Globo, Latinoamérica, Reino Unido

Politica en El Salvador: divide y reinarás

La instalación de una Comisión Internacional contra la Impunidad en El Salvador (Cicies) constituye hoy el elemento divisor de turno en esta nación centroamericana, célebre por su polarización.

 

 Charly Morales Valido

 

Si bien muchos vieron en la victoria electoral del presidente Nayib Bukele un triunfo sobre los extremos, lo cierto es que los salvadoreños siguen sin ponerse de acuerdo en asuntos impostergables, como la lucha contra la corrupción.

Bukele prometió en su campaña implementar un mecanismo similar al que justo este 3 de septiembre cesa su mandato en Guatemala, luego de 12 polémicos años de elogios y críticas, pero de fortalecimiento institucional.

“Pero El Salvador no es Guatemala, aquí las instituciones sí funcionan, y una Cicies podría prestarse para la persecución política de la oposición”, alertó en reciente diálogo con Prensa Latina el alcalde de San Marcos, Fidel Fuentes.

El coordinador de los burgomaestres del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) alertó, además, sobre la falta de información sobre el proceso que negocia el vicepresidente de la República, Félix Ulloa.

“No conocemos su marco jurídico, su competencia y a quien responderá”, dijo Fuentes, para quien sería mejor fortalecer las entidades existentes, como la Fiscalía General de la República o la Corte de Cuentas.

Se cumplen ya los primeros 100 días del Gobierno de Bukele, quien prometió que antes de esa fecha ya funcionaría la Cicies. Y si bien nadie se opone a combatir la corrupción y la impunidad, diversas voces tanto en el ámbito legislativo como el judicial cuestionan la imposición de una Cicies sin una consulta previa, y dependiente del ejecutivo.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Óscar Pineda, advirtió que todo esfuerzo para combatir la corrupción “debe apoyarse dentro del marco que establece la Constitución”.

De hecho, existe la posibilidad de que algún ciudadano objete la legalidad de la Cicies ante la Sala de lo Constitucional de la CSJ, pues persisten el desconocimiento sobre la manera de operar y el contenido de dicha entidad.

Para el exmagistrado constitucionalista Rodolfo González, la instalación

de la Cicies debe ser firmada por el ejecutivo, ratificada por la Asamblea Legislativa y revisada por el Poder Judicial.

En el Parlamento unicameral, los derechistas partidos Alianza Republicana Nacionalista, Demócrata Cristiano y Concertación Nacional estiman que la Cicies requiere la ratificación del órgano legislativo, y el FMLN reclama más información.

Solo la oficialista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) considera innecesario que la Asamblea Legislativa apruebe el convenio de marras, que será asesorado por la Organización de Estados Americanos.

El numeral séptimo del artículo 131 de la Constitución establece que una de las atribuciones de la Asamblea es ratificar -o denegar- los tratados o pactos que celebre el ejecutivo con otros Estados u organismos internacionales.

Dicha ratificación requiere de mayoría calificada, es decir, 56 de los 84 votos de los diputados, pero GANA -el partido al que se alió Bukele para ganar la presidencia- apenas cuenta con 11 curules.

“Mi percepción es que Bukele juega una estrategia audaz, propone algo que sabe será cuestionado por los demás partidos, para así acusarlos de ser cómplices de lo que, entre comillas, él dice investigar”, advirtió Fuentes.

Tal criterio cobra sentido, en tanto la administración de Bukele apunta ya a las elecciones legislativas y municipales de 2021, en las cuales aspira a ganar, respaldado por un discurso contra quienes define como “los de siempre”. (PL)

(Fotos: Pixabay)

Share it / Compartir:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*