba durante milenios. Con una fecha firme alrededor de 3500 A.C., es el primer ejemplo excavado de su tipo en el mundo.

Dry Stone Walls es el testimonio de la cultura que creó Céide Field. Los paisajes de paredes de piedra seca de Suiza son su preocupación particular, pero cubre los aspectos más amplios de su tema y atrae el interés del lector en todo momento.

Sassal Masone. Photo by Michael Rast

Las fotografías en color del libro muestran la rica variedad de diferentes tipos de paredes y se utilizan dibujos lineales para ilustrar aspectos de su construcción.

El texto es compartido por un conjunto de escritores con un interés compartido en el tema pero que proviene de diferentes direcciones: medio ambientales, culturales, científicos fotográficos, arquitectónicos y constructores prácticos que continúan construyendo muros de piedra seca.

Las diferentes variedades, estilos y patrones de mampostería de muros de piedra seca están bien cubiertos y no hay nada que detenga a los lectores, aparte de tener las piedras necesarias, emulando a sus antepasados ​​prehistóricos. Este increíble libro también es un manual de bricolaje, que hasta posee consejos detallados sobre cómo levantar y mover piedras.

La arquitectura es vernácula y elemental en su forma – “un muro y un muro / Inclinándose juntos”, como lo expresa el poeta Norman Nicholson, y quienes construyeron los muros son y serán anónimos.

Estos son factores que han contribuido a un descuido sostenido de su importancia por parte de los académicos y el público en general. La historia tiende a celebrar eventos en términos de individuos, pero los muros de piedra seca son un arte colectivo.

Susten-Pass. Photo by Michael Rast

En palabras del arquitecto del siglo XX, Pietro Belluschi, “no es producto de unos pocos intelectuales o especialistas, sino que surge de la actividad espontánea y duradera de un pueblo entero con herencia colectiva que actúa bajo la influencia de una experiencia común”.

Dry Stone Walls reúne en un hermoso libro una serie de artículos y fotografías que cambiarán su percepción de los muros de piedra si acasa pasa en una caminata por el campo o queda vislumbrado brevemente a través de la ventana de un vehículo a toda velocidad.

“Dry stone walls: fundamentals, construction, significance” (Muros de piedra seca: fundamentos, construcción y significancia), por Environmental Action Foundation, es publicado por Scheidegger & Spiess

(Traducido por Florencia Alvarez) – Fotos suministradas por las Editorial

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*